10 más 1 Tu coño

Alfonso García vio «Tu coño»:

Sin temor a ser reiterativo, el anticipo de nuevas películas de la serie «10+1«, de Gonzalo García-Pelayo, me reafirma en la idea de que estamos ante el proyecto más atrevido, vigoroso, juvenil y provocativo (por heterodoxo) que ha ofrecido el cine español en décadas.

«TU COÑO» es fácil adivinar que acabe siendo la que vaya a tener más repercusión mediática. Considerar que es un porno con coartada artística, sería no haberse enterado de nada. O no haberse querido enterar. En efecto, hay mucho sexo explícito, la joven pareja protagonista garantiza que la película no tiene absolutamente ninguna posibilidad de ganar el Goya al mejor vestuario, y cualquier inhibición brilla por su ausencia.

Pero «Tu coño» es una comedia sofisticada, sin asideros narrativos, subversiva por asuntos de fondo, que no están relacionados con las secuencias de fornicio, y que conectan a García-Pelayo con el Godard más fresco, el de antes del maoísmo, y, de paso, por la chispa de las situaciones, con un Rohmer despendolado.

Pero, por encima de todo, enseña la innegociable sinceridad con la que este director encara su trabajo, porque todas las cuestiones de fondo, todo el espíritu, toda la anarquía y toda la exultante vitalidad son una prolongación de algo que viene tan de atrás como «Vivir en Sevilla» (1978). No cabe más coherencia. Incluye momentos tan absolutamente originales como la «fertilización», literal, de un guion y procedimientos tan sorprendentes como poner a los actores, a veces en plena acción sexual, a leer sus diálogos, papel en mano, en lugar de tenerlos memorizados.

Una hermosura literaria, por cierto, buena parte de los textos que se escuchan y estupenda la idea de reforzar a la pareja (sin que terceros se metan en la cama) con la visita de diversos «acosadores» que celebran o se duelen por la cópula que están presenciando. Macarena Lewis, que viene del cine «para adultos», muestra, aparte belleza y anatomía, un estupendo instinto de actriz.

Compartir en: