prensa de los últimos años

El arbitraje crypto-fiat, refugio para los mercados ante la situación de crisis actual

Gonzalo García Pelayo en Herrera en COPE

Tal vez, estábamos cansados de vivir tan bien, como comentaba el otro día Gonzalo García Pelayo, impulsor del rock andaluz, que fue equilibrando éxitos con fracasos y anda buscando ahora la fórmula matemática que desestabilice la economía mundial.


‘Arriba Hazaña’: la película de culto que debes ver el 14 de abril Por otra parte, la película adapta una novela (El infierno y la brisa) de José María Vaz de Soto, otro nombre incógnito pero con trastienda. Sin ir más lejos, él escribió el guion de Intercambio de parejas frente al mar (1978) para Gonzalo García Pelayo, uno de los cineastas más majaras de nuestra cinematografía. En cuanto al otro guionista, José Sámano, nos lo encontramos como productor en películas tan dispares como Operación Ogro (la de Gillo Pontecorvo sobre el asesinato de Carrero Blanco) Magical Girl.

De La Pipa a María Jiménez, 70 años de revolución.

En ella se había fijado el gran productor de la época, Gonzalo Garcia-Pelayo, que también la dirigió en cine, y se convirtió en la protagonista de muchas de sus producciones.

En un país que se había acostumbrado a moverse por sus carreteras con soltura, los casetes de María Jiménez se podían encontrar en todas las gasolineras, áreas de servicio y tiendas, y definitivamente había nacido una estrella que seducía al público con una forma de cantar que casi recitaba, con temas como “Háblame en la cama”, toda una revolución.

Con altibajos en su carrera, como cualquier artista, en 2002 lanza el disco “Donde más duele”, donde Gonzalo García-Pelayo vuelve a ser su escudero, y la dirige a la perfección para interpretar canciones de Sabina, superando los 600.000 ejemplares vendidos.

María Jiménez: “Cantar en un escenario es un orgasmo” “No tengo ni idea de lo que represento ni me lo planteo”, asegura este icono que de la mano de Gonzalo García Pelayo, productor de otras figuras revolucionarias de los años 70 y 80 como Triana o Lole y Manuel, sacudió la escena y se convirtió en pionera del empoderamiento femenino. “Honestamente no era consciente de las puertas que estaba abriendo. Cuando ahora me veo en vídeo es cuando pienso que todo eso era muy fuerte. Recuerdo que a (José María) Íñigo una vez la censura le dijo: ‘Esa señora no puede llevar la raja hasta aquí arriba'”, rememora, señalándose la cadera.

Vivir en Gonzalo

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies