Archivo de la etiqueta: Jordi Costa

Trabajo de amor ganado, Jordi Costa

20.05.2016

El mejor comentario crítico de todas mis diez películas en el momento más oportuno (hoy se estrena “Todo es de color” en Madrid y Barcelona en los cines Golem y Meliès). La escribe Jordi Costa nada menos que en el País. Se la envío y dedico a Juani Navarro Filgueras, quien mejor representa el sorprendente término “transubstanciación” que aparece en el texto:

El territorio de la utopía contracultural que encarnó Triana, es revivida y transubstanciada en viva materia cinematográfica por dos tipos que conocieron bien al grupo.
Como sugiere un personaje de esta película libre, desaforada y radical, el barrio de Triana encarna algo así como el Otro Lado de Sevilla: el espacio de lo verdadero, lo espiritual y lo elevado. Y, se podría añadir, también el espacio de lo posible (y lo imposible): el territorio de la utopía contracultural que encarnó la formación roquera homónima que aquí -en esta película que no es documental nostálgico, ni biopic, ni tampoco remembranza de una ausencia, sino festivo ritual de transmisión de una sensibilidad y una manera de estar en el mundo de una generación a otra- es revivida y transubstanciada en viva materia cinematográfica por dos tipos que la conocieron bien (y contribuyeron a forjarla); los hermanos Javier y Gonzalo García Pelayo.
El primero, que en la película explora a fondo su vena corsaria y su inmenso carisma como actor natural, fue su mánager. Gonzalo, que ha pasado de ser el secreto mejor guardado del cine español de la Transición a ejercer de infatigable forajido de la imagen en tiempos de Otro Cine Español, fue su productor.
Aunque empiece con un planto funerario, Todo es de color adopta la forma de una celebración colectiva. El espectacular plano secuencia, rodado con un dron, que parte, a ras de suelo, de la entrada del cementerio para alzar el vuelo y seguir a un grupo de motoristas convencidos de que la libertad no es su destino, sino su camino, bien podría ser uno de los arranques más enérgicos y absorbentes que ha dado el cine español de este año. La posterior interpretación coral de Tu frialdad marca la cumbre expresiva de una película que no deja de tomar decisiones entre lo discutible y lo pintoresco -algunas notas de humor-, pero que resulta irrebatible en su condición de trabajo de amor ganado.

http://es.thefreedictionary.com/transustanciaci%C3%B3n
http://cultura.elpais.com/…/actualid…/1463657711_905114.html
http://cultura.elpais.com/…/actualid…/1430839651_650938.html
http://cultura.elpais.com/…/actualid…/1457539482_087810.html
https://www.facebook.com/permalink.php?story_fbid=1789595784603672&id=1707259156170669&ref=notif&notif_t=like&notif_id=1463726059537931

Gonzalo y Javier

Mujeres heridas, rondan mi cabeza

24.11.2015

Hace cuarenta años de muchas cosas. Entre ellas de mi grabación con Hilario Camacho de esta “Dolores, Dolores”:
https://www.youtube.com/watch?v=Ggn4pKVamC0
Es la exacta descripción de una mujer herida desde el nombre, concepto que ronda ahora en mi cabeza. Creo que fue la primera grabación de Jorge Pardo que hace un gran arreglo de flautas. Destaco también uno de los mejores arreglos de bajo de la música española hecho por Quique Santana.

Mujeres Heridas, Picasso

05.12.2015

En la mitad del montaje de “Todo es de color” empiezo a preparar mi próxima película: MUJERES HERIDAS . Encuentro que este picasso refleja lo que pretendo como lo hacen las letras de las canciones de Fernando Arduan que serán su banda sonora: “Tengo brisada la cara de mirar a Poniente, dicen que allí nace el verde que amansa el temblor, guardo rompientes y barcos hundidos y el rimel corrido de un tiempo feroz”. “Yo también siento el mar en mi vientre cuando llega el jazmín, yo también, se morirme en septiembre, y nacer en abril”. Espero rodar en la próxima primavera y ya ayer empezamos en Jerez la grabación de estas canciones que cantará Selina Del Río.

Mujeres Heridas

16.12.2015

Escribe Fernando Arduan:
“Ayer en Jerez, intuyendo ya la materialización de una obra de 10 canciones escritas por mi, banda sonora de una nueva y prometedora peli de Gonzalo García-Pelayo, “Mujeres heridas” que serán cantadas por Selina Del Río. Ayer, con Gonzalo Garcia Pelayo, Josema Pelayo, y Diego Pozo Torregrosa, estaba en jerez de la frontera, pero me daba la sensación de estar en un punto común entre el tiempo, el amor, la belleza y la alegría. Creo que todos estamos de acuerdo en que tenemos entre manos algo de una verdad y una belleza tan grande, que creo que será fuente y referencia.”
La foto es una captura de Diego tocando en “Todo es de color” en la secuencia de la playa de los Caños (Una noche de amor desesperada). Todo encaja en su evolución.

Música Mujeres Heridas

19.12.2015

Cuatro ideas (de hombres) para “Mujeres heridas”, mi próxima película:
1 ¡Qué lejos estoy de entender el amor si para mi es lo mismo que el dolor!
Tú me provocas heridas y éstas se enamoran de ti.
2 La mujer es metafísica en si misma. Y es a su vez, el nexo de unión con lo irracional, lo animal. Tiene que ver con las respuestas a todo.
3 …y, por supuesto he sentido tu cuerpo desperezándose y estirando tus músculos en mis brazos
4 — ¿Lo que te atrae de la mujer es el misterio que hay tras sus curvas físicas y emocionales? —Tras las físicas sí, las emocionales están muy lejos de mi comprensión.

23.12.2015

Con Javier delante de un colegio bilingüe. Con apariencia de venir de algun rodaje de “Todo es de color” pero ayer veníamos de una excelente charla sobre “Mujeres heridas” que comenzará a moverse a principios del 2016 y tendrá mucho que ver con internet, foros, youtube etc y mucho menos con motos y cazadoras de cuero. Pero todo se mezcla. Vanessa hizo la foto (también estuvo en la reunión, claro).

Mujeres Heridas

28.01.2016

Avanza “Mujeres heridas” que será más cosas además de una película. Ayer comenzó a preparar el guión mi amigo Jordi Costa, acabó la novena gran canción Fernando Arduan que la empezó a “hacer suya” Selina Del Río para el disco del mismo título que graban en Jerez Josema Pelayo y Diego Pozo Torregrosa, ocupados ahora con las ocho primeras, recibo secuencias enteras muy bien escritas por mi hijo Oscar Garcia-Pelayo desde Chile. Estamos buscando la posibilidad de emitir un programa de radio (convencional o internet) que se llamaría también “Mujeres heridas” y que dirigiría Susana Lopez Corcuera que volvería a ese medio donde trabajó tanto tiempo (Cope y otras). Quizás después de la película habrá una obra de teatro e incluso la idea de una serie para tv. Desarrollos de un concepto, “Mujeres heridas”, proyecto multiformato concebido por Toni Garrido En todo nos ayuda mi hija Vanessa GP Alvarado y mi hermano Javier Garcia-Pelayo que esperan, como yo, el estreno muy próximo de “Todo es de color”. Y vamos viviendo y ole (letra de unos Caracoles, género flamenco).

Mujeres Heridas

Alegrías de Cádiz en Youtube

Gonzalo García Pelayo 06.06.2014

Alegrías de Cadiz completa en youtube:
http://www.youtube.com/watch?v=5_Fc3q_CPqc&feature=youtu.be
La crítica que Jordi Costa hizo hace poco en el País no ha dado la posibilidad de estrenarla en ningún cine de Madrid, Barcelona, Valencia o Sevilla. Decidimos entonces ponerla ya directamente en youtube. Una crítica así merece que haya un público que la vea de inmediato y no queremos guardarla más. Esperamos unos cientos de miles de visitas en internet. La crítica que exige inmediato visionado (1.200 visitas en dos días, va por ti Jordi):
García Pelayo llevaba treinta años sin dirigir, pero su regreso a la acción no ha podido ser mejor: Alegrías de Cádiz, película libérrima y mutante que hace por la luz gaditana lo mismo que Vivir en Sevilla hizo por los claroscuros hispalenses.
Alegrías de Cádiz se abre con las pruebas para elegir a la protagonista, Pepa, encarnación del espíritu simbólico de la ciudad que vio nacer a nuestra primera Constitución. El director decide no elegir: quedarse con las cuatro pepas que encarnarán los distintos rostros de una misma libertad polimórfica. Y la película también renuncia a conformarse con una identidad monolítica, desplegándose, así, como muchas cosas a la vez: coreografía de amores, desamores y desengaños, paseo por Cádiz bajo las explosiones verbales de su protagonista masculino —Jeri Iglesias, canalizando la energía de su padre, Miguel Ángel Iglesias, actor fetiche de García Pelayo—, reivindicación del poder popular, irreverente y contestatario de las chirigotas y loable diálogo entre la memoria de la vieja efervescencia contracultural y la vida y la carne que se conjugan en presente. Una película viva, inagotable.
El País 23 de Mayo de 2014.
http://cultura.elpais.com/…/actualid…/1400781676_675662.html

“En Carnaval es manifiesto que hay libertá pa salirse de lo corresto”

Gonzalo García Pelayo 04.06.2014

José Antonio Montero es alumno de Jordi Costa y escribe esta gran crítica (y análisis, su nota sobre la frase “En Carnaval es manifiesto que hay libertá pa salirse de lo corresto” es la primera que se cita siendo clave en las intenciones del film), gracias:
La ciudad de la alegría

Homenaje rendido a la ciudad de Cádiz y a todo lo carnal que en ella bulle, Alegrías de Cádiz se hace dueña por derecho de su condición de rareza, y representa además el regreso, después de tres décadas de silencio, de un outsider de nuestro cine: Gonzalo García Pelayo. Acreedor como muy pocos al apelativo de polifacético; pues entre otras cosas ha sido productor musical (considerado como uno de los principales forjadores de aquel movimiento surgido a finales de los sesenta que vino en llamarse “rock andaluz”, y que tantos nombres míticos ha dejado para la historia de la música y la cultura españolas), locutor de radio, presentador, pesadilla de croupiers del mundo entero… y director de cine que irrumpiría en paralelo a la Transición encarnando el espíritu aperturista de ese tiempo desde una postura absolutamente lúdica e independiente. Entrelazada su trayectoria con la del fértil movimiento contracultural andaluz, no ha dejado sin embargo de considerarse a sí mismo como un cineasta incomprendido y desterrado por la industria. Y habría que añadir, hasta hace bien poco, olvidado por el público. Ahora, aunque sea de una manera minoritaria, hay una audiencia nueva que ve en su cine formas que le seducen; tal vez se deba a la atracción que ejerce su tremendamente libérrimo espíritu, su vibrante imperfección. Un cine a flor de piel que se echaba en falta hasta hace poco y que, en cierta manera, se necesitaba; como se necesita también la alegría en un tiempo de pura negación de la misma.

Las alegrías son un palo del flamenco de carácter festivo, características de Cádiz y, según parece, con origen en la jota navarro-aragonesa que llegó a la ciudad durante la ocupación francesa. Dicen los flamencos que cantando por alegrías se van las penas. Al ver Alegrías de Cádiz queda claro que también puede aplicarse lo mismo al proceso de un rodaje y a una forma de narrar, y, más que de narrar, de recitar, de hablar como Jeri -a quien podría considerarse hilo conductor del film, si esto se pudiera considerar con un film como este-, el zigzagueante maestro de póquer y amante del amor; de hablar y decir como pelotas de goma, con vida plena. La película es un largo poema vitalista, desacomplejado hasta el extremo, de alabanza enamorada a una ciudad y a la mujer. Tema central en la obra de García Pelayo, lo femenino y la mujer –como ser que se aproxima a lo supra terreno- es su plano fijo, y postra siempre que puede su cámara ante ella. Lo que aquí hace desde las primeras imágenes (tras un prólogo que nos presenta una panorámica de Cádiz y de su soleada bahía desde el sosiego de su corta estatura) proponiendo en primer lugar una re-visitación de Vivir en Sevilla (1978) al recrearse, como hizo en aquella, en el rostro de las actrices mientras se someten al proceso de casting de la propia película. Cuatro actrices (aunque solamente una de ellas sea profesional) a las que las indecisiónes del director hacen que finalmente se las escoja para un mismo papel, el de Pepa; encarnación de los matices y pieles de la gaditana, y trasunto sensual de la Constitución española de 1812, conocida como La Constitución de Cádiz; la célebre “Pepa”. La heterodoxia de García Pelayo -y de su clan, no lo olvidemos- le lleva a incluir en su película referencias a lo que ha significado Cádiz a lo largo del tiempo, al carácter histórico de la ciudad y a las raíces genéticas de sus habitantes, pero con formas bastante alejadas de rigores académico-didácticos: por ejemplo, se habla de la ciudad más antigua de occidente mientras un boxeador se ejercita en la playa al atardecer, lanzando ganchos y crochets al aire salitroso de la misma forma acompasada en que llegan las olas a una orilla por la que chapotearon algunos fenicios, romanos o bizantinos: gente antigua. Hace menciones a Pericón, Chano Lobato o el escritor Fernando Quiñones; artistas que amaban Cádiz como lo hace el propio García Pelayo: con rotundidad y con desenfado. “Fiel a lo incierto” es un verso de Luisa Grajalva que adopta el director, y que se convierte en el eje que vertebra y define el espíritu de esta película. Pues puede encontrarse en ella una ficción romántica, a veces, o un documental sobre claroscuras calles laberínticas, y jolgorio cotidiano, un musical poco acicalado o ese poema que ya se ha mencionado antes y que nunca se acaba. No valen las definiciones exactas, y menos aún las pegajosas etiquetas, con el cine de García Pelayo en general, y con esta película en particular

Sí, su precariedad técnica es evidente, y la caligrafía de la cámara y del montaje son a menudo desmañados, ingenuos, bastante cercanos a un amateurismo del que también hacen gala la mayoría de sus intérpretes, pero no es fácil censurar todo ello cuando el propio director declara convencido que es un amante de la pifia. A veces su lirismo puede olernos a impostura por los cuatro costados, y entonces surge algo que se encarga, con salero, de rebatir esta impresión. O de asumirla y burlarla. Lo puede hacer con una chirigota al doblar la esquina, o con un rapsoda que declama contemporáneos cantares de gesta del menesteroso españolito medio; con esas post adolescentes coreutas que van punteando por aquí y entrecomillando por allá. Y, cómo no: con el “tiriti, tran, tran…”. Entonces el ánimo del espectador se ve asediado por una alegría descarnada, y discutirle cosas a este film desde análisis pretendidamente ortodoxos acabará siendo, seguramente, un ejercicio de inanidad. En uno de esos rótulos de texto que aparecen de cuando en cuando sobreimpresionados en los planos de la película y que parecen servir para subrayar, para añadir una lectura más o para cerrar un verso suelto, se dice: “En Carnaval es manifiesto que hay libertá pa salirse de lo corresto”. No queda más remedio que terminar acogiéndose sin titubeos a esta divisa. Tal y como lleva haciendo toda su vida el hombre, el cineasta Gonzalo García Pelayo.

Jose Antonio Montero.

http://escueladeescritorescine.blogspot.com.es/…/la-ciudad-…

La Lava en los Labios

Gonzalo García Pelayo 02.03.2014

Jordi Costa y el elenco de la Lava en los Labios

Mañana lunes 3 de marzo a las 12 de la mañana “LA LAVA EN LOS LABIOS”, que es una película dirigida al inconsciente, dejará de estar disponible online (el elenco y Jordi Costa):

¿Cual es la película que más llama al inconsciente de las de Hitchcock?: LOS PÁJAROS (y Vértigo)
¿Y de Buñuel?: TODAS (Abismos de pasión, Tristana, Archibaldo…)
¿Y de Rossellini?: STROMBOLI
¿y de Kubrick?: NINGUNA (por más que lo intentó).
¿Y de Truffaut?: LA HABITACIÓN VERDE.
¿y de Rohmer?: MI NOCHE CON MAUD
¿y de Almodovar?: LA PIEL QUE HABITO
¿y de Fellini?: AMARCORD, ROMA, varias.
¿cine americano?: BOETTICHER, RAY (LAS EVERGLADES), VON STERNBERG, LA NOCHE DEL CAZADOR
¿en cuales es la intención básica?: EL AÑO PASADO EN MARIENBAD, LA LAVA EN LOS LABIOS, EMBRUJO, ARREBATO, todo VAL DEL OMAR
¿dónde es casi imposible encontrar esa llamada al inconsciente?: EN LOS PERIÓDICOS, EN FACE BOOK, EN EL BOE, EN MADRID
¿dónde siempre?: COÑOS, VOLCANES, TOROS, PÁJAROS
¿es característica esencial de que cines?: ESPAÑOL (subterráneo) y MEJICANO
aunque es virtud prioritaria del cine (suma de imágenes y sonidos) ¿dónde se encuentra en otras disciplinas?: CUMBRES BORRASCOSAS, LA CONSAGRACIÓN DE LA PRIMAVERA, UN JARDÍN ABANDONADO POR LOS PÁJAROS, SEMANA SANTA, EL IMPRESIONISMO, CONRAD, CORALES, RAFAEL DE LEÓN, LA ELECTRICIDAD AULLA EN LOS HUESOS DE SU CARA, AGUJETAS, GAUDÍ, TABERNAS TAURINAS, TRISTÁN E ISOLDA, POETA EN NUEVA YORK, EL AMOR BRUJO, INIESTA, VALLE INCLÁN, EL PÁJARO BLANCO ECHÓ A VOLAR…

Si te crees la muy discutibles opiniones hasta aquí vertidas no dejes de ver LA LAVA EN LOS LABIOS (con la angustia añadida de que ya la quitan):

Jordi Costa

11.01.2014

Lava en los labios una pelicula de de Jordi Costa

La lava en los labios es mi película preferida de las pocas que he visto en 2013. La segunda sería Piccolo grande amore también de Jordi Costa y la tercera Costa da morte.

La lava en los labios no se presenta a los goyas. Fernando Arduan tendría una gran competencia si lo hubiera hecho porque la canción que abre la película (minuto 1.18 al 5.42) podría ser goya a la mejor canción: enraizada con lo que cuenta es una erupción de sugerencias, de feminidad desbordada, de transmisión de la actriz, de eficacia de un único plano. Realmente la canción creo que no mejora la de Fernando pero la secuencia entera me mejora a mí. Es bueno no perderse tampoco el resto del film y el primer minuto antes de la canción.