Mi hermano Javier

Javier García-Pelayo

Mi hermano Javier Garcia-Pelayo, que fue entre otras cosas el descubridor, promotor y manager de Triana (y de Medina Azahara y de más de medio rock andaluz) y constante en todas mis películas escribe con un estilo y, sobre todo, un tono absolutamente original, único e inesperado, opiniones insólitas, situaciones inverosímiles pero reales.

Aunque también recita de una manera muy personal, en este vídeo, que es solo de voz, se puede escuchar la grabación de voces en Off de Javier para la película Copla con textos de Luisa García Grajalva, Vicente Monroy y Emilio Porta.


Ahora sí Os dejamos sus textos para que podáis disfrutarlos:

Javier García Pelayo

Arreglaito, para vender enciclopedias.
“Pelaito de circunstancia”.
Hasta ahí, llegamos.

Relatos de Javier García-Pelayo

1- Pensé cómo sería mi vida como Psiquiatra-neurocirujano (con mi batita blanca, operando y visitando hospital por la mañana y en mi consulta por las tardes) y no era como quería vivir.

Julio Matito (Smash) me había confirmado como el mejor road manager (ver “Viaje madrileño”).

Silvio, Mane, Pepito Saavedra, Gualberto, Antoñito, Julio, Henrik, Jesús de la Rosa y otros, eran amigos, músicos, creadores… Quería vivir cerca de ellos, compartir “momentos de creación” gloriosos.

HabÍa pasado 12 días en el psiquiátrico-penitenciario de Carabanchel, durmiendo en la misma galería con asesinos (cerca de uno que había matado a otro por roncar) y hippies.
Había visto que los hippies NO estaban locos y que los locos, de verdad, no los iba a poder curar.

Con Rosa Avila habíamos empezado a convivir, cuando podíamos. 7 años, mínimos, de “carrera” no los iba a aguantar (no tenía vocación real). Era octubre-noviembre del 71 y tenia 20 años

Sabía que ese verano Smash con el Garrotín grabado con Oriol Regás habían tenido un gran éxito y vivían en Playa de Aro-Mataró en unas casas que le había puesto Oriol.

Decidí dejar la facultad, recién empezada (no me gustaba el ambiente).
Le pedí 1.000 pst a mi madre para irme……..¡y me las dio!.
Cogí mi saxofón, un paño del polvo y una, barata, edición del quijote y en “el catalán” (expreso Algeciras-Sevilla-Valencia-Barcelona) en 2ª, me fui para Barcelona a buscar a los Smash

En el tren me encontré a Juan Antonio Torres Galán con su magnífica guitarra de 9 cuerdas. Nos fuimos al último rellano del tren y dejando atrás el paisaje, Juan Antonio derrochó, hasta Barcelona, su virtuoso, bello y premiado repertorio clásico.

Cuando llegué a playa d Aro tenía alrededor de 200 pst y la dirección del grupo, que cuando llegué a ella, no estaban. Debajo de una escalerita, (yendo y viniendo a la playa) me quedé dos días comiendo ricos y baratos bocatas, haciendo boca con mi saxofón.

Por fin llegaron. Venían de la ultima gala.¡¡¡ Manuel, en Bocaccio, le había dado una guantá a Oriol y se habían roto las relaciones!!!. En próximos días, vendría Gay (que trabajaba con Oriol y se ocupaba de ellos) a recoger el equipo, la furgoneta y las llaves de las casas.

La decisión fue: Meternos, con el equipo, en la furgoneta y volvernos a Sevilla.

2- Me había ido a buscarlos y en menos de una semana estábamos de vuelta en Sevilla.
No quería volver a casa y me metí en la pensión Monreal, en el barrio de Santa Cruz.
Mi hermana Carmen Carmen García-Pelayo Segovia, ya casada, me invitaba a comer y me “daba cierto apoyo”.

Gonzalo, Carmen y Javier García-PElayo en la inauguración de la sala de Paca Segovia, su madre.
Gonzalo, Carmen y Javier García-PElayo en la inauguración de la sala de Paca Segovia, su madre.

Relatos de Javier García-Pelayo

En la pensión, la señora estaba con una mesa de camilla, le echaba alucema y olía estupenda la casa entera.
Mi habitación estaba en la azotea y tenía la giralda (con sus campanas) encima de la almohada. ¿Te acuerdas?.

Iba mucho por “la ventanita” en la calle Betis(junto al patio de Monipodio”) y por ese aula de saber trianero, que era el taller(de bicicletas) de Angel Berral en la calle Pureza
Angel tenia una boxer que se llamaba Shaka y me regaló un cachorro que era chato y chico, se llamó Shako y se vino, conmigo, a la azotea.
Aunque a Tele ya lo conocía de los Soñadores, fue en “el aula” donde nos hicimos amigos y compartimos paseos y charlas.

Smash aceptaron que los representara y les buscara trabajo.
Me fui a Jerez a casa de mi hermano Teo y desde allí, conseguí una gala en el teatro Villa Marta, en Cádiz en el s. Felipe Neri y en Rota en la recién inaugurada discoteca April con Alexis Ruiz.
Cuando volví a Sevilla, las condiciones que había pactado no les gustaron a grupo y anulamos los contratos. Los primeros de mi “vida profesional”.

” Se necesitan Artistas” decía un pequeño anuncio, diario, en el abc. Fui a ver y era la oficina de un “clásico” de los representantes artísticos sevillanos: D. Miguel, “el sordo”….
Que era un estupendo representante de Cabarets y Smash no eran el tipo de artistas que necesitaba, pero allí estaba, ofreciéndoles los suyos, José Luis Fernández de Córdoba, que junto a su mujer Pepita eran los reyes de los cabarets de España.

Jose Luis, programaba la discoteca D.Felipe, estaba “al dia” conocía al grupo y nos “caímos bien”. Quería un gran concierto y le vendí a los Smash con los Tormentos de teloneros los hermanos Angel Ruiz Geniz y Diego Ruiz Géniz ya eran tremendos.
El acuerdo funcionó y la decidida forma de cobrarle antes de la actuación le gustó a José Luis (tiempo después me lo recordó)

Repetimos el cartel añadiendo el grupo de Paco Pachón (conmigo al saxo) en el teatro Lope de Vega. En ese cartel ya los llamó The Storm

Claramente era mejor que fuera el quien contratara y realizó unas actuaciones en Barbarella de Torremolinos y otros sitios.
No recuerdo quien hizo la gala del club Ye-ye, creo que con los Soñadores. Estuvo tan bien anunciada, que se enteraron en Barcelona, vino gay y al final del concierto se llevó el equipo ( el que pudo) y la furgoneta. Creo que fue la última.
Siempre recordaré, que esas Navidades, las pasé junto con Rosa Avila y Henrik Liebgott en la casa de Manuel Molina , en el Tardón y fueron estupendas.

3- Cuando, en Murcia, le vendí la “enciclopedia tecnica de ventas” a la delegación del “circulo de lectores”, me reconforté y comprendí, que un buen producto bien presentado, se puede vender a cualquiera. Me la compraron y quisieron contratarme, pero preferí llamar a Jose Luis Fernandez de Cordoba.

José Luis era de León, vivía con su mujer Pepita en Sevilla. Era el rey del cabaret y en un tiro pichón, se había dado 9 bancas seguidas de Bacarrá, había ganado 18 millones de pesetas, comprado 2 pisos en Torremolinos, las manos llenas de anillos de brillantes y estaba muy contento, con “los Tormentos” que por una mala traducción se llamaban The Storm.

Llegamos a un, etéreo, acuerdo de colaboración y en mi “2 caballos” me fui de ruta sureña un tormentoso y lluvioso dia. En los Barrios, por fin, ya de madrugada conseguí la 1ª venta para la oficina. Contraté a los hermanos de Gines y a los Romero de la Puebla. Cordobita se quedó impresionado y empezamos una colaboración que nunca terminó.
Mis tías Luisa y Maria, me compraron un R12 de 2ª mano, estupendo al que le hice 500.000KM por España viajando con el y sobretodo con los 4 Storm de los que fui road manager hasta poco mas o menos el festival de Burgos.
No recuerdo haber cobrado ningún “sueldo”, pero tuve las necesidades cubiertas, viaje mucho, aprendí una profesión, sus caminos y veredas. Tuve el mejor Maestro.(para saber como hacer y como NO hacer)

El 1º viaje con los Storm fué Sevilla, que salimos a las 12 de la noche para estar a las 12 de la mañana en la SER de Bilbao. Llegamos exactos a la hora en punto. Luego…. a tocar al Young club de Santurce, en sesiones de T/N
Diego, Angel, Luis y Pepe eran muy jovenes, buenas personas y rockeros puros, puros. Desde ese dia de Bilbao, en un año, volvimos poquisimas veces a Sevilla. Tocaban todos los fines de semana (con buen caché) en alguna discoteca del norte y los demás días en la sala Borgia de Logroño, por 1.000pst, cada uno, piso y comidas. Jose Luis decía que un grupo debe tocar a diario y no estar en casa con las novias y peleandose. Eso hizo de los Storm una makina del directo. Con unos solos de cada instrumento, que han hecho historia
Los dos hermanos Ángel Ruiz y Diego Ruiz Géniz eran y son estupendos, autenticas maquinas. Luis Genil (Q.E.P.D.) el organista, era gracioso, con una “labia” tremenda. En su solo, Se llevaba el Hammond a empujones con la pelvis, hasta “los medios” , era puro rockero y conjuntero con un éxito enorme y Pepe gran bajista en todos los sentidos.
Desde Logroño, me “escapé” con Angel Ruiz Geniz una madrugada del día 1 de Enero para, en tres días, ir a Sevilla a ver a nuestras chicas y volver.

José Luis era tremendo. Cuando estaba tieso, se metia en hotel de 5 estrellas, a los que manejaba como si bancos fuesen. Normalmente viajaba de 4 estrellas, daba enormes propinas, comía en los mejores restaurantes de la ciudad invitando a los representantes de zona, concejal, Alcalde, empresario o cualquiera con el que estuviese negociando. Le vi pagar (le veían todos) cuentas de casi 200.000 pst.
Cuando con el grupo, llegabamos a una discoteca, casi siempre el empresario me despotricaba de el…. se lo contaba por tf y me decía: Cuando vaya a verlo me firmará su “sentencia de muerte”, refiriéndose a algunos contratos, que seguro le firmaría, ya que ademas de manager era(como todos) agente de todo el show bussines español y les contrataba la temporada de un tirón, después de una buena cena.
En el corte ingles de Bilbao, seccion jóvenes, fuimos todos y le dijo a la dependienta: Usted mírenos bien y denos las camisas mas raras y chillonas que tengan.
Algo de tiempo después, viviendo en Madrid, tenia la oficina en la gran vía, bajabamos y cogiamos el 1º taxi Mercedes que viéramos libre y le decía: Vamos a gijón, pero pasamos por Valladolid, Burgos, León y alrededores, cabarets y discotecas. Tres días. Usted duerme, come y bebe con nosotros en los mejores sitios ¿cuanto me cobra?. Llegaban a un acuerdo y nos íbamos de “gira de ventas”
Podíamos ir en mi coche, pero, como me demostró muchas veces, los empresarios se impresionan cuando te ven llegar en Taxi. Mas de un contrato dudoso se firmó, diciendo el empresario: Bueno te lo firmo, que has venido en taxi y no te vas a ir de vacío.

También mandaba extensisimos telegramas de felicitación (con todas las palabras, como una carta, pero por telegrama. TODOS leen un telegrama) a los ministros, alcaldes o cualquier autoridad recién nombrada.
Trabajando en el mundo del cabaret, siempre dijo que si tienes líos con las Artistas, pierdes la comisión y el mando.

En un festival en León con Medina Azahara y Eduardo Bort de mi oficina y otros, nos pagó con un cheque al portador y se fue de viaje antes de terminar. Dormíamos en el mismo hotel (condestable), de madrugada llegamos al hotel y le decimos: Preparenos la cuenta y cobresela de este talón al portador, del señor Fernandez de Cordoba y nos da el resto…….Funcionó sin problemas. El lunes me llamó a mi oficina: ¿pero como presentas mi cheque en el hotel?. Porque sabia que allí me lo pagaban y en el banco no jejejeje. jajajajajaja. Nos reimos un rato y nunca tuvo problemas en el hotel

Ya en el 86, creo, me llaman de una discoteca de la provincia de Madrid y me piden una programación para la semana de fiestas del pueblo, con toda “la movida madrileña”. Alrededor de 20.000.000 pts de contratación con un 10% para mi oficina en el principio de temporada(mayo). Todo muy laborioso, preparo los contratos, firmo con cada artista y quedo con el empresario para que me los firme(sentencia de muerte). Me quedaban 5.000pts, para toda la vida. Cogí un taxi, apalabré las 5.000 para todo el viaje con la espera que fuese y quedé con el empresario, en su casa, pero en la puerta, para que viera el taxi. Un buen rato leyendo, todo correcto y dice su hijo (DJ de la disco): Bueno papá, como ya tenemos los contratos, los dejamos los leemos tranquilos y se los mandamos a Javier. Respuesta inmediata del padre: No, que este hombre ha venido en taxi…….y no se va a ir de vacío.
¡Que en Gloria estés José Luis Fernández de Córdoba!

Relatos de Javier García-PelayoRelatos de Javier García-Pelayo

En las fotos con: Jose Luis. Rosa y Martin Frias la 1ª debió hacerla Bertha M Yebra.

The Storm le dedicaron este MAGNIFICO tema


Foco de Opinión

El Mundano 19.12.2008

Dom Gonzalo pasó de centro de reunión a “foco de opinión”. Allí tenían reuniones los de “la foto de la tortilla”. Trabajaban y se reunían gente del PC, mods, rockers, los americanos dándole color y los  músicos. En este ambiente y a ritmo de R&B, con Otis Redding, Aretha Franklin, Carla Thomas, James Brown y demás, empecé nuevas amistades.

Alberto, hermano de Porfi, era amigo de “el grande”, Jesús de la Rosa, (que con los Marinellis, Manolo Rosa y “el niño” Mureformaban Nuevos Tiempos), y hacíamos largas salidas donde disfrutaba del buen humor y búsqueda de la risa que, siempre, tuvo Jesús y del entusiasmo por la música que tenia Alberto. Los músicos y demás “melenas” del parque eran el punto hippie. Pive Amador junto con Dany, eran el toque mod. En algunas salidas éramos más los de fuera, que los que se quedaban dentro y a la vuelta todos marcando ritmo o bailando ensimismados.

Mane, Miguel Ángel Iglesias, Pepito Saavedra, Silvio, Gualberto, Julio Matito, quizás Jesús y otros, según el día, nos reuníamos en “el campito de Mane”, que era un descampado,  donde hoy está el parque del Príncipe; a la sombra de las tres palmeritas, que allí había, tocaban y cantaban durante horas…….. Hubo muchos momentos de una fuerza, pureza y emoción, que pocas veces más he disfrutado y que contaron mucho para decidir, más tarde, mi futuro profesional.

Cuando, estando por el centro, íbamos a casa de J. Maria (lujosa casa sevillana de patio y tres pisos). Nos metíamos en su habitación del patio a oír música y fumar, hasta que la madre nos echaba, denostándonos por la música, las pintas, los olores y las actitudes. Con Mane, Pepito, Silvio y Miguel Ángel, siempre se hablaba en sentido figurado, dobles sentidos o metáforas. 

Los “melenas”, Manolito Díaz, Carlos, José, Paco Pepe, Pepe Cubero, etc. se reunían en los escalones del Archivo de Indias, los jardines de Murillo y en la Glorieta de los Lotos del Parque de Mª Luisa y eran más duros y frikis.  Con sus pintas iban de manifestación diaria y continua. Yo quería dejarme el pelo largo  pero, de momento, seguía pasando por la peluquería y cumpliendo horarios. 

Julio Matito con Antoñito, Carlos como cantante (tipo Jagger) y creo que se llamaba Miguel a la guitarra, formaban Foren Daft. De alguna manera, Gonzalo habló con Julio, con Gualberto y Antoñito, y empezaron  Smash, nombre que se le ocurrió a Tessy, la compañera de Gonzalo. Carlos  se quedó sin grupo y descolocado, me pareció duro y creo que fue la primera vez que vi la ¿injusticia? que implica elegir, a costa de los demás.

Con todo el dinero del club, Gonzalo con los Smash y Miguel Ángel se  fueron a Madrid, compraron una furgoneta DKW nueva y en el Real Musical ó Garijo, la llenaron con una batería Ludwig, amplificadores Marshall dobles, para bajo y guitarra, equipo de voces  Binson, micrófonos Shure, ¡¡un xilofón!!, unas congas, 1 guitarra Guild y un bajo Fender. Lo mejor del mercado. 

Volvieron a Sevilla contentos pero tiesos, esperando la recaudación del día en la disco. Pero… Orden gubernativa de cierre inmediato y ruina. Acusaciones de consumo de estupefacientes, que encubrían el miedo gubernamental al centro de reunión convertido en foco de opinión. Defendieron el caso desde un conocido despacho de abogados laboralistas, de la calle Capitán Vigueras y se quedó en un tiempo de cierre (3 meses, creo) .

Mientras tanto en una nave, a las afueras ensayaba Smash; en realidad eran larguisimas improvisaciones, sin un trabajo de repetición ni ensayo. Pero cuando Gonzalo apareció, preguntando por la canción nueva, Julio le dice a Gualberto: Toca “el Blues en La” y  tocaron “Scouting”, del tirón. La primera actuación del grupo, fue en el desaparecido Teatro San Fernando en la calle Tetuán de Sevilla, creo que junto a Los Iberos. Fue mágica. Cuando reabrieron el club también fue muy buena y en corto y luego en el Teatro Álvarez Quintero, y en discotecas de las afueras y en el templo popular que era el club Ye-Ye ( la Jaula de Oro ).Eran diferentes. Había grupos con mejor sonido (Soñadores), mas profesionales (Nuevos Tiempos), pero Smashera eso, un golpe rompedor, transmitían libertad, en sus formas, en su música improvisada y en su actitud. 

Ninguno teníamos carné de conducir así que el chofer de la furgo era cualquier voluntario, que lo tuviese. Fransua, que decía ser francés, aunque se le decía a gosh y se iba a drua, la conducía y se suponía que cuando no había movimiento, se quedaba aparcada en la nave. 

La guardia civil llamó un día a Gonzalo y le informó, que si era el dueño de dicha furgoneta, la recogiera de la playa de Chiclanadonde el mar se la estaba tragando.

Fransua  y otros se habían ido a Algeciras. Aparcaron, cruzaron a Marruecos, donde él se quedó, y los demás cargados, volvieron, la cogieron y camino de  Sevilla, pararon a ver la puesta de sol en la playa de Chiclana. La marea estaba baja, el sol poniéndose en el mar, llevan la furgo hasta la orilla, se ponen morados viendo el atardecer….. Y cuando se dan cuenta, la marea ha subido y no pueden  sacarla. La abandonan y …..Menos mal que los instrumentos no estaban dentro. La furgo, llena de agua salada y arena. Chatarra. 

Filmación en Súper 8 de Gonzalo García Pelayo de la actuación de Smash en 1968 en Dom Gonzalo. Hemos añadido el sonido de “Scouting”, cara A de uno de sus primeros singles. El montaje es de Jorge Muñoz. El peque que aparece es Iván, hijo de Gonzalo y Tessy.


De Beatnik aficionado a Hippie convencido

El Mundano 05.12.2008

Me habían expulsado ya,  4 ó 5 veces, de los mejores colegios y academias, de Sevilla. Con 16 años había repetido 1º y 4º de bachillerato y aquel verano del 67, en la academia de Chipiona, seguía tratando de entenderme con esta vida, las naturales de 3º, cuatro asignaturas de 4º y la reválida entera. 

Gonzalo, mi hermano, brillante estudiante con matriculas de honor durante todo el bachillerato, se había rebotado contra el sistema y después  de un año en París, viendo cine, había vuelto con los pelos, muy, largos. Y con una compañera, hija de un viejo anarquista exiliado, además de una buena colección de discos. Convenció a mi madre para que le diera dinero para poner una discoteca y a mi, para que aprobara de una vez. 

Me encerré en la biblioteca de casa y sobre el mueble de  una maquina de coser Singer, que tenía el pedal puesto, pedaleé y estudié, durante 15 días, 14 horas diarias. Aprobé todo, con una media de notable. Y se decidió, que para recuperar,  los cursos perdidos  me matricularían, en el mismo año, de 5º y de 6º, por libre en el instituto y con dos profesores particulares para Ciencias y yo solo para Letras. Estudiaría sin ir a más colegios. Que después de todo, no eran tan buenos. En años,  no me enseñaron lo que aprendí en 15 días.
Mientras tanto, ya teníamos el local para lo que fue el club “Dom Gonzalo” (un antiguo almacén de productos químicos) en el barrio, emergente, de Los Remedios. La  puerta, como si estuviera sin terminar la obra, lo nuevo del concepto club discoteca, junto con la excelente música alternativa y nueva (R&B, R&R, Pop) hicieron, que desde su apertura en diciembre del 67, fuese un reventón continuo de gente, que querían cosas diferentes. 

En el año 68, como en los anteriores y posteriores, el derecho de reunión no existía. Estaba prohibido reunirse más de 4 personas en ningún sitio, público o privado. Dom Gonzalo se convirtió en un centro de reunión, frecuentado por estudiantes “contestatarios”, rockers, músicos, hippies, y jóvenes de la burguesía sevillana, además de un creciente número de soldados de las bases norteamericanas de Rota yMorón. Que de ida o vuelta de Vietnam, solían estar excitados, ya despidiéndose, ya celebrando el regreso. 

