Un exitoso matemático madrileño

Un exitoso matemático madrileño Gonzalo García-Pelayo


 

Gracias a la ayuda de la estadística, Gonzalo García-Pelayo consiguió grandes ganancias con la ruleta

 

El camino de Gonzalo García-Pelayo (nacido en Madrid el 25 de mayo de 1947), un mero entusiasta en un estudio de grabación, para derrotar a los principales casinos no comenzó en el jugar de juego, sino en el ámbito de las matemáticas, su verdadera pasión. Su gran avance llegó en forma de un algoritmo de ruleta magistralmente calculado. La astuta aplicación de las matemáticas por parte de este español le permitió acumular una fortuna significativa, desafiando la esencia misma del juego de casino.

Sin embargo, el éxito de García-Pelayo no pasó desapercibido ni sin desafíos por parte de la industria del casino. Se encontró envuelto en batallas legales con varios casinos, una saga que se extendió durante una década, concluyendo en 2004. Esto plantea la intrigante pregunta: ¿tuvieron éxito los casinos en su persecución legal contra el matemático? ¿Es todavía posible burlar la ruleta en la era actual?

El matemático en el casino: un zorro estratégico entre gallinas desprevenidas

El viaje académico de García-Pelayo lo llevó a obtener un título en matemáticas, pero fue su espíritu de juego innato, no un simple amor por los números, lo que lo atrajo a este campo. Reconoció en las matemáticas la clave para superar a los grandes casinos, un desafío que había soñado con conquistar durante más de dos décadas. Después de sus años universitarios, pasó mucho tiempo como ingeniero de sonido y productor. Al llegar a sus 50 años, García-Pelayo decidió poner en acción sus ambiciones de casino de larga data, eligiendo la ruleta como su campo de batalla.

La ruleta puede parecer una serie de eventos aleatorios, pero García-Pelayo vio más allá de esta fachada. Observó meticulosamente a los crupieres en un importante casino de Madrid, registrando miles de giros y notando discrepancias en la frecuencia esperada de los números. Esta discrepancia captó su atención e inició una investigación más profunda.

La presencia de García-Pelayo en el casino, como un observador regular en lugar de un jugador, eventualmente alarmó a la seguridad del casino. Anticipando esta creciente sospecha, involucró sabiamente a sus hijos en su empresa, haciendo que se turnaran para visitar el casino y recopilar datos. Este esfuerzo familiar, combinado con la tecnología informática temprana, permitió a García-Pelayo analizar e identificar sesgos en la rueda de la ruleta, revelando números ‘afortunados’ y ‘desafortunados’.

Su primera gran victoria fue relativamente pequeña – 600 €- pero solo fue el comienzo. A medida que sus ganancias crecían, también lo hacía el desconcierto del casino. La estrategia de García-Pelayo, aunque no engañosa, llevó a victorias consistentes y, finalmente, a su prohibición en el casino de Madrid después de acumular ganancias sustanciales. Sin inmutarse, planeó llevar su estrategia a otros casinos de Europa y Las Vegas.

Publicado en: 10/01/20242,7 min. de lectura549 palabrasCategorías: Prensa

¡Comparte este artículo!

Deja un comentario

5 × 5 =