Mi profesor de matemáticas fue Porfirio Andrés, estudiante de ingeniería industrial y líder en la Escuela de Ingenieros del, clandestino, Partido Comunista. Y Camilo Tejera, (brillantísimo compañero de estudios de Gonzalo), lo era en la Facultad de Derecho.  En la agitada primavera del 68 sevillana, en mi motillo Torrot llevé  mensajes de citas y contra citas, de la escuela a la facultad y viceversa. En la única mani que asistí, un gris me pilló del brazo para llevarme detenido y Porfirio, fuerte de cabeza, corazón y cuerpo, le dio un puñetazo, me cogió  en volandas y entramos al recinto, sagrado, de la Facultad de Derecho. Porfirio, Camilo, Damián y muchos otros fueron expedientados y expulsados de la universidad y ellos tres, entraron a trabajar en el ya exitoso club. 

Habíamos contratado a los Gong, grupo que con Mane,Pepito Saavedra, Silvio (a veces), José Mª “el loco”,Riky y los Pepes, saxo y trompeta, tocaban R&B y R&R. Pepe cantaba por Otis Redding “pa comérselo”, Mane era el absoluto nº1, Silvio derrochaba la clase que siempre tuvo, Riky era un autentico rocker, “el loco” iba descalzo, y con su compañera francesa,  eran hippies  total. Los metales sonaban muy bien. 

En la Semana Santa del 68 los Gong, tocaban en la discoteca “Le Fiacre” de Torremolinos y fui con Gonzalo y su chica, Tessy. Pedro, el dueño del local, era de León y vivía con una sueca y una danesa. Era mi ídolo.

Ante la inutilidad de los músicos para reservar hotel, coger taxis y esas cosas fue mi primera actuación de road manager. Yendo por los pasillos del hotel olimos, por 1ª vez  la marihuana, que el grupo se estaba fumando. A la vuelta, ante mi interés por dicha sustancia y sus efectos, fuimos a ver a un medico, amigo, para preguntarle por ello y nos dijo que no había contraindicaciones prescritas y que parece que, como efectos no deseados, se puede perder como el 20% de memoria, una cierta relajación moral (moral situacional) y un cambio en las escalas de valores. Gonzalo y Tessy decidieron no fumarla. 

El mundo como era, no me gustaba. No tenía cojones, ni necesidad de meterme en el PC. Del PSOE, aunque conocía a los importantes, ni sabía que existiera. Con la Iglesia había roto. Total, que yo lo que quería era ser “vacilón”.  Me hice grifota y pasé de Beatnik aficionado a Hippie convencido. 

Siempre he ido bastante a contracorriente. Aunque nunca como en Numancia, cuando propuse ¡¡que nos rindiéramos!! ¡¡Como me miraban!! Me lapidaron. Fue una de las peores veces. Luego, creo, que me tiraron por fuera de la muralla. Casi siempre, he sido un outsider

Gong

Nota del editor: “La Gongfusión” o la confusión respecto a las formaciones de Gong se ve reflejada en la portada del primer disco (single) de Gong, del año 1971. Posteriormente habría sólo uno más (“El botellón”/ “That’s right” ¡con la misma foto!). En la portada aparecen Tele (que luego sería Triana), Manolo Marinelli (después en Alameda, donde también estaría su hermano), Manolo Rosa (el “cuarto” Triana y miembro de Alameda) y Luis Coboel Manglis” (que formaríaGuadalquivir). Mane, el único miembro de la formación original, no está en la foto porque el día de la sesión no pudo acudir (estaba ingresado). Pero cantó porque se grabó un fin de semana, cuando si tenía permiso para salir. De hecho la dedicatoria a Leadbelly es fruto de la pasión que Mane sentía por el legendario bluesman. Javier pagó la grabación y Gonzalo figura en los créditos como productor. Jorge Muñoz ha subido ambas canciones a youtube.

 “There’s a man going round

Keep your hands off her


Cambiando las escalas de valores

El Mundano 12.12.2009

Que  la “grifa” cambiara la escala de valores, fue lo que más me llamó la atención. Ya que la escala imperante, había llevado al encorsetamiento é hipocresía social que, explotando periódicamente, permitió y llevó a  las guerras: coloniales, mundiales, civiles, Corea, Vietnam y a la peor de todas, ” la guerra fría”. Por Sevilla pasaba, diariamente, el “avión de las  siete”, que un dia se cayó en Palomares. Portaba bombas atómicas, con orden de ser tiradas en Moscú. Y los  rusos hacían lo mismo, por otra ruta.

Así, que consideré que cambiar dicha escala era primordial, revolucionario y muy vacilón.

Respecto a lo de la moral situacional, me gustaba y tenía que ver con el moderno concepto de relatividad, y me recordaba, los anatemas que, en los ejercicios espirituales, los jesuitas lanzaban contra la flexibilidad moral (diferenciándola de la casuística). Se predicaba una moral recia, de hierro, basada en una escala de valores inmutable.

Así, consideré que adquirir una moral flexible, situacional, casuística, pero sin mancha de pecado (ya que el pecado está en la intención) era un compromiso, pero liberador, revolucionario, adecuado y muy vacilón. Javier Rodríguez Piñero, fue un gran medico que en ésta y otras ocasiones posteriores,  iluminó mi camino con su conocimiento.

 Los Beatles, Rolling, Kinks, Animals, Traffic, Who, y otros del “mersey beat” (Honeycombs…) de Inglaterra; Adriano Celentano, Domenico Modugno, Mina, Peppino di Capri y otros por Italia; Jimi Hendrix (mixto anglo americano), Doors,Janis, Spoonfool,Greatful Dead, Mamas and Papas, Beach Boys, y algo de blues y jazz de Estados Unidos. Era la música que oía y me interesaba.

La colección de los “Cuentos de Calleja”, el “Capitán Trueno”, la “Biblia”, los “Evangelios”, “El Mono Desnudo” de Desmond Morris, el Calígula de Camus, “Un Mundo Feliz” y “Las Puertas de la Percepción” de Huxley, “Siddhartha” y  “El Lobo Estepario” de Hesse, cosas sueltas de Kerouak y Burroughs, “La Pipa de Kiff”, las “Sonatas”, “Luces de Bohemia” y otras de Valle, toda la buena biblioteca burguesa de mi madre,  la revista Triunfo, junto con las muchas películas discutidas en los cineclubs Vida y el universitario, con el padre Manuel Alcalá,Alfonso Guerra, Gonzalo, Camilo, Pipo Clavero y su chica,Fernando, Amparo, Manolo y Javier Rubiales, Monchi yAlfonso Cruz; mis amigos Miguel y Antonio Jiménez Esquivias, Porfirio, Chele, Ignacio Pérez Blanquer y mis 15/14 horas días de, verdadero, estudio, junto con mi paga de 50 pts. semanales eran mi bagaje, cultural, social y económico. Se imponía conseguir una subida de la paga. Para moverme más, aunque leyera menos.

Conceptos  como Revolución, Revolucionario, Transformación Social, Traición al Proletariado (eso era lo peor), Coyuntura Social y demás, eran de uso frecuente y casi obligatorio. Así que, transformé mi coyuntura y me dediqué a buscar grifa para fumarla decidida y militantemente.

Imposible, ninguno de mis amigos fumaba. Dom Gonzalo empezó a coger fama (por el olor de la ropa, resto imborrable del almacén químico que fue) de que allí se fumaba y se drogaban a las tías y que alguna (contorsionista, supongo) se había preñado allí. Mi madre empezó a recibir anónimos recriminatorios y un dia, yendo en un autobús oigo como una madre le dice a su hija que no se le ocurra ir a esa discoteca, que te drogan y pulsando un botón se mueve la barra y te bajan a un sótano. No pude más y le dije, que ya me gustaría a mí que soy uno de los dueños, pero “señora ni una rosca, ni una rosca”.

En Dom Gonzalo no se fumaba, pero las salidas eran más o menos discretas y continuas. Creo que Gonzalo había dado órdenes de no facilitar  mi  búsqueda. Conecté con un vacilón de la competencia,Turín, que libre de influjos me ayudó, yendo él a comprar y me trajo 4 porros liados. Uno para él, guardé dos en el faro de mi motillo, y nos fumamos el otro.

No me cambió, de momento, ni la escala ni la moral pero me aflojó el músculo de la risa, bailé de puta madre y cuando llegué a casa tenía mucha hambre, todo dentro de los efectos normales, vacilones y deseados.
El Tineo“, en la calle San Luis, los vendía liados a 15pts, 4 por 50 pts. y 8 por 100. Se ponía solo unas horas por la mañana y otras por la tarde (horas de cañas) y cuando llegaba le estábamos esperando, a veces diez o doce que nos arremolinábamos a su alrededor y él sacando, de su sempiterna gabardina, un mazo redondo enlazado con una goma, iba despachando diciendo, “no deis la bronca, abriros no deis la bronca” compraba y me iba corriendo en la moto a fumármela con los amiguetes.
En otra vida, en la que también me reunía con amigos que pensaban diferente, me metí a Cátaro. Nos persiguieron y nos refugiamos en Montsegur, que esa vez no hizo honor a su nombre y nos degollaron y quemaron a la mayoría.

Formación original de Gong –con Silvio y Mane– actuando en Dom Gonzalo, 1968. Rodado en Súper 8 por Gonzalo García Pelayo. Se le ha añadido “Love Me Baby”. Montaje de Jorge Muñoz.


Viaje madrileño 1

El Mundano 17.10.2008

El concierto fue muy bueno. Smash era, en esa época, un grupo underground; rock, blues y baladas eran la base de su repertorio, todavía cantaban en inglés y sus éxitos eran: “I left you”, “Scouting”, “Forever walking” y otras de ese tipo, pero también hacían versiones como “Little Wing” o “Red House” de Jimi Hendrix, “Paint it Black” de losRolling Stones y muchas improvisaciones.

El público de la caseta de los estudiantes de Utrera los conocía y les gustó, supongo que los discos que salían de las cercanas bases americanas de Morón y Rota, contribuyeron, junto con Pepe, el director de la caseta, al extraño fenómeno de que en Utrera, bastión del flamenco, cada año en septiembre en la feria se programasen actuaciones de los más nuevos grupos españoles de rock. Rock progresivo como le llamaron las discográficas, que en esas fechas del año 70 habían sacado ya sus discos. Los Tormentos fueron los teloneros y esos eran puro rock duro, sin duda los primeros en hacerlo en toda España. Luego los hermanos Diego y Ángel, con Luis y Pepe, pasaron por una mala traducción de ser Los Tormentos a ser The Storm, y tocaban “Smoke in the water” mejor que losDeep Purple.

En los Smash, Gualberto se había ido a Estados Unidos y a la base compuesta por Julio Matito y Antoñito se les unió como guitarra Henry, un hippy danés que encontramos en la playa tocando el violín y Silvio como cantante percusionista. Esa fue la formación que tocó en Utrera. Miguel Ángel Iglesias, amigo de Silvio y gurú de los freaks sevillanos vino a la actuación y cuando terminó el concierto, mientras yo recogía el equipo, se fueron a dar una vuelta por la feria. La cobranza de la actuación fue una tragedia, porque entre Silvio y Miguel Ángel se habían bebido el manso y nos lo descontaron a lo bravo, quedando una bolsa ridícula que casi no daba para seguir el viaje hasta Madrid, donde debutábamos al día siguiente, lunes, en Top Hat Morrison, en la Gran Vía, donde actuarían tarde y noche hasta el domingo. Es decir, ¡una semana de actuación diaria en Madrid! algo importantísimo para la fama y la economía del grupo. 

Javier, Miguel Ángel Iglesias y Gonzalo Garcia Pelayo

Amaneciendo ya, y con prisa para salir de viaje terminé de meter el equipo en la furgoneta y fui a buscarles por la feria, que estando en su último día ya estaba desmantelándose, al rato los encontré en una pequeña caseta privada inmersos en una seria juerga flamenca. El ambiente era de enorme respeto, estaba cantando don Antonio Mairena, yo no sabía quién era pero me impresionó y me senté con Smash, que con sus pelos largos habían caído en gracia a los flamencos y estaban con ellos haciéndoles compás. Como road-manager, en ese momento responsable de sus contratos, intenté sacarlos de allí, pero mis 19 años recién cumplidos y el respeto por ¡el Arte! del ambiente, me convenció de que eso que estaba pasando allí, según nuestra ideología, era más importante que cualquier contrato, y me senté a disfrutar del cante que con don Antonio alternaban, quien luego me enteré que eran la Fernanda y la Bernarda de Utrera, de modo que aquello era como un éxtasis místico y así, calladito me quedé, dejando que el compás y los canutos me embriagaran como a los demás.  

Estaba el sol en su cenit (je, je) cuando se disolvió la fiesta y era ya evidente, que con la furgoneta que teníamos, no llegaríamos a tiempo de poder actuar en la sesión de tarde en Madrid, quizás tampoco en la de noche. Pero el contrato era de una semana y además, ya se sabe, siempre hay que llegar a la gala, así que no sin trabajo y discusiones subimos a la furgona para irnos. Antes tuve que bajar a Miguel Ángel que se había camuflado de polizón entre los amplificadores Marshall. Incluso sin él ya era difícil que aquella vieja Volkswagen que habíamos comprado por 25000 pesetas pudiera con el equipo y cinco personas, así que después de discutir con Miguel sobre lo imprescindible o no de sus buenas vibraciones para el éxito del grupo:  

-Ti, ti, tío, que mis vi, vibraciones son buenas pal grupo, tío.

-Que si, Miguel, pero no puedes venir, no cabes, tío, somos ya cinco.

-Y, y, y, ¿qué más da, tío?, seis mejor que cinco, más amor, más rollo, más vibraciones.

-Que no, Miguel, deja que nos vayamos que es tardísimo ya.

-Tú lo que tienes es miedo, tío, miedo de tó, que si cinco que si seis que si el tiempo que si el dinero, ¿qué más da, tío? esta noche hemos triunfao y luego cuando lleguemos a Madrid, otra vez; y si no voy yo será diferente, tengo que ir tío, ¿no lo ves?

-Miguel, ¡qué no!

Y no recuerdo cuantas cosas más pero muchas, muchas discusiones: Silvio decía que con Miguel era mejor, Julio sin querer cortar el rollo pero que no, que se quedara, Antoñito rezongaba ya sentado diciendo que no comprendía nada y Henry sentado a su lado sonreía.  

Bueno, nos fuimos sin Miguel y salimos con medio día de retraso; la furgoneta tomó rumbo a Écija camino de Madrid. Desde el principio la furgona no iba bien, le patinaba el embrague o algo así; el caso es que andaba pero despacio, muy despacio, y en las cuestas arriba era tremendo, se venía abajo y las subía con poquísima convicción de que podría con la próxima. En fin, ya era de noche cuando llegamos a Despeñaperros y ahí ya tuvimos que bajarnos para empujarla, conseguimos pasar pero en la cuesta abajo de llegada a Almuradiel, con la velocidad, fue cuando se le salió la biela por el costado y no dio más de sí. 

-Chungo tío- decía Julio.

-Ojú que corte de rollo- opinaba Antoñito.

-Que mala suerte- se quejaba Henry.

-¿Lo ves tu tío? Por chungos, por malas vibraciones, con Miguel Ángel no habría pasado.

-Venga ya Silvio, con Miguel se nos rompe antes- decía yo.

-Pues hubiera dado igual, al final estaríamos parados y yo preferiría que Miguel estuviese aquí. 

Conseguimos empujarla hasta el hostal más próximo desde donde llamé a Madrid para decirles que un accidente con rotura nos había impedido llegar pero que mañana debutaríamos sin falta. Al no hablar con el jefe no hubo problemas, me cogieron el recado y me desearon suerte, por esa parte todo parecía ir bien. Localizamos a un mecánico que nos aseguró que por la mañana lo arreglaba y cansados de no dormir la noche anterior y un viaje transcurrido entre porros, discusión sobre las vibraciones de Miguel Ángel y bajadas a empujar, comimos bien y nos dormimos.

El arreglo por la mañana era imposible, estaba gripada y reventada, además después de pagar el hostal con la cena y desayuno, prácticamente no le quedaba dinero a nadie; entonces llegamos a un acuerdo con un camionero al que le dábamos nuestra furgoneta a cambio de que la subiera a su camión y nos llevara a Madrid con el equipo.  

Así conseguimos llegar a TOP HAT MORRISON en la Gran Vía madrileña, justo a tiempo para descargar, montar y tocar en sesión de tarde, es decir, con unas 26 horas de retraso. El concierto fue horroroso, aquello fue todo un acople, todo el concierto pitando todos los micrófonos; como no tuvimos tiempo de lavarnos y cambiarnos, las manchas de grasa resaltaban con las luces del escenario, la actuación fue un desastre, cuando terminó hablé con un encargado que allí había y conseguí que me adelantara la mitad del total del contrato y fuimos a buscar pensión quedando para volver a la sesión de noche.  

Alguien nos había hablado de una pensión en la calle San Bernardo 55 donde vivían flamencos y gentes del ARTE, así que allí nos fuimos. El dueño, un simpático hombre bajito y gordito de unos 50 años nos atendió, y aunque sólo tenía una habitación libre nos dijo que si no nos importaba, en unas buhardillas de arriba, que aunque no podía alquilarlas a nosotros nos haría el favor y nos cobraría menos que si de unas habitaciones normales se tratase. Nos pareció estupendo ya que las buhardillas estaban bien, nos dejaban aparte del trasiego de la pensión (así podremos fumar tranquilos) y además siempre es bonito ver los tejados de Madrid. Le pagamos como era costumbre una semana por anticipado y nos lavamos y cambiamos, bajamos a comer algo y nos fuimos a la discoteca con idea de poner el equipo a punto y así poder debutar en la noche madrileña.  

Todo inútil. Cuando llegamos al TOP HAT nuestro equipo estaba en la calle, en medio de la Gran Vía y el único de la sala que allí había no nos dejó ni entrar a recoger cosas del camerino, las sacó él y nos contó que al encargado que me había pagado lo habían echado y que teníamos prohibido volver por allí.

-¡Qué corte, tío!- decía Antoñito -¡Pa que veáis lo que son las vibraciones y la falta de compás! 

Henry no entendía nada y Julio y yo estábamos preocupados por dónde guardar el equipo, que en dos taxis llevamos a un local de ensayo, FAICO, en Embajadores. Con el dinero que nos quedaba decidimos quedarnos en Madrid a la espera de nuevos contratos. Yo había estudiado Preuniversitario en Madrid en el curso 69-70, en realidad, desde Marzo del 70, por un error policial y judicial, incluso estaba judicialmente desterrado de Madrid durante dos años. O sea, que había vuelto a los pocos meses de haber estado tres días en la DGS, dos en las Salesas y 12 días en el psiquiátrico penitenciario de Carabanchel. Y luego desterrado con prohibición de volver a Madrid, así que estaba preocupado. Me ponía nervioso (me daba miedo) la posibilidad de encontrarme con las autoridades que me habían buscado la ruina; por eso era una suerte que las buhardillas no fueran legales y que el dueño no pidiera el DNI y se conformara con saber que éramos los Smash, un conjunto moderno. 

El Madrid que yo recuerdo del año 70 era frío, gris, opaco, funcionarial; pero también grande y capitalino y por estar fuera de mi entorno familiar me daba sensación de libertad y de experiencia, palabra sagrada que era para mí un objetivo: poder responder afirmativamente a la pregunta de Jimi Hendrix ARE YOU EXPERIENCED? Mi sensación ante la experiencia vital que se daba en España del 70 era como la del Calígula de Camus (el mundo como es, no me gusta) y esa era la sensación del grupo, de Smash y de otros. El mundo era mentira, el miedo y la hipocresía se notaban en todo, era como una impregnación que se sentía en los poros, se sudaba y olía en todas partes. Otros hablaban de la necesidad de transformar la sociedad, concepto y objetivo también sagrado que unido al de Experiencia se traducía en nuestra ideología: en conseguir experiencias transformadoras  y en transformar la sociedad mediante performances, happenings, y experiencias continuas, con o sin drogas. Provocar a los burgueses con nuestra imagen, nuestra actitud, nuestras opiniones y sobre todo con la música; es decir, convertir la ideología en forma de vida (yippies o outsiders como nos gustaba llamarnos a Julio y a mi).

Grabación de Smash con Antonio Ortiz y Monchi Cruz

Smash junto con su primer LP “Glorieta de los Lotos”, habían publicado firmado por ellos y mi hermano Gonzalo, su productor y manager, un manifiesto titulado “Dialéctica del rollo y estética de lo borde”; la revista Triunfo le había dado sitio en sus páginas (Paco Almazán). La preocupación de entender la realidad y poder transformar la sociedad (realidad social) era cierta en el espíritu de grupo y mío. La oposición real a Franco en ese momento era El Partido, el comunista por supuesto. A nosotros, aquello de la dictadura del proletariado no nos gustaba (por lo de dictadura y por lo de proletariado); nuestro espíritu era ácrata (pide lo imposible), muchos de nuestros amigos y de Gonzalo eran del PCE. Camilo Tejera, Pipo, Porfirio, Amparo Rubiales, Daniely otros, brillantes líderes, habían sido expedientados en las protestas universitarias del Mayo del 68 sevillano. Porfirio y Camilo llegaron a conducir la furgoneta y a realizar labores de road manager con Smash y con el entonces naciente grupo sevillano del PSOE, los de la foto de la tortilla y otros, nos encontrábamos en cine clubs (Alfonso Guerra) y a veces se reunían en ese centro de reunión y foco de opinión que fue la discoteca Dom Gonzalo, cerrada por orden gubernativa, que Felipe González recurrió y perdió en su primer caso en el Supremo ( me alegro de que luego ganáramos todos con él en la presidencia de un gobierno democrático).

Portada Smash de Gonzalo García Pelayo

Es decir, el compromiso era real pero nuestra ruptura quería ser total en fondo, en formas y hasta en referencias, ya que todas las referencias históricas, políticas y culturales habidas hasta ese momento no habían evitado el millón de muertos de la guerra civil española, los 50 millones de muertos de la segunda guerra mundial, los millones de muertos de la guerra de Corea y los que estaban muriendo en la de Vietnam. O sea qué no. La única forma era la sinceridad, el amor, la relación valiente, sin prejuicios, sin miedos, sin tapujos para que, al no confluir ocultos intereses espurios, pueda suceder siempre lo mejor. ¡Toma ya! 


Viaje madrileño 2

El Mundano 24.10.2008

Con esa actitud y circunstancias nos desenvolvíamos en un Madrid prohibido para mí y carente de sitios de reunión. La Cervecería Alemana en la Plaza de Santa Ana como bar, elRetiro y el Obelisco como sitio abierto, eran los únicos lugares de encuentro para hippies y demás aventureros psicodélicos. En J&J,Picadilly, Stones y el 42 se reunían los discotequeros y los golfos. Ahí sí se notaba que Madrid era la Capital; había de todo y venían pocos pero de todas partes del mundo. Una vez dormí en una pensión llena de hippies de todas las nacionalidades y al día siguiente no había nadie, en una redada nocturna, la policía se los había llevado a todos. O sea, que era entretenido.  

La presentación de Smash en Picadilly fue un éxito espectacular. Empezó con el tema de Jimi HendrixRed House” que tiene una introducción de un solo de guitarra y la voz entra justo detrás de un largo break de batería, diciendo: “At the Red House…” la cantaba Antoñito que se había tomado unas copas de Fernet Branca y por entonces (17 años) era un batería de cuerpo entero, es decir, no tocaba “de muñeca” sino con todo el cuerpo y para recorrer todos los tambores tenía que impulsarse con un salto. Al coger fuerza para hacerlo se cayó de espaldas. Yo que estaba a su lado manejando el Binson de voces me lancé a levantarlo mientras Henry preguntaba “Antoñito ¿qué pasa?

Smash 2 Efeme, Gonzalo García Pelayo

Mientras le sentaba le hacía señas a Henry para que iniciara otra vez la introducción, así lo hizo y a la segunda vez Antoñito lo hizo muy bien, dio un salto, recorrió todos los tambores y de nuevo sentado cantaba sin dejar de tocar: “At the red house for my young girl..”…. y comenzó a vomitar sin parar de tocar y cantar, los vómitos llenaban la caja y cuando la baqueta marcaba el ritmo saltaba todo lo allí dejado y las luces resaltaban cómo se le iba pringando el pelo, la imagen era completamente underground y psicodélica, el ritmo era perfecto y la voz con gran profundidad. Aquello era puro blues y la actuación fue uno de los grandes triunfos del grupo.

El Auditorio del Parque de Atracciones era lo máximo en el espectáculo de la época, nos contrataron y desde el principio al director de escena y presentador, que era Torrebruno, no le gustamos. Los ensayos fueron difíciles, pero comenzó la actuación y fue un lleno completo, allí había más pelos largos de los que yo había visto nunca juntos, se sabían las canciones, aplaudían las improvisaciones y fue una buena, buena actuación, la comunicación fue total y al terminar los 45 minutos de contrato el público pidió bises. El Parque no permite alargar las actuaciones, por marketing de rentabilidad de las otras atracciones, pero la de Smash no podía pararse y ellos seguían tocando. Me ha tocado discutir tanto en esta profesión de manager de grupos de rock que tuve que hacerlo hasta con Torrebruno. Nos conminó varias veces para parar la actuación, y yo jamás paro a un artista en pleno éxito y Torrebruno desenchufó, fue tremendo, el público rugía. Silvio se sentó en la batería e hizo un solo fantástico y larguísimo. Los empleados del Parque le iban quitando tambores, cuando se quedó sin nada la emprendió con las tumbadoras y se tiró con ellas al foso de agua y gran parte del público con él, ¡todos al agua!

No hubo templanza en la cobranza, algunas veces, como ya sabemos, se puede morir de éxito. Claro, que los problemas con el “establishment” del espectáculo más reaccionario de esa época iban a ser continuos, además era lo que nos gustaba y lo que, de alguna forma, queríamos.

Supongo que la buena y vacilona gente de Als 4 vents, la compañía discográfica, fue la que consiguió el contrato para TVE en el programa del Número 1, Pepe Palau, que cuando los Beatles, seis años antes, habían venido a España, dijo que : “Esos chicos melenudos no llegarán a nada en el mundo y menos en España donde la juventud tiene otras inquietudes”. Lo había dicho hacía seis años y todavía estaba en la cresta, dirigía los más importantes programas y tan contentos. Bueno, cuando llegamos a Prado del Rey no nos dejaban entrar, no creían que fuéramos a tocar, aunque llevábamos todo el equipo. Aclarado el error monté los instrumentos y empezaron a ensayar “I left you”, single a promocionar que era una canción gritada y con una muy contundente y obsesiva batería, se oyó:

-No, no, no, ¿qué hacéis, Smash?- gritaba Pepe Palau dirigiéndose muy en corto a Antoñito.

-¿Qué vamos hacer?, ¡pues tocar!- respondía Antoñito extrañado y mosqueado

Así no, ¡así no!. ¡La batería no se toca así!

-Ah..¿No?-  preguntaba Antoñito completamente cortado

-En mi programa ¡no!, la batería la inventaron ¡los jazzmen! y se toca con escobilla, ¡con escobilla! No con palos.

-¡Oiga!, que nosotros somos de la generación beat, de los Beatles, y beat es golpe y eso es con baqueta– intervine yo.

-Aquí los Beatles no cuentan para nada y en mi programa no se tocan esas canciones de gritos y palos

Le molestaba la canción y el grupo. En fin, que si esto, que si lo otro, y el ultimátum de que no, que lo mejor era que no se tocara. A mi me parecía importante que salieran en televisión y les recordé “Forever walking”, una bellísima balada de Antoñito que éste cantaba muy bien y era sin batería y con xilofón. Se negoció y en eso quedamos. Retiré la batería y empecé a montarlo, mientras tanto estaba ensayando Karina y cuando ya estaba terminando de montar las decenas de piezas metálicas del xilofón, falló una tuerca o algo y se me desparramó entero viniéndose abajo, con un estrépito que aumentaba, tal como rebotaban en los escalones del decorado.

-¡¡¡Smaaaash!!!- bramaba Pepe Palau.

-¡Fuera! ¡Fuera!- llegó gritando enloquecido mientras Karina se paraba mosqueada.

Lo vi todo perdido y me enfadé, paré al Palau en seco y le expliqué que teníamos un contrato, que ya bastaba de poner problemas y que ahora íbamos a montar, ensayar y después haríamos la actuación sin más problemas. Actuaron y quedó muy bien pero lo cierto es que hoy en día, que yo sepa, no quedan imágenes de los primeros Smash en TVE.


Viaje madrileño 3

El Mundano 31.10.2008

Javier Garcia-Pelayo

Siempre estábamos tiesos y no era porque gastásemos mucho, era que ganábamos poco. Siempre gastábamos más de lo que ganábamos y eso era un problema sobre todo para el señor de la pensión al cual, su mujer seguía empujando y pegándole delante nuestra. Comíamos, de fiado, en una casa de comidas (Fuente del Berro) en la cual yo tenía crédito por haber sido cliente diario el año anterior con mi hermano y los estudiantes con los que convivía antes de mi destierro. Recuerdo que sumando todas las columnas de precios de la carta resultaban algo más de 300 pesetas y una comida buena salía por unas 30 pesetas. Una vez, después de unos días de mal comer, Silvio recibió un giro de 10.000 pesetas, lo que suponía un capitalito.

Vamos a comer– dijo alguien

Yo no pago necesidades. Si queréis compramos grifa y nos vamos en taxi a Picadilly – aclaró Silvio rotundo,

Un domingo fuimos al Rastro y conocimos a gente del mercadillo hippy que se ponía debajo de las escaleras, Henry llevaba el violín y con una guitarra y unos bongos que allí había, Julio no tardó en montar un concierto “unplugged”, la gente se empezó a juntar y visto desde las escaleras era un verdadero mogollón.

Smash, a veces, no se llevaba bien con los cables; pero acústicos eran la leche. Tocaron cosas suyas, “The times they are a changin’”, la versión de “Teach your children” fue antológica y causó el delirio de una verdadera multitud coreándola. Estaba claro que tenían gancho, que desparramaban buen rollo. La sorpresa fue cuando las chicas de los tenderetes nos dieron el dinero que habían recaudado, sin que lo supiéramos, para nosotros. Pasamos el domingo juntos y hubo mucho rollo, armonía y buenas vibraciones, quedamos para el próximo domingo y con un vacilón enorme regresamos a nuestra pensión en los tejados de Madrid.

Al domingo siguiente, estando la actuación en su mejor momento, (quizás cuando Julio cantaba “The times they are a changin’”), la policía bajó por las escaleras y fuimos disueltos, nosotros y los espectadores, a empujones y con un enorme corte de rollo. Y es lo que yo digo siempre: ”las actuaciones no se deben cortar nunca”. Las de Smash en el Rastro se cortaron para siempre.

Así que otra vez sin dinero y sin poder pagar la pensión. La dueña ya abusaba de su marido y la situación se hacía insostenible, Julio se había bajado a una habitación legal con su mujer Margarita (tremenda fan de los Beatles), que había llegado de Sevilla con algo de dinero y estaban mejor vistos por la patrona. Silvio se mudó a otra porque llegaba su novia Carolina (rica heredera británica y hippy total), pero Henry, Antoñito, nuestro amigo Manolo y yo no teníamos un duro. El dueño nos lloraba para que nos fuéramos.

Las primeras lluvias del otoño llegaron y Madrid perdía amabilidad, mientras el núcleo de las buhardillas se dispersaba. Tieso como estaba fui a pedirle dinero a Gonzalo y mientras estaba en la casa llamaron al timbre, mi hermano abrió y volviendo por el largo pasillo me dice:

 –Javier, es la policía, pregunta por ti.

-(en voz baja) Pues diles que no estoy.

Ya he dicho que sales.

¡Ojú tío!… vamos a ver– contesté preocupado y muy asustado mientras iba hacia la puerta donde estaba el inspector, con dos “señores” más.

-(Amigable) Hombre, Javier, tiempo sin vernos.

-(Cortadísimo) Ya, claro.

Venimos a buscarte, queremos hablar contigo.

-….Pues…… yo……… ahora estoy ocupado…..estoy hablando con mi hermano porque me voy esta tarde para Sevilla.

-(Serio) Venga, déjate de tonterías, acompáñanos.

-(Serio) ¿Adonde voy a ir yo, hombre? ¿Qué quiere usted?

-(En serio y llevándome) ¡Venga, venga, vamos!

No recuerdo qué le dije a Gonzalo ni lo que me respondió pero algo sería y me llevaron, aunque me decían que no iba detenido pero que si me negaba a ir quedaba detenido. Cuando se empeñaron en ir a la pensión me dio un síncope.

¡Qué no, hombre! ¿Tenéis permiso de registro?

Y ya se pusieron serios del todo con empujones y avasallamientos diciendo que a la pensión o a Carabanchel por haber quebrantado la provisional y la prohibición de estar en Madrid. Intenté explicar que en la pensión casi no me dejaban entrar ni a mi y que les debía dinero y si me presentaba con la policía les iba a dar un pasmo, la patrona iba a matar al posadero y todo para nada porque como ya les había dicho el año anterior, yo no fumaba y en la pensión no iban a encontrar nada de nada y que entonces para qué tanto lío. No hubo manera aunque aceptaron intentar pasar por unos señores amigos que venían de visita (¡oju, vaya plan!).

Qué te he dicho que no! Que ya lo sabes, que a la habitación no subes con nadie– decía el dueño a punto del ataque viendo mi compañía.

Yo, conciliador, le decía que ya sabía las normas, pero que por una vez ¡por favor!, por el bien de todos me dejara subir con estos “señores”.

¡Arriba no sube ni Dios!– gritó mientras llegaba corriendo la patrona.

Que te he dicho que ya ni tu subes.

Policía!– dijeron los “señores” volviéndose la solapa.

¡AAAH mi ruina!– exclamó el dueño tirándose al suelo mientras su mujer lo zarandeaba gritándole y pegándole.

¿Lo ves, lo ves? Sinvergüenza, hippy de mierda, que no me pagáis y me vais a matar a disgustos, y tu tienes la culpa de todo– le decía al marido.

El inspector los tranquilizaba mientras el dueño se agarraba a él explicándole que los papeles de la buhardilla los estaba esperando y a nosotros ni siquiera nos cobraba; la otra cuando oía lo de cobrar le pegaba patadas y chillaba en un verdadero ataque de histeria. Pero, lo que es el miedo, con dos o tres gritos del inspector cumplieron la orden de darnos la llave y retirarse callados y sin escándalo. En las habitaciones no había nadie y por supuesto ni un porro o por lo menos eso creía yo, pero el registro fue exhaustivo y minucioso a lo que ayudó el pronto encuentro de un libro en inglés que era un completo manual sobre el uso y consumo de todas las drogas desde su cultivo, cosecha, preparación y utensilios para su uso.

Aja, conque no fumáis.

Que no, hombre, que eso lo ha traído el guiri pero para vacilar de enrollaos, que ni él ni nosotros fumamos ni ná.

Y de pronto, el gran triunfo. En la costura del interior de un bolsillo apareció una brizna de yerba verde.

 ¿Y esto?– preguntó el inspector poniendo con dos dedos la brizna en la palma de su mano.

¡Ofuú! Eso no es ná– dije yo proyectando el “fu” sobre la palma de su mano y la brizna se voló.

¡Hijo puta!– me dijo mientras se agachaba buscando lo que no volvió a encontrar, pero se mosqueó mucho y se empezó a poner grosero y a dar por sentado que yo era drogadicto y traficante y que con Smash, yo aprovechaba para vender en los conciertos.

Dijeron que ya era bastante y que para la brigada, que ya veríamos.

En mi anterior “visita” a la brigada y a la Puerta del Sol, ya había visto cabezas hinchadas y cuerpos dolientes, seriamente maltrechos; por lo que cuando ya estaba en el interrogatorio les declaré que efectivamente yo estaba en Madrid de forma irregular y que me pusieran a disposición del juez, pero que me dejaran tranquilo ya que sobre tráfico de drogas yo no sabía nada. La respuesta, después de algún pescozón y tirones de pelos y patillas, fue llamar a un policía armada gigante que me cogió por el cuello de la chupa de cuero y levantándome con una sola mano me llevaba en volandas, sin pisar el suelo, con mi 1´80 cm. largos de altura.

-(Pataleando en el aire) ¡Eh eh! ¡Oiga! ¿Pero, qué hace?

Ahora te van a dar un repaso y luego seguimos hablando, que nos quedan 72 horas hasta llevarte al juzgado.

¡Un momento, hombre! Vamos a hablar ahora que yo no me he negado a hablar con usted.

 Y funcionó. Ordenó que me dejaran y que me sentara. Realmente yo no sabía lo que querían, suponía que era su táctica para acojonarme, poco a poco. Lo consiguieron de golpe. Empezaron a preguntarme por un tal “el apache” y se empeñaron en que yo le conocía; la discusión fue muy larga y llena de amenazas, empujones, tirones de pelo y maltrato en general. Lo que me proponían era que yo buscase para ellos a gente que vendiera y en concreto ”al apache” y a un italiano que se suponía iba a una crepería en la calle Goya, la cual yo ni conocía. Querían que yo les comprara costo y sorprendernos en el acto. Me decían que si colaboraba no tendría problemas. Yo alucinaba y les decía que ese era su trabajo y no el mío. Pero no servía de nada y entonces les dije que cómo iba yo a buscar a nadie ni comprar si ni tenía dinero ni coche ni sabía dónde. Me cogieron y me llevaron a la calle, me metieron en un Seat 1500 negro y salimos hacia la crepería de Goya a buscar según ellos al italiano.

Cuando llegamos me dieron 1.000 pesetas y me dijeron que entrara y que si estaba el italiano le comprara. Yo cogí las mil ptas. y entré en el bar que estaba absolutamente vacío, detrás mía entró uno de los “señores” y se puso enfrente mía en la barra en forma de U. Pedí una coca cola y pagué con el único billete mostrándolo bien para que él lo viera. Empecé a beber la coca cola con idea de terminar pronto e irme. De pronto entró un compañero de Instituto, del año anterior, al cual yo le había invitado a fumar por primera vez y con los meses había cambiado. Cuando entró se vino hacia mi con gran cariño y alegría, me abrazó y yo noté que venía “en hippy” y muy puesto y que parte de la alegría era porque ahora me iba a invitar él a mi, lo cual hubiera sido su inmediata ruina. En ese momento me sentí como una bomba a punto de estallar, yo era el hombre trampa y eso no podía ser, así que le dí una ”tragantá” en el cuello y empecé a insultarlo, le llamé niñato de mierda, pijo asqueroso y no sé qué más, pero le ordené tajantemente que se fuera de allí que no quería verlo nunca más. El chaval me quería, me respetaba como gurú. Se desconcertó, se vino abajo, se cortó y se fue. Nunca más lo he vuelto a ver. Todavía me duele.

El espacio se ocupa según el tiempo y mientras menos tiempo estuviese allí, mucho mejor para mí y para Italia en general; de modo que salí y me dirigí donde estaba el coche negro y aceptaron que esa no era la manera. Yo, pensando en irme de Madrid, les dije que me dejaran su teléfono y que les llamaría cuando viese algo, vi que tragaban y me adorné diciendo que “A ver si ahora que voy a meterme en el lío me detienen otros y la cago”. Me dieron suficientes garantías y quedamos que les llamaría no más tarde de tres días. Cuando vi que se montaban en el coche y se iban me entró una flojera en las piernas y me tuve que sentar en el escalón de un portal. No me lo podía creer, se habían ido.¿Se habrían creído que los iba a llamar? ¿Qué iba a trabajar con ellos…? No lo creo, pero entonces sí lo creí y me asusté una barbaridad, porque, por supuesto, no pensaba hacerlo; así que empecé otra vez por el principio, fui a casa de Gonzalo, me dio dinero y me despedí con intención de irme esa misma noche a Sevilla a casa de mi madre, que tenía mi tutela judicial.


Viaje madrileño 4

El Mundano 07.11.2008

Cuando llegué a la pensión no acepté bronca ninguna, le dí lo que pude y subí para hacer el equipaje e irme. Manolito había vuelto y me dijo que los demás estaban “tripeando” en la Casa de Campo con unos ácidos que habían aparecido. Nos fumamos unos canutos y me regaló un bote con ocho o diez “orange-sunshine”. No lo dudé, me tomé dos y empecé relajadamente mi marcha a Sevilla. Cuando empezaba a resoplar noté la necesidad de ruptura y me tomé el bote entero. Manolito me dijo que era una barbaridad. A partir de ahí tomé la decisión de ver lo que pasaba. Bajé y le indiqué a los patrones que me iba a Sevilla en el primer tren, si no esa noche por lo apurado de la hora, lo más tarde por la mañana. Dejé la bolsa en un rincón y cuando iba a salir llegó Antoñito con dos gitanos de “mucho arte” que trabajaban en Los Canasteros. Yo ya resoplaba largo y alto y todo entraba en dimensión, en el compás de las cosas, diferentes espacios juntos, el run run de fondo, con sonidos de claxon, el movimiento indiferente y asustadizo de las aceras se endulzaba con la amabilidad de Antoñito. Me presentó a sus amigos: uno, joven fragante potro de raza noble, y el otro un hombre de tronío, un gitano con mucha clase; recuerdo un impecable traje de franela azul, azul, azul, corbata roja, roja, roja, y tez de bronce, bronce, bronce. Era un señor. Fumaba Rumbo largo con un paquete grande y dorado y esa combinación de colores azul, rojo, bronce, dorado, su movimiento y forma y manera de expresarse eran extraordinarios.

El tiempo es incómodo, el tren de esa noche no se podía coger. Atocha, caminamos, hablamos, Plaza de Santa Ana, Callao es una plaza invernal tan dura como la Navidad fascista. El césped del jardín del Mº del Ejército crece, los soldados de guardia quisieron irse de la mili de entonces. En realidad no llevaba ni siquiera el equipaje, no quería tener equipaje. A todos vence la marihuana que da la ciencia al Ramayana, por eso decidimos ir a comprar. Ellos sabían, pero taxi arriba taxi abajo y enCarabanchel no hay, Lavapíes tampoco. Estábamos en Vallecas, hay que sentir con el cuerpo entero, por eso hay que caminar expandidos ocupando todo el espacio vital, el gitano me aplaudía “bien tío”, lo llevaba bien, fumamos mucho Rumbo, estábamos charlando con unos chavales que tenían grifa y mi amigo el gitano me dijo:

Javier mira, te presento al “APACHE”.

Lo vi y era Jerónimo, Sitting Bull y todas las tribus. Si él hubiera sabido lo que yo sabía, que no era como podía parecer, me hubiera comido el corazón. Giré rapidísimo y dejándole caer la mano en su corazón le dije:

¡Aho! “APACHE”, Tu (y le apretaba el corazón) y yo (me palmeaba mi pecho) hermanos (cruzando los brazos en aspa)amigos pero no conocer.

-(Con fuerte acento cheli) Oyes, a este qué le pasa.

Nada, nada, pero no se te olvide nunca -y volvía con los mismos gestos

Tú y yo amigos pero no conocer.

Oyes, ni ácido ni nááá…, eh…

Total, que con una guitarra y unos bongos que tenían nos fuimos el Apache con dos o tres heavys, los gitanos, Antoñito y yo a un descampado cercano y empezamos una buena fumada de grifa. Ellos no habían tomado pildorillas, pero el gitano decía que viajaba conmigo y nos oíamos los cerebros con sus pensamientos y sensaciones, nos sentamos en piedras y Antoñito empezó a tocar y cantar. Yo le escuchaba desde dentro y lo veía desde fuera. Desde arriba nos veía a todos, y cuando todo era bueno era buenísimo y los colores eran agradables, esféricos, de tonos arropadores, brillantes, cálidos, con el espacio cubierto de lluvias de estrellas; pero si alguien preguntaba la hora o pedía un cigarro o cuando se cortaba una canción todo se hacía anguloso, metálico, refulgente, con chispas amenazadoras.

Forever walking” nos salvó otra vez y nos condujo al cielo. Antonio la cantó masticándola, se veían los átomos de colores en su boca, la garganta era un fuelle, el gitano lloraba de gusto y yo veía la melena de Antoñito y la mía ardiendo en amables llamaradas mecidas al compás, mientras que al percutir con las lenguas de fuego de mis manos en la piel de los bongos se producían unas explosiones rítmicas con estrellas de los más brillantes y variados colores – todas las partículas de los átomos tienen colores cambiantes y es que el desinhibidor que nos desinhiba, buen desinhibidor será. ¡Coño! Después de cada fiesta viene el desmontaje, La relación unitemporal nos impide entrar en ese orgasmo cósmico que alguna vez rozamos. Por eso tuvimos que irnos. Fueron levantándose y yendo hacia la carretera, yo quedé rezagado; cuando voy llegando a ellos observo que tiran para la derecha, que era campo abierto y cuando miro a la izquierda (que era el camino) veo venir a la pareja de la guardia civil. Apreté el paso y les quité la vez, gritando yo mismo “¡Alto!”, quedaron todos sorprendidos. Yo estaba en medio, a mi izquierda Vallecas y la guardia civil, a mi derecha mis colegas y el campo. Dirigiéndome a la pareja, dije:

Buenas noches ¿verdad que los taxis están por esta parte?

-Si, claro.

-(Dando un paso atrás) Oye, que es por aquí.

Y fueron pasando todos entre la pareja y yo, con la guitarra, los bongos, las melenas golpeando los hombros y saludando muy educaditos.

Buenas noches.

Buenas noches.

Uno tras otro en fila india. Y cuando pasó el último

Adiós, gracias, buen servicio– les dije mientras me iba. Aunque la coletilla de (buen servicio) es sedante benemérito, su efecto no es muy largo; pero a veces hay suerte y cuando ya les oía el cerebro rechinando para gritarnos …

 Taxi!- grité yo quitándoles la vez de nuevo. El milagroso taxi paró, los dos gitanos, Antoñito y yo subimos y nos fuimos para el centro. Espero que ganaran los indios, los apaches fueron un pueblo de grandes hombres.

Antoñito se fue con los artistas a Los Canasteros donde ellos trabajaban, yo no vi oportuno acompañarlos ya que seguro daría “el mitin” en un ambiente tan conservador como era el flamenco; para coger un tren para Sevilla tampoco estaba, así que no recuerdo cómo pero me fui a Picadilly y allí entre bailes y charlas alucinadas fue pasando el tiempo sin un canuto para la bajada, que por otra parte tampoco llegaba y de pronto en una salida a la puerta veo venir a mi amigo de Sevilla “el Bony”, trianero dandy, con su bastoncito de caña, perfectamente vestido con traje, abrigo y su maletita. Venía con su novia y una amiga morenaza que había visto alguna vez en Triana.

Bajar no bajaban los ácidos pero (cosa rara en pleno viaje) lo demás subió todo, la morena me excitaba una barbaridad. El Bony me preguntó si yo tenía un apartamento o algún sitio para dormir, yo le dije que sin problemas, que tomáramos algo en la disco y que por allí vendrían unos amigos que tenían apartamento. Esto aunque no fuera seguro, y desde luego yo no sabía de qué amigos le hablaba, era muy probable porque con la presencia de las dos tías y el chocolate que Bony traía, los “amigos” que nos ofrecerían sitio serían varios con seguridad; así que pasamos a la sala y yo me dediqué a la morena. Le hice todo el repertorio de seducción psicodélica que se me ocurrió, recuerdo que mientras bailábamos le decía más o menos “morena tengo la fuerza, podemos ver el universo juntos” y mientras, le pasaba un dedo por la columna vertebral. La recuerdo estremecerse y ver una corriente eléctrica de colores entre mi dedo y toda su columna, que le salía por los ojos de gusto, que ponía….mientras me decía que no, que venía cansada pero como no parecía verdad yo insistía pero la morena era pureta de Triana y no le terminaba de gustar un hippy alucinado como yo.

No sé si por mi dedicación a la morena o porque no vino nadie, el caso es que a las cuatro y media o cinco cerró Picadilly y no vimos a nadie, el Bony, que venía de viaje y con novia, quería irse al apartamento (¿?), la morena ya me había dicho, más bien por activa que por pasiva, que no, que estaba cansada, que tenía el mes y además que no. Total que en la puerta de Picadilly y chungo; pero yo pensaba que tenía posibilidades, así que no me arredré ni rendí y, para ganar tiempo, le dije a Bony que el apartamento estaba por esa calle de enfrente, que en realidad yo no conocía. Fuimos bajando por Clara del Rey, mientras yo seguía dándole caña en la columna a la morena, que seguía estremeciéndose y diciendo que no, sin acritud. Cuando llevábamos algunos minutos andando hacia ninguna parte, y ya me iba a rendir, se oyó una voz del cielo que decía: “¡SMASH! ¡SMASH!“ Miré para arriba y los focos de la calle me cegaron con brillantes y hermosos rayos de colores y respondí: “¡SI! ¡SI!” y la voz por encima de las luces nos pidió que subiéramos.

¿Qué piso era?” Pregunté a la luz, me respondió y le dije a Bony: “Aquí era.” Subimos y resultó ser el técnico de Daniel Velazquez al que unas semanas antes le habíamos alquilado el equipo de voces, estaba en el balcón esperando la salida de Picadilly porque alguna chica le había dado plantón; así que nos aposentó, nos fumamos unos canutos y el Bony, dejándonos una china, se retiró al único dormitorio con su novia, quedamos el técnico, la morena y yo. Le di un ultimátum diciéndole que yo podía ver el universo con ella o solo, optó por que lo viera solo y me tumbé en un rincón del saloncito el técnico, muy amable, me dio una manta y cansado como estaba y con el cerebro a mil comencé un viaje, de ojos cerrados, lleno de imágenes, colores, velocidad y todo lo demás. No sé cuanto duró mi descanso (no mucho) y me despertó la dureza reventona que me asaltaba por las bajeras y sin poder más, me levanté para comentárselo decididamente a la morena; Pero cuál no sería mi sorpresa cuando vi que, en la otra parte de la L del salón y debajo de la mesa del comedorcito, tapados por una manta estaba el técnico encima de la morena empujando con gemidos placenteros. Yo me desnudé y siguiendo la dirección de la flecha me fui para ellos apartando la mesa diciéndoles que me dejaran sitio; recuerdo al técnico encima de la morena, completamente tapados hasta el cuello, culeando debajo de la manta diciéndome: “¡no cortes el rollo tío!”. La morena me decía que no, que no. Total que impelido por la necesidad reventona me subí a la mesa y allí de pié atendí a mi dureza descargando sobre ellos entre gritos, bramidos y visiones cósmicas. Me caí rodando y después de resoplar un rato, como un ballenato, tildándolos de cortos y de grifotas sin sentido revolucionario de la vida, me vestí y me fui ya de amanecida. Llegué a la pensión, cogí mi equipaje y me subí al primer tren hacia Sevilla, para ponerme bajo la guardia y custodia de mi madre como estaba legalmente obligado, por mi minoría de edad.

___________________________________________________________________________


Los Conciertos de la transición

El Mundano 23.02.2009

Triana estaban preparando la salida de su segundo LP “Hijos del Agobio“. Desacuerdos estructurales y técnicos sobre la puesta en escena nos hicieron ver, que para conservar nuestra amistad, era mejor no seguir trabajando juntos. Desde “El Patio“ y el primer contrato en el club Argentina (17.000 Pts.) pasando por el M&M de Vicente Romero (20.000 Pts.), los dos conseguidos a través de ese figura del rock español, Javier Gálvez. Hasta los últimos, en toda España, a más de 200.000 Pts., dejaban un buen recuerdo y un tiempo, de casi tres años imborrables, que era mejor no estropear por un éxito, en ciernes. Siguieron, un tiempo, ensayando en el garaje de casa, en Pozuelo. Pero Pepe Varela y yo atendimos la llamada de Gonzalo(García Pelayo), para dedicarnos a montar conciertos. Se acababa el 76 y empezaba un 77 que venía agitado, Adolfo Suárez había dicho de hacer legal, lo que era normal en la calle. Y la calle estaba alborotada y con ganas de reunirse, vibrar y votar.

Gonzalo, en la serie Gong editaba, con éxito, discos de cantautores españoles, caribeños y  del cono sur americano. Hablamos con la embajada cubana y les contratamos a Carlos Puebla y los Tradicionales. Una cantidad por concierto más gastos. Un numero de conciertos garantizado y los que pasaran, al mismo precio que los ya acordados. Le pagábamos a la embajada y ellos le pagaban a los músicos, su nomina mensual de trabajadores del estado.

Carlos llevaba, desde la revolución, cantando con el grupo tres horas diarias en el programa: “Carlos Puebla le canta al Pueblo” de Radio La Habana. Y girando por todo el mundo comunista, como contrapartida cultural, en los acuerdos entre países.

 Gonzalo se ocupaba de los acuerdos con los artistas y la dirección general. Varela de pedir los permisos necesarios, pastorear y torear los problemas sueltos. Yo de la venta, producción y realización de los conciertos. En casa de Gonzalo. Un pasillo. Una habitación con una maquina de escribir, una mesa redonda y cuatro sillas de formica, un teléfono y la ventana al patio interior.

En Madrid Yolanda Castilla del Teatro Monumental, nos atendió muy bien y en el resto de España les firmamos 18 actuaciones, a realizar en 30 días.

El más joven de Los Tradicionales, Pedro tendría 60 y pico años, Rafael casi 70, Santiago casi 80 y Carlos 70 y bastantes. Era el mes de Enero y la embajada, siguiendo su costumbre, les hizo unos trajes para la gira. Varela siempre dijo que les habían comprado las telas en “toldos la Estrella“. Eran para que les sirvieran en Cuba, fresquitos. Hubo que hacer otros.

Carlos Puebla y Los Tradicionales con Javier y Gonzalo García Pelayo
De izquierda a derecha: Gonzalo, Santiago, Javier, Carlos, Varela, Pedro y Rafael

No hubo problemas de permisos, excepto en el Ferrol del Caudillo, que los denegaron. Pero lo vimos natural.

 El “rider” del artista era fácil, solo pedían una loseta, de mármol, o adoquín de buena piedra. Y algo más difícil, pero con alternativas. La tapadera de una lata de betún de limpiar zapatos, de marca antigua. Pero si ya no la había, valían otras, que si encontrábamos.

Viendo que íbamos a recorrer España con varios miles de kilómetros, alquilamos un Dodge Dart de ministro, automático y gigante y comenzamos la gira por la autopista de La Coruña (casi única en esa época). Pitillito de salida y me emociono en la pista, con lo que el coche daba de si. Carlos iba a mi lado y los otros tres detrás. Le voy dando caña al coche y nadie dice nada y cuando el marcador empezaba a pasar de los 200 k/h y los coches adelantados desaparecían en los retrovisores, se oye la voz de Rafael que canta melodioso…”Dale dale suaveciiiito…Dale dale suaveciiiito…“. Levanté pié y Carlos se volvió y le dijo ..”Calla,… come mierda. Que este carro es americano y está hecho para correl…” Pero empezaron a cantar los tres: “Dale dale suaveciiiito Javier, que la calle no es tan solo para ti”…Y ya Carlos siguió cantando él solo (era una canción suya para el trafico): “Cuando veas la roja chofér… no te la pases… que por esa común infracción…también se muere”… y los coros, desde atrás… “Dale dale suaveciiiito… Dale, dale suaveciiiito Javier”.

 En un, enorme, buen tono personal fue desarrollándose la gira, que de publico fue más o menos bien y con mucho éxito artístico. Tenían una gran capacidad de contacto, de comunicación.”Y En Eso Llegó Fidel” era una fiesta. “Hasta siempre comandante” llenaba las salas de mecheros encendidos y gente emocionada.”Si no fuera por Emiliana” provocaba complicidad. Con “Alamar paraíso junto al mar” explicaba la revolución urbana y la presentaba diciendo: “También hicimos la revolución urbana. A un señor que tenía más de trescientos pisos, le dijimos: Oye tú, ven y mira aquí. De todos esos pisos, que tú tienes… elige el que mas tú quieras… y los demás, para la revolución“… Aquí la gente aplaudía a rabiar y Carlos seguía “Y aquel individuo se negó y le dijimos: pues, ya tenemos un piso más. Al paredón. Y lo fusilamos“. La gente aquí se partía de risas y aplausos. Acababa de ser elegido Gerald Ford y Carlos cantaba “Pues mire usted, pues mire usted. A mi me da lo mismo Ford que Chevrolet“. Y todos, por el suelo de risa. Años más tarde los balseros salían desde Alamar y llorando, casi, me alegraba de que Carlos no los viera 

 Santiago, guitarra y voz bajas, solía decir “Yo era un negro marihuanero y borracho, tirado en la calle. La Revolución me devolvió la dignidad y me hizo un hombre”… Era un gran músico y artista, presidente del sindicato de músicos de Cuba y el único del grupo con carnet del partido comunista.

 Pedrito, voz alta y maracas mágicas. Era pequeño, con bigotito, una garganta de plata, como una trompeta y mucha, mucha clase y simpatía. Me contaba sus viajes por el mundo y el frío que pasaron, a cuenta de los trajes-regalo, en Mongolia exterior, concretamente en Ulham Bator (o como se escriba), que se les congelaban las orejas y me explicaba como el gigantesco presidente les saludaba cariñoso, dándole unos manotazos en la espalda que le hacían tambalear…“Que listos son los Mongoles, chico!!” decía. “Actuamos en el gran teatro Stalin y como el primer día no nos entendieron ni carajo… el segundo teníamos, detrás, unos mongoles que iban levantando carteles, con las frases traducidas, mientras cantábamos…Y tremendo éxito, chico”.

Rafael, Felongo en el grupo, era el de la marimbula (cajón con abertura lateral con lengüetas, que pulsadas suenan como bajo-bongó) y con la mano izquierda marcaba algunos tiempos con la tapadera de la lata de betún, en la loseta de mármol: Tlin, Tlin, Tlin, Tlin…, mientras Carlos cantaba: “En eso llegó Fidel”…Tlin, Tlin, Tlin, Tlin…”se acabo la diversión, llegó el comandante y mandó a parar” Tlin, Tlin, Tlin, Tlin”.

________________________________________________________________________


Los Conciertos de la transición 2 Carlos Puebla y los Tradicionales

El Mundano 02.03.2009

Carlos era un Poeta del pueblo. Era el cantor de la revolución cubana. Y “la mejor guitarra prima, del Caribe“, según afirmaba Pedrito, para coger impulso y fuerza y poder decir “pero yo soy la voz de oro, del Caribe. Yo le enseñé a cantar a Machin. Tú obselva. ¿Cuando aplaude la gente? Cuando yo canto“. Tenía razón. Cantaba los estribillos y comunicaba con la voz y el gesto de las maracas, como a nadie que yo haya visto.

Cuba si Yankis no Carlos Puebla

Lo de las comparaciones, venia a cuento porque Pedrito decía: “Yo soy un buen cubano y comunista, chico. Hago el trabajo voluntario de la zafra y canto por la revolución…Pero hay cosas que no me gustan. ¿Por qué Carlos, es músico de categoría A, Santiago y yo de la B y el comemielda de Felongo de la C?  De acueldo que es un gran compositol y la mejor guit… Machin, pero somos comunistas, chico. El grupo durante la revolución, para distraer, daba serenatas mientras, por la puerta de atrás, sacaban o metían armas y gente.”

El sueldo y las casas eran diferentes. Felongo vivía con ” su negra” en un cuarto. Santiago y Pedro en apartamentos y Carlos en una casita y tenia un coche Seat 127.

 En  Asturias vino a verlos un cubano, que los conocía y les explicó que se tuvo que marchar, porque el jefe del comité de vigilancia de su manzana, le tomó fila su mujer y lo tenia amargado. A Carlos no le gustaban los “gusaneras” y no le dio crédito y por supuesto siguió cantando: “Yo también, yo también pertenezco al comité“.

Para las sesiones del teatro Monumental de Madrid, preparamos la grabación de un disco en directo. Eran una maquina. Llevaban cantando juntos, todos los días, más de 20 años. 

Felongo había sido bebedor y le sentaba muy mal probar un sorbo de alcohol. El día de presentarse en Madrid tuvo visitas y bebió algo, que le sentó fatal. Cuando llegamos al hotel alertados, vemos a Rafael vomitando desde la cama y los otros diciéndole:”Eres la vergüenza de la revolución, comemielda, que eres un comemielda” y Felongo se volvía y después de proyectar un golpe de vomito, lloraba diciendo: “Mi negra, mi negra…” y seguía vomitando. Varela, experto en esas lides, les dijo “Dejarme a mi”. Fue a la farmacia de al lado, volvió con un bote de amoniaco, echó a todos y empezamos a sujetarlo y meterle el amoniaco por las narices. Aquello fue tremendo, se le salían los ojos y las tripas, pero faltaban horas para el debut y Varela le siguió aplicando, intermitentemente, el tratamiento junto con cafés solos, cargados y sin azúcar.

Cuando llegamos al teatro, entramos a través del solitario patio de butacas, llevando a Felongo entre Varela y yo, llegando a la puerta de camerinos, en el pasillo enmoquetado proyectó de nuevo, los dejé entrar y fui a ocuparme de mis asuntos. La actuación está grabada en un disco publicado. Es impecable. Fue un gran éxito. ¡Que grandes profesionales!

 En Tenerife llenaron la plaza de toros y en Sevilla fueron a visitar a Machín, que era amigo y salió de Cuba antes de la revolución, no era “gusanera” y lo respetaban mucho. Paseamos con mucho placer. Probamos una calidad, que a mi casi me tumba y Pedrito (1ª y única vez desde hacia más de 30 años) se puso estupendo y después de la magnifica actuación me fui con Pedrito y  Felongo al cabaret Viña Blanca, que tenían buena música cubana. Pedimos unas botellas para las chicas, que se sentaron con nosotros. Las sacaron a bailar y nunca he visto más clase, ritmo y saber hacer que esa noche de baile cubano y cabaret.

Sabiendo que iban a grabar en directo, Pedro me hablo del gusto que le daría grabar, cantando él, un disco  de estudio  con “canciones de amol, tradicionales cubanas”, al estilo de sus referentes que eran El Trío Matamoros. Lo comenté con Gonzalo a quien le pareció estupendo y Carlos dijo que él solo cantaba a la revolución y Pedro dijo que el que quería cantar y debía hacerlo era él mismo; Pero que Carlos, por favor, pusiera la guitarra. En dos ó tres horas, se grabó el que yo creo que es el mejor disco de canción tradicional cubana y se llamó “Los Tradicionales acompañados por Carlos Puebla“. Grabaron la de “dale, dale suavecito” con mi nombre en vez de chofer. Por no sé que accidente se borró y perdió esa canción en el estudio. El disco, con bellísimas canciones, se publicó en Gong.


Los Conciertos de la transición 3 Quilapayún

El Mundano 09.03.2009

El invierno es la época de presentaciones de los artistas, para su posterior trabajo de verano. Los conciertos que hicimos con ZA eran para desarrollar los Artistas de Gong. En el teatro Barceló(hoy Pachá) y otros sitios, presentamos en diferentes días a: Carlos Cano, Pablo Guerrero, Hilario Camacho, Luis Pastor y creo que Amancio Prada y Labordeta.

 Quilapayun

 Entre los músicos de Hilario estaba Flaco Barral, que junto con Antonio Valls, Dick Zappala y Gustavo Ros tenían un proyecto que se llamó Azahar, para el que no encontraban batería y se decidió psicodizarlo, más aún, y no llevar ese instrumento. Se grabó y preparó para ese verano.

Estábamos buscando como ponernos en contacto con los Quilapayún, cuando sonó el teléfono…. y eran: Quilapayún, preguntándole a Gonzalo como podían hacer una gira en España. Acordaron un número mínimo de actuaciones garantizadas y las demás al mismo precio pactado, más gastos. Les preparamos más de diez para el mes de Marzo a ellos y algo parecido, para después de Semana Santa a sus colegas Inti Illimani y a los Parra, ya para mayo- junio

Manuel Gerena sacaba disco y solía tener problemas gubernamentales para sus actuaciones. Decidimos probar suerte y lo preparamos para el teatro Monumental. Varela pidió los permisos… y se los concedieron. La presentación fue a teatro lleno. Después, el camerino se llenó de gente y llegó D. Santiago Carrillo ¡¡con peluca!! Manuel le presentó a Varela como el que había conseguido el milagro de los permisos y D. Santiago le dijo: “Pues le vamos a tener que contratar para que nos lo den a nosotros“. A los pocos días le detuvieron y lo demás es Historia. (Varela no se ocupó de la posterior legalización).

Con Quilapayún sabíamos que, tiempo atrás, alguien los había querido presentar y pidió los permisos poniéndolos como “cantautores chilenos”. Fueron denegados.

Varela, en su santa ignorancia-sabiduría (se hacia el cortito como nadie), los pidió humildemente y apoyándose en los ponchos de las fotos, rellenó la casilla como ” grupo folclórico andino”. Se los dieron del tirón. Pepe Varela era un genio popular de una gracia, simpatía y enganche personal inmenso. Vino a casa a preparar un cocido y se quedó casi dos años de risas, desarrollo personal  y profesional en el mundo del espectáculo.

Quilapayún eran en ese momento apátridas, porque el golpe les cogió fuera y se quedaron sin pasaporte. Necesitaban visado. Varela los consiguió y se los mandamos a Paris. Gonzalo nos dijo de contratar el pabellón del Real Madrid, nos pareció mucho pero era el jefe, a los del pabellón también les pareció mucho y nos advirtieron del posible fracaso, pero seguimos. Hicimos los carteles y contratamos la publicidad en El País. El plan era el domingo anuncio en el periódico, diciendo que el lunes se ponían a la venta las entradas y desde el lunes cartelería durante dos semanas. El lunes, a media mañana fuimos a las taquillas del Madrid para confirmar que se habían abierto y ver la respuesta. Llegamos y al ver mucha gente maldijimos al futbol, por coincidir y complicarnos la taquilla, pero mucha barba había para futbol. Cuando llegamos, oímos al taquillero decir: “¡Que no queda ni una! ¡Que no es mi culpa!“. Quedaban fuera más de mil personas. ¡¡Habíamos agotado, en dos horas y sin cartelería, todo el taquillaje!! Un genio mi hermano.

 La gira fue a lleno completo toda ella y como en ese tiempo no se ponía seguridad, se nos subieron al escenario todo tipo de agitadores políticos, flameando banderas prohibidas, leyendo manifiestos airados, protestas indignadas y reivindicaciones milenarias, que nos ponían los pelos de punta . Los “Quilas” tenían pánico de la DINA, yo de los delegados gubernativos y toreamos a cuerpo limpio, tuvimos suerte… y sin problemas.

 En Madrid, el día del concierto, veo que las colas estaban, temprano seriecitas y ordenadas, pero casi todos llevaban enrolladas y escondidas, banderas, proclamas y octavillas.

Estamos en el backstage y nos llega el delegado gubernativo, haciendo gestos obscenos y diciéndonos: “Nos la habéis metido entera, pero a mi no me engañáis. ¡¡Estos son comunistas!! Ahora, que yo os voy a meter ¡un millón de pesetas de multa! por cada bandera, octavilla o desorden que haya aquí.” El plan era enorme. La ruina estaba garantizada (¡un millón por cadabandera, octavilla!). Probablemente sería noche de comisaría. Varela sacó la muleta y comenzó una gran faena, diciéndole de tomar una cervecita en el bar, donde al pedir algo de tapa no había o era mala y Pepe empezó a alabar las tapas y su afición por ellas y ya puestos, le propuso ir a un bar que él conocía con autentica calidad en tapas y jamón……Se lo llevó, desde el pabellón a la Plaza de Oriente y me lo trajo, completamente borracho y bien comido, cuando las sesiones, con sus agitaciones habían ya terminado. La gente, por precaución, no se llevaba las banderas de vuelta a casa. Estaban allí por los suelos, entre octavillas y demás restos de un concierto. El gubernativo nos dijo, que como éramos nosotros, sólo nos pondría un millón. Nos extendió la receta y se fue tambaleándose cual régimen a punto de desplome.


Los Conciertos de la transición 4 Intillimani

El Mundano 16.03.2009

Azahar grabó “Elixir” y estaban listos para su presentación. Llegó la Semana Santa y con ella, la legalización, casi clandestina, del PCE.

Inti-Illimani, también eran apátridas y necesitaban visado.Varela empezó a tener problemas con un funcionario de Exteriores, el Sr. Pinilla, que no terminaba de concederlos. La gira estaba hecha, con entradas vendidas en muchos sitios. Pinilla no tragaba con lo de folklóricos andinos y los Inti me comunicaron con Horacio Altamirano (creo que secretario del PC chileno), quien me conectó con D. Joaquín Ruiz-Giménez, al que le expliqué la cuestión y me dijo que con el PC legal ya no debería haber problemas, que iba hablar con Martín Villa (ministro de Gobernación) y me diría algo. Al día siguiente me llama y me dice que, de parte de Rodolfo Martín Villa, esté mañana a las 16.30 el responsable de la empresa en el despacho del Sr. Nicolás, Director General de Seguridad. Con los papeles necesarios.

Pepe Varela temblaba, no le gustaba la Dirección General de Seguridad en la Puerta del Sol, pero el de los papeles era él y tenía que ir. Mi hermano Gonzalo, último responsable, estaba tranquilo y seguro de conseguirlos. Yo me quedaba en casa. Comimos. Se fueron y me senté en la oficina, me lié un trompeta, puse los pies en la mesa y empecé a fumar tranquilo, contento de no haber ido. Sonó el teléfono. Contesté, sin casi moverme.

¿Señor García-Pelayo?“ preguntó una voz recia.

 “Javier García-Pelayo” especifiqué yo…

Le habla el Director General de Seguridad Mariano Nicolás García“.

 Me puse en pie, apagué el pitillo y le dije, doblando el espinazo y con los pies juntos.

 Dígame usted“. Estaba solo, en la oficina, no me podía ver…pero fue instintivo e inmediato.

 ¿A ver qué problema tienen ustedes con el grupo ese Intinosequé y las visas?… ¿Por qué me tiene que llamar don Rodolfo, habiendo los cauces normales?

Cogí ánimo y le dije que los cauces normales estaban cerrados, pero que el Sr. Ruiz-Giménez nos había citado, de parte de D. Rodolfo “en su despacho de usted” y que mi hermano estaba apunto de llegar a verle…

¿Pero quien es el Sr. Ruiz-Giménez para citar a nadie en mi despacho? Aunque yo recibo a todo el mundo, desde luego. En fin ya veremos, buenas tardes“.

 Me senté y tardé un buen rato antes de volver a encender lo que había apagado.
Según me contaron el recibimiento fue gélido y cuando medio se enteró, cogió el teléfono y llamó a Pinilla.

 A ver Pinilla qué pasa con las visas de los Intinoseque”. Oye alguna explicación y dice: “Que no Pinilla, que eso era antes”, vuelve a oír y repite “que eso era antes Pinilla. Ahora les mandas las visas, esos señores entran en España (mirando a Gonzalo y con tono amenazante) y si cometen algún delito… Les caerá encima todo el peso de la Ley”.

 Les aseguró que las visas llegarían y trató de despedirlos. Pero Gonzalo le pidió que las expidiera él mismo y se las entregara en ese momento, que para eso le habían dicho, de parte de don Rodolfo, que fuera a su despacho. Se vio forzado y se las dio. Menos mal, porque Pinilla no cumplió la orden y nunca las mandó a Roma. Los recogimos en el aeropuerto con las que consiguió Gonzalo.

La gira fue más o menos bien, sin grandes problemas….Hasta Madrid, donde dada la cercanía de las ya anunciadas primeras elecciones decidimos hacer un macroconcierto con 10 Artistas y los Inti. Lo llamamos “Concierto por la unidad de todas las músicas”. Azahar, Burning, Gente del Pueblo, Pau Riba, Manuel Gerena, Pablo Guerrero, no se que más cantautores e Inti-Illimani cerrando. La cartelería la llevó “Gus Gusi”, uno que se echaba LSD liquido en el lagrimal porque decía que así le subía más rápido y mejor. Llenamos Madrid con 5.000 carteles (creo que la 1ª vez de tantos).

No contraté al “gran Mogol” para la seguridad y los porteros fueron los de la plaza de Vista Alegre. Craso error. Hubo un chaval que estuvo dándole cabezazos a todo el que veía con insignias que no le gustaban. Se subió a la torre de luces y se tiró al público. Gonzalo le invitó a que subiera a decir lo que tuviese que decir. Se aturrulló y lo pitaron y abuchearon, se bajó y siguió. Lo busqué, lo enganché con una”doble Nelson” y me lo llevaba pataleando, pero Jesús Ordovás y otros de la prensa me recriminaron mi actitud, Varela me dice de hacerse cargo, se lo dejo y al rato, otra vez. Le vuelvo a coger y llevándolo me patea, le digo que si lo vuelve hacer le rompo el brazo, que le llevo retorcido, me patea y le digo: “Voy”. Torcí y sonó. Le llevé a la Cruz Roja y les conté que se había dislocado el brazo. Él no dijo nada y se lo llevaron. Justo a tiempo, porque toda la puerta principal -desencajada por la presión- estaba llegando al ruedo con varios miles de personas detrás empujando.

 Estaba llegando La Transición.


Lole y Manuel en Canet Rock

In Memorian.
cuento el momento ARTISTICO de mas altura que nunca viví. En la búsqueda de esos momentos hemos compartido la vida con muchos GENIOS. Lole y MANUEL rompieron todas las barreras. Grandes e inabarcables.

Clica en la foto para ver el vídeo.

Javier Canet Rock Vivir en Gonzalo

___________________________________________________________________________

Medina-Azahara

Era verano del 79. Volviendo del festival de Chiclana, paré (como siempre) en el Hostal Pirula de Ecija. Allí, Juan (hijo) me hablo del nuevo grupo cordobés Medina-Azahara que había hecho solo una actuación… pero magnifica. Me dio teléfonos del cantante y del guitarrista. Quedamos en Madrid y me trajeron una maqueta.

Era la maqueta mas clara que había oído en mi vida. Paseando…., Busco…., si supieras y un montón de excelentes canciones. Hubo discusión entre Movieplay y CBS y esta aseguró más promo y lanzamiento.

Se empezó a grabar (producidos por Gonzalo) Agost_septiembre de ese año(35 años ya) y se preparó para sacarlo en Enero.
Ese verano dio tiempo de alguna actuación, como el festival de Marbella y demostraron que eran el mejor directo de España.

Hablé con Carlos Tena y estaba preparando un programa de “mundo Pop” con Triana, Paco de Lucia y los demás grupos de rock andaluz. El que Medina fuera la novedad y la contundencia del disco hizo que Carlos pidiera grabar una actuación en directo, que la hicimos ¿en un teatro de Córdoba? Y fue un Trueno.

Carlos nos dio la mitad ultima del programa, era en la 2 y en la 1ª ese día había Zarzuela……Toda la audiencia con el Rock Andaluz y el programa de Carlos. CBS se “excitó” y le dieron gran tratamiento. Nº 1 en los 40 y mucho sonar en todas las radios más otras televisiones

Desde la oficina habíamos mandado cartas y hecho multitud de llamadas avisando de la emisión…………….Al día siguiente se cayeron los (2) teléfonos. En esa semana firmamos (a 25-50.000psts) treintaitantos contratos por toda España, la base de la temporada.

Mandamos una circular a unos 5.000 ayuntamientos y los 400 y pico representantes, con un “planning” de las actuaciones que teníamos, con la fecha y la provincia…explicándoles que si nos contrataban “en ruta” (ahorrábamos kilómetros y posibilitábamos mas actuaciones) les descontaríamos algo de las 100.000 que empezamos a pedir.

Funcionó muy bien. Todos los días firmábamos varios contratos en ruta a unos 300 km de distancia de la anterior. Lo que no quitó, unos cuantos cruces de España en una noche.

Hicimos 184 actuaciones ese año y Medina – Azahara demostró que eran el grupo con mejor directo y repertorio de España. Terminamos el año cobrando 500.000pts.

El grupo era “una piña”. Manuel, con una imagen inconfundible, aguantaba muy bien el esfuerzo de cantar casi a diario, con esa fuerza, arte y profesionalidad, que le caracteriza.

Miguel era “el guitarrista”. Grandes riffs (el de paseando ha hecho historia), preciosos “solos”, muy buena imagen. Cuando hacía coros con Manuel, quedaba muy “de grupo”

Pablo era el teclista sinfónico, que lo hacia muy bien y con buena imagen.

Pepe Molina, es un gran batería, de una simpatía arrolladora, natural y con una fuerza en los solos tremenda

Manuel Molina era “el bajista piedra” sólido como una roca. Silencioso. Completamente quieto (billwyman). Los dos hermanos formaban una base como los cimientos de la Mezquita.

Estuvimos juntos 10 años y seremos amigos para siempre.

___________________________________________________________________________

Medina-Azahara en Londres

Javier Medina Azahara

Medina-Azahara en Londres
Era su 4ª temporada,(ahora llevan 36), en las tres anteriores, habían sido discos de oro y Nº1 en actuaciones exitosas (alrededor de 400 en los tres años).Para el 28 de enero estaríamos en La Fiesta del Estudiante y la Radio en Madrid que se retransmitiría por Radio Nacional R3.
Había que intentar “internacionalizarlos” y nuestro amigo Robert Mills nos facilitó una “girita Londinense”, para Febrero. Marqee, Gey hound y otro mas.
Por otra parte Galerías Preciados me había aprobado un ambicioso proyecto, diseñado por mi, de creación de la “Tarjeta Joven” de galerías preciados, para así “rejuvenecer la marca”.
Esa Primavera (Marzo-Abril) la íbamos a presentar en las 16 ciudades donde estaban implantados.
Los 16 espectáculos los produciría mi oficina (yo). Grupos, viajes, locales y su adecuación, escenarios, sonido, luces, corrían por mi cuenta. Decoración, montaje de stands, seguridad, “venta de entradas” y publicidad por cuenta de Galerías Preciados.
El presupuesto era el mas alto que yo habría manejado, hasta la fecha, me salvaba el año con creces, ponía a Medina- Azhara en primerísima linea publicitaria(Tve, prensa, radio, carteleria).
El plan era claro: Alguna vez había que ir a Londres. Era mejor ir a tocar que “de turistas”. El coste era el mismo y podriamos “armar” un plan de promoción no del disco, pero si del Artista.
Pensamos en invitar a nuestros amigo de Popular1 Bertha M Yebra, Martin J y a Angel Casas para que viniéndose con nosotros, pudieran hacer un reportaje en profundidad.
Bertha y Martin (amigos desde el festival de Burgos en el que hicieron un especial) les hizo gracia la propuesta y se vinieron los días de los conciertos y Ángel casas nos prometió una actuación en el programa “Musical express” a nuestra vuelta donde podriamos contarlo.
Teníamos tres actuaciones. La 1ª en el “Templo” del beat y del Rock: El Marqee el viernes en otro sitio y el sábado en el Grey hound.
Medina-Azahara tuvo un gran concierto en la fiesta del estudiante (28 de enero)
Galerias Preciados aprobó el plan y me emplazó a firmarlo a ” la vuelta” de Londres, (finales de febrero) sin problemas
A esas alturas ya teníamos algunos contratos para la temporada
Nos fuimos muy contentos y me encargué de avisar a todos, de que allí se circulaba “por la izquierda” y que “al loro”
Eduardo Bort se vino “de técnico” de sonido en lo que También es muy habilidoso (pocos había entonces)
La actuación, a principios de semana, en el Marqee fue estupenda, con el repertorio mas roquero de Medina y con 1/3 del aforo muy sorprendidos y agusto con el grupo
Ya el Viernes hubo casi lleno, con algunas repeticiones, y fue muy bueno. La compañía y experiencia de Martin Frias y Bertha nos ayudó mucho a “desenvolvernos” con guiris estrictos, que quedaron muy convencidos de la calidad y la profesionalidad del grupo, así como el publico que pidió bises y estuvo estupendo.
Una luminosa mañana, visitando Portobello, quise “trastear” el ambiente y con un amigo afro-anglo, entramos en un oscuro pub, donde no se veía nada. Solo blancas dentaduras, que no sonreían. Me dio tiempo de salir rápido, para no teñirla de sufrimiento.
El sábado en el Grey Hound fue éxito total. Lleno completo, con muchos repitiendo del la 1ª y de la 2ª. La actuación estupenda puso guinda final. Había sido un éxito y nuestros amigo de Popular1 estaban allí y lo iban a contar. Encima se montó una fiesta para el grupo en algún sitio y empezamos a ir. Salimos y nos dividimos en dos taxis que estaban a cada lado de la avenida, crucé de uno a otro ……….y PLAAASSSS.
Efectivamente venia por la izquierda, no lo vi. Lo oí y quise saltarmelo y me cogió en el aire, dándome en la rodilla, girándome y di con la cabeza en el parabrisas lo que ya me despidió a varios metros, quedando inconsciente, por poco tiempo.
¿Que pasa? pregunto cuando me veo tumbado en la calle con Miguel Galan , Manuel Martinez , Jose A Molina y Eduardo Bort alrededor.
Que te ha cogido un coche y has volado, me dice Miguel
Pues ayudarme a levantarme y vamonos, joé. dije un poco confuso y desagradable
No No tienes sangre en la cabeza, hay que esperar la ambulancia que ya viene, me dijo Manuel
Cuando me volví a despertar, estaba en el Hospital (creo recordar ese rollo de las descargas con planchas en el pecho, pero me dicen que no)
Estaban allí todos los del grupo, Bertha, Martin, eduardo, Rober Mills, su chica.
Le dijeron a Eduardo Bort que viese como estaba yo, a ver si lo reconocía y estaba normal.
¿como estas javier? ¿quieres algo?
Cuando le dije lo que quería y que se fueran a la fiesta, les dijo que estaba normal, como siempre
Me revisaron bien y vieron que lo de la cabeza no tenia importancia, pero que la rodilla había que operarla
Les dije que me mandaran para España que allí me operaria y me respondieron que había tenido la suerte de que me trajeran al Charing cross hospital, expertos mundiales en en “broken bounds” desde la 2ª guerra mundial y que si me operaban eso en España me quedaría cojo.
Total, que me operaron, me atravesaron una barrita de metal en la tibia, me enyesaron toda la pierna menos la rodilla que estaba rota y me pusieron “in traccion”, con la pierna colgando de lo alto de la cama y con unas pesas que tiraban de ella.
En la cama con ruedas, me llevaron a la “broken bounds room” donde eramos 12 con huesos rotos.
Había un viejo irlandés, completamente descuajaringado y enyesado como una momia, colgando boca abajo de la estructura superior (dosel) de la cama. Llevaba tiempo y le quedaba “mucha mili”. Era gracioso, ocurrente y picantón con las enfermeras.
había un punki muy pulcro que todas las mañanas se “erguía” su cresta con mucho cuidado y esmero.
En esa época se fumaba en los hospitales y pedí que me pusieran, en la esquina junto a una ventana, en realidad para poder fumar tranquilo.
El avión de todos era el domingo y se tenían que volver, yo me quedaba para varias semanas.
El lunes por la mañana, pedí con mucha insistencia y seriedad, que me llevaran a un tf donde pudiese hablar con España, con Galerias preciados, para comunicarle lo ocurrido.
No fue fácil pero me llevaron con la cama rodante a un pasillo y pude hablar, me tranquilizaron y me dijeron que me recuperase que todo iba para alante sin problemas, como si firmado estuviese.
Atado a la cama, en una esquina con una ventana dando a la niebla, tuve la suerte de ser el mas visitado de la sala.
Mi hermana Mercedes, londinense de toda la vida, venia todos los días y me ayudaba en todo mucho y me remetía la cama para calentar mis fríos pies
Rosa mi mujer se vino a Londres a casa de Mercedes y estuvo una semana allí con migo
Robert, venia con su chica y otros amigos que me aliviaron y me dieron mucha compañía.
Pero estaba “la polaca” la enfermera jefe, que por defender la duración de las sabanas me sacaba lo que mi hermana remetía y me dejaba los pies fríos.
Tuve una seria discusión, me destapó y le amenacé con las muletas que me habían dejado. Mirándome a la cara, levantó las pesas y sonriendo las dejó caer, produciéndome un dolor tan intenso como el cabreo, que me hizo lanzar le la muleta y darle en la cabeza. Con la otra, a guisa de lanza, le prohibí que se acercara a mi cama.
El doctor Caterall que me había operado era una eminencia respetadisima y venia una vez a la semana, con su corte de estudiantes y explicaba las operaciones.
Ese día llegó sin darle tiempo a la polaca de reaccionar y empezó la visita con normalidad, cuando llegó a mi hablamos mas de lo normal y me dejó que fuera yo el que explicara lo que me había hecho poniéndome “in Taccion”. Le gustó la explicación (dada con mucha hojana ) y se reía mucho con migo y algún chiste que le conté.
Eso hizo que la polaca se mantuviera a distancia y mis pies calentitos.
Una noche llegó una cama chirriante, con un tipo momia total, me lo pusieron al lado y llegó la polaca y le preguntó en un tono distante
How are you ? are you confortable?
………welll….so, so, respondió con voz susurrante
Todo iba bien, la polaca controlada, los enfermos amiguetes, con Rosa había sido estupendo y la ventana cumplía su función.
Creo que, también, fue el 23 de febrero, el punki se había peinado su alta cresta y extendió el financial times (punki de categoria)
cuando lo abre y veo la portada dice en grandes titulares: Rumasa has been expropiated
I need a phone!!!, I need a phone empecé a gritar desesperadamente
No me echaron cuenta hasta que dije: A phone, a phone my kingdom by a phone!!!!!
Costó mucho trabajo y empuje, pero otra vez con la cama al pasillo del tf y efectivamente era verdad y me dicen : Que como no está firmado, no es posible planteárselo.
A la vuelta Bertha M Yebra y Martin publicaron un estupendo reportaje y Angel casas nos dio una entrevista y actuación en Musical Express
Medina Azahara (página oficial) hizo ese año alrededor de 75-80 actuaciones y ahí están.
El próximo Sábado voy a verlos
Keep on rocking my friends
PS. José Luis Linares Molina Ha rescatado la revista Popular 1

Javier Medina Azahara

 Javier Medina Azahara Javier Medina Azahara


“La fiesta del estudiante y la radio del 84”

Nunca he votado a nadie que haya ganado las elecciones. Excepto en abril del 79 y luego en el 83 a D.  Enrique Tierno Galván.

Sería Mayo o Junio del 79, estaba con los ALAMEDA en el patio de cuadrillas de la plaza de Vistalegre, esperando para tocar en un festival de las Juventudes socialistas.
Iba a empezar a liarme uno y se abrió el portón y entró un típico coche negro “oficial”. Paré y cuando vi que se bajaba don Enrique (estaba lejos), seguí en lo mío, era el último.
Cuando se bajó, enfiló directo hacia nosotros y, por respeto, “achanté” la mano izquierda y dejé libre la derecha para saludar.
Pero el viejo profesor, me había visto “la chuleta”
-¿que liándose un porrito? fué el saludo que nos hizo, sonriendo amablemente.
Ante la evidencia y animado por el “buen tono”
-Aquí, con el ultimo D.  Enrique, si usted quiere lo puede encender. Lo terminé ipso facto y en el mismo gesto se lo ofrecí, con el mechero ya encendido.
Lo encendió, sin realmente tragarse el humo. Tosió un poco (iba cargadito), me lo pasó y nos dijo:
-Si es que a vosotros hay que preguntaros si queréis coca o coca cola jejeje
-No diga usted eso, D. Enrique jajajajaja (sorprendidos totalmente)
-Bueno, me he comprado este cuaderno, para ir apuntando lo que los madrileños quieran. ¿tenéis algo que pedirle a vuestro alcalde?
Los Alameda eran de Sevilla y a mí me había dejado mudo……… ya se iba cuando:
– D. Enrique! En todas las capitales de provincia hay un pabellón municipal de deportes, que se puede alquilar para conciertos. Aquí, tenemos que irnos al del real Madrid, porque el municipal no se alquila y es mas grande y mejor
-Ah! Muy interesante, me lo apunto.  Gracias.
(seria una maravilla que alguien encontrara ese cuaderno, creo que azul)

Ese mismo año,  empezó a funcionar el pabellón municipal………donde algún año después hicimos “la fiesta del estudiante y la radio”” que es donde dijo su famosa frase dirigida a los rockeros,  animándolos a colocarse en la vida, a ocupar algún sitio y desarrollarse…..y si no al Loro….utilizó el doble sentido, pero eran ánimos para “situarse en la vida”.
Como organizador y regidor del escenario, le ayude a subir y bajar de él. Estuve a su lado, sosteniendo su abrigo, mientras triunfaba con la audiencia. Único político aplaudido en escenarios de Rock.
También organizamos, su homenaje póstumo, con un gran concierto en el Paseo Camoens

La fiesta del estudiante y la radio del 84 era el 3º año y fueron 24h retransmitidas por R3 y TV2 enteras. Con 52 artistas muestra del panorama nacional (estaban todas las imágenes en youtube y ahora quedan pocas)
Le “caía bien” a D. Enrique y él a mi.
Desde el 84 al 89, el ayuntamiento contó conmigo como regidor de los S.  Isidros y Veranos de la Villa.
Aprendí mucho con Tato Cabal, director del área de cultura del ayuntamiento de Madrid. Puso a Madrid en el circuito de “”GRANDES CONCIERTOS” y de altos “vuelos culturales”. Hoy mi amigo y estupendo escritor.
Por el escenario pasaron: Prácticamente todos los grupos españoles y las primeras figuras mundiales.
En el Paseo Camoens llegamos a reunir a 250.000 personas y luego en el “rockodromo” de 60.000 en 60.000
Rafael Cana Moñita, llevó la seguridad todos esos años magistralmente. Siempre amigo.
The Kinks, Tina Turner, Joe Cocker, James Brown, Frank Zappa, Van Morrison y muchos mas. Stones, Maccrtney, Pink floyd….en campos de fútbol
¡En Gloria estés D.  Enrique!….Viejo profesor

Estupedo articulo de Antonio Gómez

http://aplomez.blogspot.com.es/2013/…/recitales-de-ayer.html

Javier García-Pelayo y Antonio Gómez
Javier García-Pelayo y Antonio Gómez

“La fiesta del estudiante y la radio del 84 donde Tierno dijo o de colocarse y al loro, ha sido “contenido” del ultimo capitulo de Cuentame. La serie imagina un grupo de la movida que tocó allí y vemos a la familia Alcántara dentro del palacio de deportes, cruzándose con D. Enrique, queriendo y no consiguiendo hablar con él. También lo vemos (realmente) en el escenario diciendo la famosa frase y vemos como Fernando Segundo conmigo, empezamos a desalojar el recinto y luego se nos ve en la tele dentro de la tele jejejejeje….convertidos en “contenido histórico” jajajajajaja

Habíamos avisado a las autoridades, que siendo gratuito el acceso y con el enorme cartel anunciado, deberían disponer, temprano, de un dispositivo de seguridad “disuasorio”.
No nos “echaron cuenta” y brillaron por su ausencia hasta que el barrio de Salamanca se vio “conquistado” por dos o tres veces el aforo del palacio. Entonces llegaron con un “dispositivo represor” y empezó una “batalla urbana” en las afueras del recinto, desde donde oíamos los escopetazos de bolas de goma.
De pronto nos llegó el comisario de zona completamente alterado y con la nariz roja exigiendo la suspensión inmediata, por un supuesto triple aviso de bomba.
Todos sabíamos que era mentira.
Le recordamos nuestra autorización y a presencia del alcalde y algún ministro en el acto y al grito de que me los paso por el forro de los cojones, nos comunicó la amenaza y nos dijo que o desalojamos nosotros o lo hacía él por la fuerza. Nos consiguió acojonar. Se dijo de meter ruido rosa y decir que por avería había que desalojar (gran sacrificio de la empresa de sonido) y en el desalojo no podíamos decir la amenaza existente, por miedo a una desbandada, que resultara mortal……fuera se seguían oyendo tiros y explosiones y parecía mas peligroso (y lo era) salir que quedarse. Nos costó mas de una hora, sin decirlo explícitamente, la gente no se lo creía.
cuando quedaban unos 200 recalcitrantes, exigiéndonos que dijéramos la verdad….les dije:
Bueno pues que sepáis que hay una amenaza de bomba debajo del escenario
Empezaron a saltar y a cantar: ¡Que explote la bomba! ¡ Que explote la bomba!
Al más alborotador y cabecilla, lo invité a subir y a que el se explicase y nos dió una estupenda charla sobre las mentiras de las autoridades…..nos hicimos amigos para siempre. Agustín, como te echo de menos!!”

Clica en la foto y verás el vídeo

Javier fiesta del estudiante


“Mister Jackson, now is your time”

Javier Poster Michael Jackson

Hace 27 años. Milagro
Me llamaron para que me ocupara de la dirección de escenario y el desmontaje del concierto de Mikel Jakson en Barcelona. Llevaban montando casi una semana. Escenario diseñado por Spielberg.
El concierto era el día 9, llegué el 8 por la tarde. Un calor húmedo que abría los grifos del sudor. Hice el relevo y me ocupé de los últimos toques, el mismo 9. Enmoquetar el campo, poner 5.000 sillas y la prueba de sonido, que curiosamente la tenían planteada al revés.
Querían probar 1º el telonero y luego jackson, lo que inutiliza las dos pruebas.
Los convencí de que era de libro, 1º Jackson. Prueba. No se toca nada. Se monta, en corrito delante, el telonero. Prueban. No se toca nada. Empiezan el concierto y cuando terminan la actuación, se retira todo y queda lo de Jackson limpio.
Llegó la hora, el camp nou hasta la bandera, tocan los teloneros y todo transcurre bien.

“Mister Jackson, now is your time”. Tuve que decirle, abriendo la puerta de la burbuja porque, efectivamente, era la hora y nadie se atrevía a decírselo.

Se levantó, sonriéndome y empezó a seguirme. 1º yo, detrás el, dos filas de gorilas y otras dos de policías nacionales y TODOS echan a correr.

Aguanté lo que pude, hasta que jadeando me aparté y los dejé seguir. Que no se iban a perder, ya sabían donde iban

El concierto fue muy bonito. (vídeo)

La, madrileña, empresa contratante de la 1ª parte (Jose Luis y Gerson) había firmado un contrato muy ajustado en tiempos y formas, de retirada de todo el montaje, con el campn nou, empresa contratante de la 2º parte y con la banda 3ª empresa contratante

Cuando terminó el concierto, en hora, los 180 scafolders que se ocupan de ir desmontando desde arriba abajo y dándoselo a los 350 cargadores, que previamente tenían que recoger las 5.000 sillas y toda la moqueta que cubría el césped, estaban allí preparados con sus arreos de alturas. Pero los de carga, de esos 350, no había llegado ninguno.

El gerente del campo miraba el reloj. Desde el final del concierto, teníamos dos horas para retirar moqueta y sillas.
Teníamos un amigo golfo. Le propuse que invitara al gerente a tomar algo y a disfrutar de la noche barcelonesa. Consiguió llevárselo.

Definitivamente, sin carga, descarga y limpieza. Teníamos unas horas para desmontar, por el campo y por la banda que se iban para el sur de Francia.
Los retrasos estaban penalizados, 1 millón por hora y dos por cada rueda que entrase al césped. Las del equipo, escenario y banda eran mas altas.
Era ya de madrugada y se nos querían ir los scafolders. Estamos sentados viendo las mínimas posibilidades de reclutar gente en los mercados y salidas de discotecas.

El jefe de seguridad (Lito) dice, oye ¿quienes son esa gente? y vemos a mas de 400 personas vestidas de blanco, con escobas, plumeros, recogedores y muchos productos de limpieza. Eran familias enteras entrando al campo
Como yo iba vestido de blanco, bajé de las gradas y me dirigí al que iba 1º que parecía dirigirlos:
-Hola,buenas noches…..le digo sonriendo
-Buenas noches hermano, somos Testigos de Jehová y venimos a limpiar el campo.
Casi me caigo.
-Ah, muy bien, pero no sabíamos nada y no puede ser. Porque estamos esperando a 350 contratados para hacerlo y no pueden estar tantos. No se preocupe que nosotros vamos a limpiarlo.
-No hermano, nosotros vamos a celebrar un bautizo colectivo dentro de tres días y necesitamos el campo no limpio. Inmaculado.
-Pero es que, antes hay que retirar todo el montaje de sillas y escenario con sonido y luces. Tengo los técnicos pero hacen falta la gente de carga, le digo.
-Nosotros haremos la carga y luego la limpieza me dice muy serio
-Mire que si me lo asegura, llamo para que no vengan, pero entonces lo tienen que hacer hasta el final. Lo que nos iba a costar ellos se lo daríamos a ustedes.(mas de 1.000.000)
-Hermano, nosotros lo haremos hasta el final, pero no podemos cobrarles nada. Lo haremos gratis.
No fue fácil ordenar esa cantidad de gente bienintencionada.
Muchos a retirar, ordenadamente, las sillas e ir retirando moqueta.
Otros a las ordenes de los scafolders desmontando luces y estructuras.
Tremenda discusión en los vomitorios con los conductores de los camiones que querían entrar según a ellos les pareciera y tenían que ser 1º las sillas y moquetas(4) y luego luces y sonido (15) y los ultimos los 25 del escenario. Querían entrar al campo por la boca del escenario con camiones de 18 ruedas.
El milagro se estaba produciendo. Todo iba bien, tarde pero bien y el gerente no estaba.
Empezábamos a entrar en los limites horarios con la banda, también penalizados, pero la blanca paloma inspiró al gigantesco rody, que me aguantó como un campeón que le contara la historia de España.
Cuando ya llegamos al fondo de la cuestión, salió casi blanco, ya estaba todo encarrilado y se pudieron ir ligeritos, contentos y muy informados.

El gerente llegó también contento y sus tiempos estaban cubiertos. Como todo estaba saliendo muy bien, lógicamente, nos enternecimos y Gerson les ofreció gratis para su bautizo, la parte de sonido (400.000wt) que el había puesto de refuerzo.
-Oh! No hermano, esos altavoces no son puros, han incitado al pecado. Nosotros necesitamos unos virginales. Los hemos comprado (algunos pocos miles wts) nuevos para la ocasión.
De pronto oímos lloros y sollozos. Era que un chaval, con la fregona había roto una mampara de cristal y estaban llorando su ruina.
Les pedí, por favor, que nos dejaran pagarlo y tras dudarlo aceptaron que nos hiciéramos cargo, como si no hubiese pasado (12.000pts cobró el campo).
Detrás de los que barrían iban dos filas de personas recogiendo cualquier colilla, chicle etc que pudiese quedar. Cada asiento del “camp nou” fue lavado y secado a mano.
Efectivamente el campo quedó inmaculado, todas las partes contratantes satisfechas y me pude ir a dormir después de dos noches, tres días y un Milagro.

___________________________________________________________________________


Cuando salí del Paraíso 1

El Mundano 14.11.2008

Javier Garcia-Pelayo

Apuntes autobiográficos:

Yo, cuando más he triunfado ha sido de gorila y ahora mismo. La vez más aburrida fue de ameba, que era un continuo dividirse y partirse. Me mataron en las últimas escaramuzas de la guerra de los 100 años  y cuando me metí a pirata me ahorcaron en el primer abordaje. He muerto en demasiadas batallas, algunos patíbulos y en varios duelos al alba y a florete. He amado a las mujeres y alguna creo que me correspondió, he gozado de placeres y me han dado tormentos y que me acuerde sólo una vez, hace ahora algo más de mil años, morí de viejo. Fue a orillas del Betis que, entonces, empezaban a llamarle Guadalquivir.

Y aquí va lo que me pasó…de gorila:

Cuando salí del Paraíso

En el principio era la nada, o por lo menos, yo no me acuerdo. De lo primero que me acuerdo es de los recuerdos, de lo que luego en otras vidas supe que se llama memoria. Me podía acordar de lo que había visto y así fui sabiendo lo que había pasado antes, e incluso llegaba a presentir lo que podía pasar después, a base de memoria llegué a ser voluntarioso. Trataba de hacer, de las cosas que ya había hecho, aquellas que más satisfacción me producían. Cuando necesitaba comer, intentaba a base de voluntad conseguir aquellos alimentos que más recordaba, aquellos que más vivamente se me iluminaban en la cabeza.

También recuerdo que siempre sentía ganas de hacer algo, tenía curiosidad, me interesaban las cosas y los animales y en general todo aquello que se puede hacer cuando se está vivo, buscaba la comida entre aquellas frutas, raíces bajas, hojas y hierbas que tenían colores más bonitos y llamativos; las cogía, las husmeaba, lamía y probaba sintiendo sus olores y sabores. A veces algún compañero de grupo trataba de coger lo que yo husmeaba pero bastaba un gruñido y a veces un empujón para que aquello que yo había visto fuese mío. Todos los del grupo éramos parecidos y nos conocíamos por nuestros olores y maneras, los había grandes y pesados que subían solo a las ramas más gordas y resistentes, otros pequeños y rápidos, subían hasta arriba a ramas frágiles que se doblaban.

Hacíamos mucho ruido, siempre estábamos emitiendo sonidos con los que nos identificábamos y también servía para saber dónde estábamos, así, el grupo esparcido por una zona era como una bola que se agrandaba o reducía, sabiendo siempre todo el grupo hasta donde llegaba; a veces, algunos como yo, curiosos y con buena memoria, teníamos la voluntad de husmear más lejos y el grupo se expandía con el husmeador tirando de él. Con su grito nos indicaba que el camino era bueno y que había comida sin peligro, porque peligro había mucho; a veces, cuando llegaba el leopardo, todos gritábamos y corríamos y casi siempre cogía a alguno ya viejo o a cualquiera que se descuidara, luego nos reuníamos de nuevo y seguíamos nuestra actividad normal. Cuando algunos se embarullaban empujándose y gruñéndose por algo que querían, los de las ramas más altas les arrojaban frutas o palos o cosas y en realidad era como una fiesta. Ahora que para fiestas, las hembras ¡cómo nos gustaban! Las veíamos andar y eran diferentes, se movían de otra forma, y olían, ¡cómo olían!, yo husmeaba a todas, las que tenía cerca y las que veía de lejos en cuanto estaban a mi alcance, metía mi nariz y me restregaba contra ellas, y solían gruñirme pero yo seguía empujando y me montaba en ellas intentando llegarles dentro, casi siempre se enfadaban, gruñían y me mordían. Cuando veía que se enfadaban demasiado me iba a oler a otra, y de pronto ese olor…

Algunas, en realidad todas alguna vez, olían diferente, y aún mejor, era un olor que me trastornaba, me excitaban y cuando olían así gruñían de otra manera, en vez de enfadarse se dejaban oler y me olían a mi también y eso era buena señal ¡buenísima señal! porque significaba que me dejaban oler, empujar, restregar, e incluso llegar hasta dentro y eso era lo que más me gustaba, ¡cómo me gustaba!

Claro que las bullas más grandes se formaban por eso, porque cuando olían así todos se daban cuenta y querían empujar y si ya estaba yo pues tenía que gruñirles a los demás. Al principio de que me gustasen esos olores siempre llegaba el último y los otros que allí estaban se gruñían entre ellos y a mí, pero cuando la hembra olía bien se dejaba oler por todos, el único problema era el turno de cada uno porque todos queríamos ya. Normalmente, antes de hacerme grande, tenía que esperar a que todos los demás se cansaran y luego me tocaba a mi, claro que había algunos que seguían y seguían y los demás teníamos que esperar a algún descanso para saltar por encima de la olorosa hembra, que para entonces ya olía a hembra pero también a macho. A mi me gustaba más cuando sólo olía a hembra, pero en realidad me daba casi igual porque lo que quería era llegarle hasta dentro, y entonces ¡ah!, entonces era demasiado.

Me daba tanto gusto que gritaba, arañaba, golpeaba, y de pronto ¡plaaas!, era como si el mundo con su cielo de estrellas brillantes pasara a través mío para llegar hasta dentro de ella ¡cómo me gustaba!, era mejor que comer o dormir, incluso mejor que cagar y mear que era algo que también me gustaba porque me servía para saber que había estado allí antes o alguien de mi grupo. Pero lo de las hembras era mejor, siempre olíamos a todas para ver cual olía a dejarse, y aunque me gruñeran o mordieran, también me gustaba porque cualquier olor a hembra, cualquier restregón con ellas me gustaba.


Cuando salí del Paraíso 2

El Mundano 21.11.2008

Javier Garcia-Pelayo

Menos mal que había más hembras que machos, y que todos los días todos los machos encontraban a más de una que olía definitivamente bien. En realidad eso era lo que más hacíamos, husmear buscando comida, husmear siguiendo rastros propios o evitando ajenos, y husmear hembras. Husmeábamos hasta los rastros de otras hembras de otras especies que aunque olían diferentes a las nuestras, también nos gustaba; cuando ya fui siendo grandote husmeaba de los primeros y gruñía y empujaba más que otros, así también comía más y estaba con más hembras a las que les dejaba olor a mi. Algún macho joven que estando con una con la que yo ya había estado, había olido en ella mi olor, luego se confundía y venía a  mí oliéndome, pero con un gruñido y un buen empujón, se iba escarmentado.

Cuando ellas olían a dejarse, además se movían de otra manera y se ponían más receptivas, después de tres o cuatro restregones, se tumbaban y ofrecían sus cuartos traseros redondos con esa flor sonrosada en medio, ¡cómo olían entonces! ¡qué atracción ejercían así!, una vez husmeé a una y me gustó mucho, me miró de una forma que ninguna lo había hecho, era hembra nueva, era la primera vez que olía a dejarse y yo llegué el primero y seguí y seguí sin cansarme, la olí, la abracé, la lamí, me olió, me lamió y llegué dentro, muy dentro, y el sol con las estrellas calientes se fundieron en mi cabeza y pasaron por dentro de mi espalda y a través de mi llegó todo el calor a ella que también gritó, y yo grité y dimos vueltas y empezamos otra vez y un río caliente salió de mi y llegó a ella y gritamos y saltamos y rodamos, y cuando íbamos a empezar otra vez un griterío nos indicó que llegaba el leopardo y todos corrieron y subieron pero nosotros dudamos, yo subí a un árbol pero ella dudó y en ese momento el leopardo le cayó encima dando un gruñido de satisfacción, ella gritó de terror y yo de rabia, una rabia que era la primera vez que la sentía. Pataleé en el árbol, grité, me golpeé el pecho pero el leopardo seguía mordiendo y ella todavía gritaba, entonces arranqué de rabia la gruesa rama a  la que estaba agarrado y caí al suelo dando un grito nuevo, un grito que decía: NO. NO.

Un grito que le decía al leopardo que NO, que aquella hembra era mía y que no era suya, que no la matase, que no le iba a dejar. El leopardo estaba acostumbrado a que cuando él llegaba, cazaba y comía, los demás corríamos y siguió mordiendo y rompiendo a mi hembra y yo le dije que NO y para imponer mi voluntad entendí que tenía que atacar, algo que era la primera vez que entendía, era la primera vez que pensaba que podía atacar en vez de correr, sentí esa necesidad y comprendí que aprovechando su descuido, como él aprovechaba el nuestro, yo podía decir que NO, y demostrárselo, y con la rama le golpeé y le golpeé otra vez y se revolvió pero el golpe entonces fue en la cabeza que se abrió en dos como las frutas al caer de los árboles y el leopardo murió, y yo había dicho que NO. Los demás en vez de seguir comiendo o jugando vinieron a ver el leopardo muerto y lo vieron allí tendido con la cabeza rota y a mi con la rama ensangrentada en la mano que seguía golpeando y diciendo NO, NO, NO, NO, NO, NO, NO, NO, NO, y con cada NO otro golpe, entonces los demás empezaron a comprender lo que significa NO y empezaron a decir: ese ha dicho NO, es él, el que ha dicho NO, y me cogieron un gran respeto y se postraron ante mi y yo blandía la rama y los miraba con rabia y les decía NO.

Y mientras decía eso comprendí ,que si todos decían Nopodían cambiar muchas cosas, y que desde luego yo era el primero que había dicho NO y eso me valdría para mucho, porque después, cuando veía una fruta para comer y otro la quería coger, yo blandía la rama (que ya nunca solté) y decíaNO, NO, y con eso era suficiente porque el otro entendía que yo había dicho que NO y como yo era “el que dijo NO” me respetaba e incluso se volvía y ofrecía su grupa que yo nunca usaba pero que me gustaba que lo hiciesen, porque eso era respeto para mi, y además ya las hembras también lo hacían siempre, oliesen como oliesen, aunque no oliesen a dejarse, conmigo que era “el que dijo NO” ellas decían si, aunque alguna vieja y poderosa gruñía más que otras jóvenes y nuevas.

Y efectivamente todo cambió, ahora era yo el que indicaba lo que quería que se hiciese, todos cogían comida y yo comía el primero todo lo que me gustase, y si alguno decía algo yo decía NO y él temblaba y me ofrecía su grupa, y cuando había hembra nueva, la empujaba sin oler a otro, ya nunca olía a otro en las hembras y si lo olía seguía su rastro y cuando lo encontraba le decía NO y él temblaba y yo lo empujaba y le daba golpes; alguno hubo que al querer defenderse le di con la rama y murió… Continuará…


Cuando salí del Paraíso 3

El Mundano 28.11.2008

Cuando el leopardo venía yo lo encaraba de frente, y mi guardia (que fue creciendo), por los lados y detrás. Él, que al principio venía a mi, al verse rodeado y apaleado trataba de atender a los flancos y en algún descuido yo le daba un tremendo golpe diciendo NO, y normalmente lo matábamos aunque algunas veces salía huyendo y se iba, pero eso también se celebraba, muerto o huido el leopardo, bailábamos y saltábamos y yo gritaba NO, NO, NO, y los demás decían “gloria al que dijo NO“, y mi guardia decía: nosotros decimos NO porque nos ha enseñado él, “gloria al que dijo NO“.

Con la piel de los leopardos me hice vestimentas con las que me cubría mis partes y la cabeza, me gustaba mucho porque se me distinguía de los demás y porque cuando empujaba a las hembras mis partes cubiertas crecían sin ser vistas, hasta que las sacaba para penetrarlas y eso así hecho era causa de sorpresa y me distinguía más aún. Tiempo después permití a mi guardia que se cubrieran sus partes y así podrían jugar a sorprendes a las hembras ellos también, pero la cabeza no, la cabeza solo me la cubría yo, porque si quiero partírsela no quiero que la tengan protegida y porque aprendí que para ser el jefe y comer y oler primero hay que blandir rama y decir muchas veces NO, NO, NO, NO.

El día que aprendí a decir NO perdí la inocencia, la perdimos todos, siempre había sabido lo que nos gustaba, lo que queríamos, habíamos sentido ganas de vivir, de estar con hembras, de comer, es decir, sabíamos y practicábamos lo que era el amor, pero que yo sepa, fui el primero en sentirlo como tal, en sentirme enamorado, en definitiva, creo que fui el primero en saber lo que es el amor pero también fui el primero en conocer su otra cara, la del miedo a perder aquello que se ama. El miedo a perder ese sentimiento fue el que me llevó al odio y a la violencia con voluntad de matar, es decir, de pronto tuve la memoria del gusto, entendí que quería conservarlo y tuve la voluntad de hacerlo, y a partir de ahí, manejando la memoria, el entendimiento y la voluntad, me erigí en jefe al cual se le tiene miedo y él tiene miedo a dejar de serlo.

Eso cambió nuestro grupo, perdimos la espontaneidad, ahora ya planeábamos lo que íbamos a hacer y cómo, y entre mi guardia y yo, a base de decir NO y blandir armas, conseguimos que los demás hicieran lo que nosotros queríamos.

Eso hizo a nuestro grupo poderoso, porque aunque matamos a algunos, los demás vivían seguros, y marcábamos nuestro territorio de comida y agua y no dejábamos a los demás grupos hacerlo allí donde era nuestro, también atacamos pronto a los otros grupos y sometiéndolos les imponíamos nuestras órdenes y trabajaban y buscaban comida para nosotros. Al ser más y tener más hembras fuimos cada vez más y ya éramos el grupo animal más fuerte de nuestra zona y decidimos bajar de los árboles e instalarnos en un promontorio desde donde se veía bien nuestro territorio con su río de agua que también era nuestra.

Un día de tormenta cayó un rayo y un árbol caído ardió, pero no corrimos, yo no, les dije que aquello que pasaba en el árbol teníamos que guardarlo para nosotros porque quitaba el frío y nos daría luz por la noche, y que como los demás animales no habían aprendido a decir NO pues cuando veían ese color y calor del rayo con el árbol, corrían. Si nosotros tuviésemos eso en nuestra cueva del promontorio estaríamos calentitos, protegidos de los otros y con luz, así que con mucho miedo conseguimos llevarnos ramas encendidas y juntándolas conseguimos fuego permanente en nuestra cueva y aquello cambió otra vez nuestras  vidas, ya no teníamos frío, la noche no era oscura, y además, a los que no obedecían, después de tranquearlos los echábamos al fuego y se desaparecían y aquello era nuevo y causaba mucho respeto.

Todo vino junto, por primera vez maté voluntariamente a un enemigo y seguí matando a todo el que se oponía, cambiamos de vivir en los árboles a irnos a cuevas en promontorios, y la vida se hizo más sensible al continuo miedo. Perdimos la inocencia y consideramos la muerte individual como algo con lo que se amenaza y se domina, y el miedo sustituyó a la inconsciencia, la planificación para satisfacer pequeños intereses personales sustituyó al movimiento husmeante del grupo en busca de recursos, la jerarquización desató los recelos y las envidias, y en fin, la vida, a fuerza de ser más segura y confortable para algunos, se hizo más esclavizada y servil para otros, pero así fué y no de otro modo.

Quién sabe, si yo hubiera aprendido a decir NO de otra manera, quizás hubiese sido todo distinto, pero lo hice bajo la presión del miedo a perder el amor recién encontrado, si me hubiese dado tiempo a desarrollar ese primer amor, quizás también habría aprendido a decir que NO, pero seguramente lo hubiera hecho bajo la presión del amor puro y no se habría desarrollado el germen corrupto y negativo que tiene el NO. Quizás si hubiese sido dicho para elegir entre dos placeres hubiese sido para desarrollar más amor y el grupo se habría desarrollado sin bajar a tierra, sin ocultarse en cuervas y quizás la inocente y bulliciosa vida arbórea hubiese sido, aunque no menos violenta, si menos mal intencionada.

De todas formas, en la búsqueda de alimentos, en la vigilancia, muchas veces por seguridad y siempre por diversión, cuando podíamos, volvíamos a los árboles.


Solicitud del papado de la Santa Iglesia Católica

solicitud de papado


elmundo

FAMILIA GARCÍA PELAYO | HIPPY CONVENCIDO…Y MUCHAS COSAS MÁS

Maribel González 08.02.2008

Aquellos Rebeldes
Javier con sus hijos Diana y Luis

El mundo tal como es no me gusta”, leyó Javier García Pelayo (1951) en Calígula, de Albert Camus, y adoptó la cita. «Como no tenía cojones ni necesidad de meterme en el PCE, y un médico amigo me dijo que la marihuana no tenía contraindicaciones, me enamoré del concepto que el hippismo tenía del amor y con él me lancé a cambiar el sistema». Nunca pudo ir a Ibiza, pero en su Sevilla adoptó la estética de la isla, se adornó de toda la parafernalia psicodélica y luchó para transformar su entorno inmediato: «La libertad de la que hoy disfrutan mis hijos demuestra que triunfamos, que no fue una lucha utópica y vacía de unos melenudos. El problema es que, a partir del 73, empezaron a matar a nuestros líderes musicales e intelectuales y banalizaron nuestra forma de pensar vendiendo en El Corte Inglés ropa hippy para pijos». Javier, que fue manager de todo el rock andaluz de la época, tiene dos hijos, a los que nunca ha prohibido nada. Luis, que nació en 1980 cuando su padre ya no llevaba el pelo largo, valora la forma en que fue educado: «Me daban información sin tabúes, pero no me imponían o impedían nada. Hoy no soy hippy, pero sí creo, por ejemplo, en el amor libre. El problema es que ya casi ninguna mujer lo defiende…”.


WALLADA
El sueño de un poeta cordobés…

El Mundano 25.03.2009

Wallada

Después de años retirado de la profesión y en un momento (2004) en el que me dedicaba al estudio y disfrute de la noche madrileña, publicando la revista “Guía de la noche“, junto con mi socio José María de la Quintana, hicimos un viaje en el que pasamos porCórdoba y vimos a mi compadre Miguel Galán (ex guitarra de Medina Azahara). Fuimos a comer y nos dedicamos con fruición al “postre”, cogiendo un punto de altura creativa, en el que Miguel nos hablaba de su deseo y necesidad artística de montar un grupo y hacer algo. Le comenté que ese algo era la cuestión. Que con su edad no lo veía con canciones al uso y que pensaba que debería hacer algo grande, una obra que fuera un espectáculo, opera rock, musical o así. Que Córdoba tenia Historia y Cultura integradora, como el propio rock andaluz. El Califato, los Omeyas, “las tres culturas”. Le gustó la idea y seguimos “postreando” y cavilando. Cogimos el coche y yendo “a la pastelería” por más postre, pasamos por la glorieta de Iben Zandum, donde Chema lo reconoció como el mayor poeta de Al Andalus (junto con Haben Hazam cuyo poema “El collar de la paloma” es la obra cumbre del periodo Andalusí y de cualquier periodo). Recordamos la fama de sus relaciones con la princesa Omeya, Wallada. Y que  todo eso pasó hace 1000 años. Vimos claro que allí había una historia de amor que se desarrollaba en el periodo en que el integrismo musulmán estaba haciendo caer al califato Omeya, época integradora y de gran cultura donde se tradujeron a los clásicos (AristótelesPlatón etc.).
Desafiamos a Miguel para que trabajara y compusiera música para esa historia. Nos mandó las primeras maquetas….y nos impresionó. Chema y yo nos pusimos con la historia y las letras. A través de Santiago de la Quintana nos pusimos en contacto con Aída Gómez y le propusimos un reto integrador. Que bailara uniendo estilos (Español, Clásico y Flamenco) la historia que estábamos escribiendo. Oyó, le gustó. La llevamos a Córdoba y en el ensayo flipó y se comprometió para hacerlo. Santiago conectó con su amigo Igor Yebra. Oyó, le gustó y se comprometió.

Wallada aida-ygor

Wallada” con Igor y Aída en los Reales Alcázares de Córdoba (foto de Deia)

Teníamos todo menos dinero, pero eso nunca fue un problema. Seguimos. Se terminó de componer y de escribir las letras y ordenar la historia y fuimos al Ayuntamiento de Córdoba, pidiéndole que nos contratara para el festival de la guitarra que allí se hace con gran altura de invitados. Viendo de que se trataba, siendo los bailarines Aída e Igor y con Miguel ex Medina Azahara, lo vieron bien y nos contrataron por 4.500.000 Pts.

Hicimos en Córdoba “Wallada, el sueño de un poeta cordobes”, tuvimos las mejores criticas que nunca ha tenido un artista mío. Le perdimos algo más de un millón, pero aquello empezaba a rodar.

Problemas entre las figuras (celos artísticos) y desconocimiento del medio por mi parte, nos hicieron perder las oportunidades queFocus (Barcelona) nos ofreció. Al año siguiente lo presentamos en el teatro Apolo de Madrid con otros, muy buenos bailarines/as. Además me equivoque y estrené un miércoles que jugaba España una clasificatoria para algo importante (la cagué). Perdimos 90.000.000 Pts. Hipotequé la casa de mi mujer y con la ayuda deRafael Cana pagamos todo, menos el teatro, donde no nos habían tratado bien. Me gustaría que vieseis algo: podéis hacerlo pinchando aquí. 


Viaje americano

Era una época improvisada y estábamos tiesos.

Eran las 12 de la noche de un “viernes canino”, antesala de un fin de semana estoico, a la espera de próximas mejoras.

Sonó el tf y lo cogí con alegría (cualquier contacto, puede ayudar).
Tiene una llamada, a cobro revertido, desde Las Vegas, Nevada, EEUU. Me dijo una voz, casi automática.

No tenía ni idea de quién podía ser. Acepté, inmediatamente, la llamada.
Era mi amigo Antonio González Vigil, que estaba con mi sobrino Iván en Las Vegas y me quería convidar a ir con ellos, con extensión
A California. Quería que hiciéramos el viaje juntos.

Le expresé mi sorpresa y alegría y la imposibilidad de dejar a mi familia caninos durante mi ausencia.
Me dió instrucciones para solucionarlo y dejar mi casa apañada. Era la mejor (unica en ese momento) opción de solucionar los próximos días.

Siguiendo instrucciones, esa noche conecté con Octavio Colis Aguirre, me adelantó dinero para el viaje, la casa y algo de “pocket money”. El sábado en la agencia pillé el billete y el domingo volé transoceanicamente (Coincidí e el avión con mi actual yerno, magnifico responsable de la “americanidad” actual de toda mi familia).
Fue mi 1º contacto con américa. Entramos por el norte, vimos Boston, hicimos transbordo en Atlanta y en Salt lake city y por fin allí abajo, brillante como una vía láctea dorada: Las Vegas.
El aeropuerto está “Next to de casinos”. Aterrizando, se ven sus imponentes siluetas multicolores..

En el viaje compuse este blues:

I,m going to salt lake city…
and my baby don,t come

replay

I,m going to Salt Lake city…
and I’ll see what happens since I’ll get back

I,m going to Salt lake city…
and my baby don,t come
friends are waiting at las Vegas…
and they have a hollidays plan

I,m going to……replay

I live in a street where cars don’t pass
so, sure i will get back

El plan era, dormir esa noche pronto para salir al día siguiente hacia California…..y lo cumplimos. Eso me hizo entender que el viaje iba a ser una “catarsis de austeridad” que contrastaba con lo rumboso del viaje y el dorado de la ciudad.

Javier Garcia-Pelayo

Las Vegas es una “olla” cercada de bordes montañosos, sierras áridas y nevadas que separan un desierto de otro, que es el Mojave. 250 kms atravesando rocas, cactus, mas rocas y mas cactus.

Cuando pasamos el parque acuático, se presenta como una alucinación con vocación de permanencia. Sus toboganes, rampas, loopings, luces….aunque existan de verdad, son mas alucinantes que las “normales”.

California te recibe con el mojave. Yo ya venía preparado para el ascetismo. El viaje está teniendo un punto de introspección con búsqueda, obligada, de la austeridad en el Ser, confortabilidad en el Estar y magnificencia y pureza en el Contemplar.

Desde el desierto, se va subiendo y a través de montañas, cada vez mas verdes y boscosas, se vá entrando en una clara “tierra de promisión”.
Bosques, vacas, tiendas del oeste y agricultura.
El honesto tractorista, se ha rotulado muchos acres de tierra fértil.

Salinas es la 1ª en la que paramos. Downtown Español-mexicano-victoriano.
Varias “tía Polly” cuidan con primor la casa de John Steinbeck, donde nos tomamos un café y un delicioso cake.

LLegamos a Monterrey y nos empapamos de su historia. Vizcaino primero y Junipero serra después, son los primeros hitos del hombre blanco.

Javier Garcia-Pelayo
El festival de Monterrey, se ha hecho de jazz.
Cuando enfilamos ocean drive, llegamos al pacifico.
Visitamos el puerto, la misión, vimos focas y charlamos con un viejo hippie con una preciosa “butterfly shop”, que nos habló de la “nany culture” que se ha implantado, entonteciendo al país.
En la misión, me sentí emocionado. Era sobria, acogedora y vibré muy bien. Recé, con Iván, la 1ª parte del Padre nuestro.

Desde Monterrey a Carmel esta “The 17 miles” que es una ruta de bosques frondosos que se derraman en el océano grandioso.

Mansiones de privilegiados, que soportan bien sus privilegios.

Bordeando la bahía, llegamos al otro extremo de ella donde está Santa Cruz, agradabilísima ciudad playera de surfistas y beautiful people y desde allí, por la 101 nos fuimos a San Francisco……..


Javier Garcia-Pelayo

Y por fin “by the 101 high road”¡¡ enfilamos para San Francisco!!
30 años tarde. Treinta años de entrenamiento……Pero no olvidamos de ponernos flores en el pelo…… que ya no teníamos.
Cortamos las flores en la gasolinera de Santa Cruz (nos las pusimos, casi, con chinchetas) y por la highway 101 empezamos a entrar en Frisco.
La entrada, con una multitud de de scalextrics, fue tensa. Nuestro puente tenia dos niveles y el nuestro era el de arriba. De pronto gran atasco, era un accidente.
Aproximarse a lo soñado, siempre duele.
Seguimos la indicación de”downtown-chinatown” , Washington street, civic center y las calles empezaron a volcarse en cuestas arriba y abajo. Ya era reconocible su famosa topografía.
Allí estábamos. China town. 16.00h abigarramiento oriental, multitud de gente comprando y vendiendo. Frutas,verduras,muebles,ropas,restaurantes, pagodas,tiendas,lao tse. Toda la imaginería china, cuesta arriba y cuesta abajo.
Buscamos un hotel, eran caros, inquietantes y chinos.

Bajamos al fisherman, por stockton o quizás por fillmore street, aparcamos con miedo, todavía no se fiaban de S. francisco, paseamos por el muelle de la bahía, cenamos la rica sopa servida dentro de un gran bollo de pan. ¡Es la 1ª vez que me como un bocadillo de sopa de almejas! y está buenisimo!!

– ¿donde dormimos? ¿que hacemos?
-¡¡Por favor echarme cuenta!!… vamos a haight-ashbury. Allí ocurrió todo!! …. y algo tiene que quedar

Por fin, subimos por Divisadero empinadisima y larguísima cuesta, que tardamos treinta años en subir y que, efectivamente, llega a haight X ashbury, giramos a la derecha y entre Masonic y Tasalla estaban las vibraciones residuales de la época dorada.

Tiendas, colores, bares, colores, gentes, colores.

Algunos de los colores era “marrón” y doloroso. pero los demás estaban allí todavía.
De pronto “to the other side”. The doors. 30 años sonando en la misma calle!!.

Eran un grupo de gente, que parecía que consiguieron el disco cuando salió y allí estaban todavía oyéndolo. Como el monje, que oyendo al pajarillo estuvo 300 años.. Realmente me emocionó.

Dimos varias vueltas y no parecía que hubiese hoteles. Empezó el miedo otra vez. Querían bajar. Imploré, por ver algo más. Pilar ayudó, Ivan condujo con cuidado y Antonio lo vió:
Allí, un bed and breakfast. Era una preciosa casa victoriana roja con 4 coquetos balcones. Paramos, pregunté y ¡oh! desilusión había habitaciones pero fuera de presupuesto, nos íbamos a tener que ir.
A Pilar le gustó la casa, Ivan Garcia-pelayo Alvarado dijo que seguro que se podía negociar y con Antonio entraron, mientras yo seguía oyendo a los Doors….¡ seguidos de Jimi Hendrix!
¡Viva el amor! lo consiguieron ya teníamos hotel en haight ashbury, en el cogollo de todo, enfrente de una clínica de rehabilitación.


Madrid-Las Vegas-Miami-Amsterdam-Madrid-Tutta la Italia en moto.

Hace 14 años hicimos un viaje Madrid-Las Vegas-Miami-Amsterdam-Madrid-Tutta la Italia en moto.
Hemos encontrado estos escritos y fotos y las vamos a ir publicando, para amigos y viajeros
nº1

WEDDING
https://www.google.es/search…

Las Vegas, es una ciudad donde cada uno puede representar el papel que quiera. El casting está todavía abierto, se aceptan actores, directores, guionistas iluminadores, maquilladores, directores artísticos y muchos operarios. Es una gran superproducción, que cuenta, de momento, con un millón de habitantes-participantes. Van a verla 40 millones de espectadores al año y va a más. Como decía el dueño del Parque Jurásico; “No hemos escatimado en medios”. En pleno desierto de MOHAVE, una inmensa paellera rodeada de montañas con algunos accesos, en medio, una ciudad típica americana de casitas con jardín y garaje atravesada por la gran raya, La Strip, que es una larguísima avenida (Las Vegas Boulevard), que arranca en Freemont Street y termina, por ahora, en el Hotel Mandalay. Y sigue

https://www.google.es/search…

En Freemont, una calle cubierta donde cada hora hay un magnífico espectáculo de luz y sonido rock, country and western, es donde están los casinos más antiguos como el Golden Nugget con la pepita de oro más grande del mundo flanqueados por el famoso cow-boy de neón. A partir de ahí una sucesión casi interminable de gigantescos hoteles temáticos con enormes casinos rodeando los mostradores de recepción. Siete de los diez hoteles más grandes del mundo están en la Strip: MGM, VENECIA, PARIS, BELAGGIO, CAESAR PALACE, MIRAGE, NEW YORK y así una larga lista de centros de entretenimiento, cada uno con sus espectáculos y atracciones, todo rodeado de fuentes, lagos, plameras y “auténticas” junglas interconectadas entre si por pasadizos, puentes, escaleras mecánicas, cintas transportadoras y monorrailes sin conductor y así evitar en lo posible el aplastante calor del verano y las enormes distancias de esa excitante raya donde también en un largo trecho todo lo que hay son Wedding Chappels en una acera y joyerías en la de enfrente.

Enamorados como estamos y con muchas ganas de divertirnos, juntamos el hambre con las ganas de comer y el día 1 de Junio de este año 2001 nos fuimos pa Las Vegas dispuestos a casarnos de nuevo esta vez en inglés.

Haciendo escalas,con carreras, en el aeropuerto de Detroit, pasando con éxito la inmigración y siendo atendidos amable y gimnásticamente por una rebosante oficial afro-americama, conseguimos subir los últimos a nuestro avión donde creemos que ya estaban haciendo apuestas sobre si embarcaríamos o no. Nosotros habíamos apostado a que si.

El vuelo fue nocturno y llegando pudimos comprobar que Las Vegas es la ciudad más luminosa del mundo. Empezando por un punto de luz se van aclarando los destellos y dibujándose los contornos y colores de los gigantescos edificios a los que la brillante ciudad rodea. En el aeropuerto nos esperaban Vanessa y Valentín que se iban a casar por primera vez en los próximos días y de cuya boda nosotros íbamos a ser testigos. Nuestra sobrina Vanessa lleva tres años cantando y bailando flamenco en Las Vegas y Valentín es chef de la cadena Hilton, así que dejamos las maletas en el hotel y dimos una pequeña vuelta después de veintitantas horas de vuelo transoceánico y transcontinental.

Javier García Pelayo

El viernes turisteamos todo el día con relativa tranquilidad y viendo el espectáculo que es la propia ciudad y por la noche cenamos donde actuaba Vanessa con uno de sus grupos donde está “Pepe el sevillano” que lleva cuarentaitantos años en América y veintitantos en Las Vegas y es “puro de oliva”. Nos sorprendió Vanessa cantando con voz profunda y cálida y disfrutamos de verla bailar con la alegría que ella lo hace. Vino a vernos y a despedirse Juan Carlos del “Clan de los Pelayo” y este año Campeón Mundial de Poker en el campeonato celebrado en Las Vegas. Se le veía a él y a su chica exultantes y felices de haberlo conseguido y más de poder haber ganado más de 3oo millones de pesetas.


A la mañana siguiente, muy temprano, fuimos a la Wedding Chapel del Flamingo que es donde se casó Elvis Presley con Priscila. Eran muy simpáticos, muy caros y muy escépticos. Cuando le dijimos, a una de información, que estábamos interesados en casarnos, creyéndonos ligues de una noche, nos miró de arriba abajo diciendo: WEEELLLL???!!!, como pensando: “allá vosotros, a mi qué me dices”. Decidimos ir al tramo de la Strip donde están las capillas y elegimos la Graceland Wedding Chapel, donde nos informaron de los diferentes menús con o sin música, flores, vídeo, foto, Pastor normal o caracterizado de Elvis. Elegimos el Pastor auténtico y el menú medio que incluía limousine blanca con ida y vuelta al Hotel. Preguntamos por alquiler de ropa adecuada y nos dieron dos direcciones, una de ropa clásica y otra más casual, fuimos a la clásica y era una nave con más de 500 trajes blancos de novia y los correspondientes fracs para él de todas las tallas, cortes y estilos. Una señora, cinta métrica en cuello y un acerico con alfileres en la solapa nos preguntó: “When is the ceremony, today?”. !Qué profesionalidad!

Como la boda era dos días más tarde, teníamos tiempo y lo clásico no es lo nuestro, agradecimos su amabilidad y nos fuimos a la que resultó maravillosa tienda de Miss Willson, muy mayor, no muy simpática, interesante mujer que había hecho baile español muchos años, en el principio de Las Vegas, como así atestiguaban multitud de fotografías de una guapa Miss Willson joven.
La tienda era como el almacén de Peris o Cornejo, vestuario de todo tipo, complementos, bisutería, todo ordenado por muestras con diferentes tallas. Las posibilidades eran muchas, había una pareja llevándose para casarse la ropa de los “Reyes Católicos” seguramente en el Casino Excalibur.
Pensando en que estábamos en el oeste, elegimos: De “chica de saloon” para Rosa y de River boat gambler” para Javier. Dejamos la fianza, quedamos para el lunes por la mañana y seguimos viendo Las Vegas. Comiendo en los magníficos bufets de los casinos, tomando copitas, que te invitan cuando juegas unos centavos y viendo el jardín del Bellagio, el Forum con el hundimiento de la Atlántida del Caesar Palace, el castillo del Excalibur, la pirámide del Luxor con la tumba de Tutamkamon, los canales y el Palacio del Dogo del Venetian, la Torre Eiffel del París, el espectáculo pirata del Trasure Island, el volcán y la jungla del Mirage, los trapecistas del Circus Circus, el Village con una montaña rusa por encima de las cabezas de los jugadores y visitantes del New York New York que era nuestro hotel y estábamos en la planta 24 del edificio Chrysler en una habitación dabutti y muy barata, ya que comer, beber y vivir en Las Vegas es más barato que en la mayoría de los sitios y sin embargo con un altísimo nivel de abundancia y calidad.

A la actuación de Vanessa del sábado por la noche vino nuestro hermano Pedro Garciá-Pelayo que venía desde Seatle donde habitualmente vive, para ser testigo de las dos bodas. El grupo de esta actuación son otros componentes entre los que está R.J. guitarrista, que toca flamenco, jazz y blues con mucho gusto, arte y calidad.
Con el producto autóctono que según Valle-Inclán le daba la ciencia al Ramayana, festejamos y nos fuimos por las ramas.

El lunes, 4 de Junio por la tarde nos vestimos en el hotel y bien festejaitos hicimos el paseillo por el hall, rodeados de mesas de juego, del brazo y con mucho donaire. Entramos en la blanca limousina que nos llevó a Graceland donde ya estaban nuestros amigos. El retraso de nuestro Pastor y la tranquilidad con que lo tomamos, unido a nuestras no acostumbradas ropas hizo que le cayéramos bien a la administración y nos regalaran el “menú especial”.

Javier García Pelayo

Aunque entramos a ritmo de marcha nupcial, el resto de la ceremonia la subrayó R.J. con su guitarra por blues. El Pastor, un tejano muy enrollado, al oír los primeros compases cogió el tono y marcó el compás durante toda la ceremonia.

Como nos regalaros el menú especial, el pastor se alargo y duró 10m la boda. (el menú normal son 5m) y nos regalaron el vídeo en color, pero solo hemos conseguido subirlo en blanco y negro.
Con my brother Rj Fox en la guitarra.

Boda Javier García-Pelayo

Vídeo de la ceremonia

El morado de los festejos y el penetrante olor de las rosas moradas, unido a la emoción del momento, estuvo a punto de dar con nuestros cuerpos en el suelo, pero el amor triunfó y superamos la prueba.
Después de la ceremonia subimos a la Stratosfear Tower (350 metros), para ver atardecer en el Oeste. Encima de la torre tienen una montaña rusa con espeluznantes pasadas sobre el vacío, y encima de la montaña rusa una lanzadera que te dispara hasta por fin alcanzar lo más alto. Alrededor de la torre, el cielo de Las Vegas es una fiesta al atardecer: Avionetas, globos aerostáticos, helicópteros, zeppelines y un avión a cada minuto aterrizando en el muy céntrico aeropuerto. El sol. El Oeste. Los amigos. El amor !!VIVA LAS VEGAS!!

Javier García Pelayo


Lo bueno que tienen estas segundas bodas es que la familia ya está criadita, así que, de camino a casa (que se la habíamos dejado libre a nuestro hijo Luis, recién terminados sus estudios de informática, con su amiga Raquel), pasamos por Miami donde vive nuestra hija Diana con Rafa. Llevan una vida muy creativa, entretenida y agitada con su grupo Vertigogo y con sus proyectos empresariales de venta de moda en Internet.

https://www.youtube.com/watch?v=_UEl7M2VqLk

Llegamos muy formalitos a Miami donde nos recogieron en el aeropuerto y pasamos con ellos 3 días estupendos de comidas, charlas, paseos y compras. Nos gusta mucho su forma de ver las cosas, cómo lo llevan y las ideas que tienen, estamos muy contentos, vaya.
Miami es un milagro de la cultura vacacional: Manglares, pantanos, calor, humedad, vegetación, todo ello preparado para vivir muy bien y con mucha belleza paisajística y todo ideal para el “dolce far niente”, aunque también es una próspera punta de lanza económica y de opinión hispana en EEUU.

Javier García Pelayo

Tras despedirnos con penita pero contentos de dejarlos llenos de proyectos y felices, regresamos a la vieja Europa.

El vuelo a Madrid pasaba por Amsterdam donde teníamos 5 horas.
Después de 3 días de formalidad no lo dudamos, salimos del aeropuerto literalmente corriendo y cogimos el primer tren a la Central Station de la ciudad.
En el mismo tren conectamos con un chaval español, ingeniero aeronáutico, y charlando con él sobre Amsterdam nos informamos, entre otras cosas, del Coffee. Shop más cercano a la estación.
Cambiamos dólares por florines y salimos, ligeros, por toda la avenida principal, atravesando la plaza Damm hasta que llegamos a otra plaza con grandes árboles, lo vimos, nos hicimos una foto en la puerta y entramos.
Es increíble que no hayamos ido antes. ¡ Qué buenos zumos de fruta y productos naturales hay en el Coffee Shop.!
Nos tomamos nuestro tiempo en catar lo mejor de la casa.
Sin prisas ya, salimos a gozar de un domingo por la mañana en Amsterdam.

Javier García Pelayo
La gente estaba sentada en las terrazas con caras sonrientes, zumos y helados en las mesas.
En la gran plaza centenares de sonrientes personas, bailaban con una buena banda de reagee.
Los tranvías son absolutamente silenciosos y van pintados de psicodélicos colores.
Los canales, las barcazas, los puentecitos, la gente yendo y viniendo en bicicleta y tor mundo agusto. !Qué arte de domingo por la mañana!.

Y felices y contentos de este bonito viaje, volamos (casi sin necesidad de avión) rumbo a casa, donde llegamos el 10 de Junio, dispuestos a coger la moto y lanzarnos por “tutta la Italia” en viaje de novios.


!FRANCESCA, TI AMO TUTTI!

Decía una tierna pintada en un muro sobre la playa de Cefalú (Sicilia) y eso mismo podríamos decir de toda Italia:
!ITALIA, TI AMO TUTTI!

Salimos, de Madrid, en viaje de novios, con la moto cargada de equipaje y el cuore lleno de amor e ilusión y después de visitar a la Mamma y a la sorella, en Barcelona, partimos en la “grande nave veloce de Grimaldi”, navegando el golfo de León rumbo a Génova donde llegamos el día 15 de Junio de 2001.

Como nos avisaba la Guía del Trotamundos, Génova impacta por su carácter portuario, de ciudad volcada en anfiteatro sobre el mar ligur, calles empinadas, el palacio de Andrea Doria románico gótico, carácter judío, sus callejones y perspectivas marítimas. https://www.google.es/search…compramos en un mercado y La moteamos de arriba abajo

Estudiando el mapa y la guía decidimos olvidarnos de la Costa Azul y de Turín y nos dirigimos por la Autoestrada a Sirmione en los lagos de Garda, zona de recreo, en las faldas de Los Alpes equidistante entre Milán y Venecia.
El viaje fue la primera toma de contacto con el tráfico italiano en el que se te acercan mucho por detrás, te adelantan pasando muy cerca y se te cierran pegados a la rueda delantera, es decir, se pasan por el forro de los cojones las continuas señales electrónicas de las Autoestradas que indican:”Rispetare la distanza di sicurezza.”. Yo les gritaba ¡¡ Vendetta!!, ¡¡ Vendetta!!, señalandoles SU carril

Llegamos a Sirmione con la puesta de sol y después de no encontrar sitio en un camping, encontramos uno estupendi casi a la orilla del lago di Garda, montamos la tienda a oscuras pero bien resguardada del sol (para ser la primera vez que abríamos la bolsa de la tienda recién comprada, no le quedó ni una arruga), !”vivan los boy-scouts del Hermano Pascual”!

Javier García Pelayo

Cansados por el viaje, festejamos la llegada y esa noche y el día siguiente lo dedicamos a conocer Sirmione https://www.google.es/search…

!Qué razón tenía Cattulo cuando le cantaba al lago de Garda diciéndole, que no tenía nada que envidiarle, en sus olas y en su bramar, al mar Mediterráneo. Bramó durante toda la noche y al alba del limpio siguiente día, vimos que el lago se había desbordado 20 o 30 metros esa noche.http://circulodepoesia.com/…/safo-y-catulo-poesia-amorosa-…/

http://historiasdelahistoria.com/…/un-poema-en-latin-que-na…

En Sirmione están las llamadas “Termas de Cattulo” y otras de Virgilio, y realmente ambos poetas sabían dónde iban cuando se retiraban a esa península maravillosa, que se adentra en las aguas de Garda en las faldas de los Alpes. https://www.google.es/search…

Javier García Pelayo

Ya repuestos, el domingo 17 (mejor día para visitar ciudades con mucho trafico diario) enfilamos de buena mañana pa Milán donde llegamos al Duomo del tirón. Estaban diciendo misa, con tos sus avíos de música, cantos, órgano, incienso (misa mayor de Domingo)…y el Duomo, maravilla del gótico flamígero con la luz filtrándose en las alturas de sus magníficas, grandiosas y trabajadísimas vidrieras, inundando el templo con una sinfonía de colores que envolvían, armonizaban y ensalzaban el rito sacro allí oficiado. Llegamos en “el vero momento de una domenica mattina”.

Por fuera nos asombró su gracilidad, esbeltez y los trabajos escultóricos que adornan sus paredes, así como las volutas de sus arcos y la elegancia de sus agujas flamígeras, queriendo alcanzar el cielo donde casi llegamos cuando subimos a los tejados, que a diferencia de la Catedral de Sevilla si son visitables. Después del Duomo recorrimos la pretenciosa pero a la vez glamurosa galería Vittorio Emmanuelle, donde para conseguir buena fortuna pisamos los huevos al toro que hay en unos mosaicos, lo cual es tradicional.

Javier García Pelayo

Paseamos por la Plaza de la Scala y saludamos a Leonardo da Vinci, que la preside con su estatua. Nos hicimos fotos en la puerta del Teatro, donde nos cantamos el “O sole mio”.
Fuimos a ver una pequeña capilla, virguería arquitectónica que Bramante realizó en 2 metros cuadrados, pero al ser tan pequeña, al abrir la puerta,para dentro, casi le damos en la cara al cura que estaba diciendo misa y que en ese momento, con las manos abiertas, decía:”dominus boviscum”. Vimos que no era el momento de ver la parte de atrás del altar, cerramos la puerta con cuidado y nos fuimos.

Birreamos un poco para acompañar alguna pizza al tagli y nos fuimos a las calles Napoleone y Corso donde están las boutiques de diseño milanes. Todo era muy bonito y costaba muchos millones de liras, calculamos que salir bien equipados los dos de sendas boutiques, para un fin de semana, nos costaría alrededor de 8 ó 10 millones de pesetas, dependiendo de los complementos, !qué arte de diseño!. Festejamos varias veces Milán, visitamos el castillo de los Sforza, nos tumbamos en sus jardines y dormimos una gran siesta Lombarda.

A la salida de Milán unas nubes que se habían formado se abrieron y nos cayó más agua que cuando enterraron a Bigote. Lluvia con vientos racheados, autopista encharcada, los coches y camiones salpicándonos y nosotros festejados hasta arriba y sin ropa apropiada. Anduvimos 20 Kms. en dirección equivocada y cuando enfilamos la correcta tuvimos que parar en la primera estación de servicio donde ya estaban parados más de 50 motoristas. Empapaos hasta las trancas nos secamos como pudimos, con el aire caliente de los secadores de manos de los lavabos y esperamos a que pasara la tormenta, que con el fuerte viento se desplazaba a cierta velocidad.

Cuando amainó la lluvia proseguimos en camino y entonces fue el frío el que nos hizo parar, en otra área de servicio donde nos agenciamos unos cartones y Rosa realizó un magnífico “cutre-diseño cartonini di Milano”, con los que nos protegimos veramente el pecho y los brazos, con lo cual conseguimos llegar a nuestra tienda vistiendo verdadero diseño milanes.

Javier García Pelayo


El lunes 18 salimos en dirección Venecia, con idea de hacer una breve visita a Verona.
Una carretera que en la primera parte bordeaba el lago de Garda y después se internaba entre colinas jalonadas de castillos, torres, fortalezas, villas, viñedos, cipreses altivos y bosques de coníferas, nos desembocó en la bellísima ciudad medieval de Verona; donde lo primero que vimos fue la Iglesia románico gótica dedicada a San Zeno, (en su cripta se casaron Romeo y Julieta) con su torre románica, fachada de mármol gótica y planta en cruz románica, con un claustro romanico adyacente y todo ello de una bellísima sobriedad que respiraba paz y confortaba el ánimo de los viajeros.

En el interior magníficos frescos y un retablo, extraordinario, de Mantegna , el cuerpo momificado de San Zeno vestido de obispo y una estatua del santo en una actitud afable y con gesto de risa franca y clara. Nos dio tan buen rollo que le encendimos una vela y le enviamos nuestros PENSAMIENTOS Y JAVIER SUS ORACIONES.
https://www.google.es/search…

Proseguimos por las medievales y bizantinas calles veronesas, dándonos de bruces con la famosísima Arena de Verona, circo romano en bastante buen estado, que se usa como espacio escénico para importantes festivales líricos. Pensamos que podríamos haber llevado nuestros curriculums y así buscarnos un curro de categoría en la Arena veronesa. Ma la vacanza é la vacanza.
Vimos, la que se supone que fue la casa de Romeo. Calles, plazas y palacios. Dejando algunas cosas para il ritorno, nos fuimos… pa Venecia del Tirón.

Acercándonos a Venecia, vimos un punto de información y reservas de hoteles, en el que “meno male” que paramos. Allí nos gestionaron un hotel, nos dieron un plano y las indicaciones de cómo llegar. Porque a Venecia, amigo mio, ¡se llega en barco!.
El hotel era perfecto: Estupendi, cama comodi, romántico y decimonónico, en un barrio de chalecitos como el Heliópolis de Sevilla, a la espalda del famoso Lido de Venecia y frente a la Catedral de San Marcos.

Cuenta la historia, que Venecia se formó con la población que huyó cuando entraron los Bárbaros, en la caída del imperio romano.
Buscando un sitio donde esconderse, llegaron a la costa del Adriático plagada de pequeñas islas de difícil y pantanoso acceso, se establecieron en ellas y los Bárbaros pasaron sin verlos. (importancia de la geografía y los emplazamientos).
Al poco tiempo, el carácter marinero y comerciante de los ya venecianos, hizo que dominaran la ruta comercial con Oriente, creando un emporio mercantil de enorme riqueza. Configurándose así la república independiente de Venecia.

Javier García Pelayo

Maravillados por lo que habíamos visto desde el barco, después de festejar debidamente la llegada al hotel, cogimos un barco-bus que nos llevó a la Plaza de San Marcos. Es curioso ver cómo los venecianos cogen los barcos-buses con la misma prisa que nosotros cogemos el bus-normal cuando vamos a hacer gestiones.
Disfrutamos la tarde, con el sol de poniente reflejándose en las doradas cúpulas de la catedral bizantina y en los blancos mármoles del gótico palacio Ducal de Los Dogos Venecianos.
Anduvimos cruzando canales, viendo balcones, oyendo acordeones y el cantar de los gondoleros. Ya de noche, después de cenar spaguettis a la tinta de calamar, a la vera de un canal, con una iglesia con su torre inclinada por el hundimiento, descansamos en las escalinatas de la Plaza de San Marcos. Mientras tanto en las terrazas de las cafeterías sonaban bellísimos acordes de cuartetos de cuerda vivaldinos, que amenizaban en directo la noche veneciana

Nos retiramos a nuestro propio hotel y al día siguiente: La del alba sería, cuando cogimos el barco-bus circular que navegando por el Gran Canal te permite observar la vida veneciana. Hicimos algunas compras, anduvimos por rutas no turísticas donde los venecianos viven y gestionan cruzando canales, embarcándose con prisas y yendo a pie a “tos laos” por estrechas y románticas calles que, para ellos, son el camino a sus oficinas.
En una zapatería arreglaron las botas de Javier para poder seguir caminando esa maravillosa ciudad que esperamos que nunca se hunda.

Javier García Pelayo

San Marcos, ahora con luz de mañana, brillaba diferente a la tarde anterior, porque hay muchas Venecias, una por cada rayo de luz, otra por cada nube y siempre cambiando con cada hora, con cada minuto del día o de la noche.

La catedral por dentro es un abuso de lujo, ostentación y recargo bizantino, si por fuera impresiona, por dentro sobrecoge. Claramente está hecha para demostrar el poderío y la riqueza de la república veneciana.
Toda la ciudad es el decorado de un gran escaparate del mercado veneciano.
Volvimos al hotel, recogimos el ligero equipaje que habíamos llevado (lo demás lo habíamos dejado en la tienda de campaña) y el sopor del mediodía lo pasamos bañándonos en el Lido de Venecia, desde donde embarcamos para salir de la ciudad.

Javier García Pelayo

De regreso a Sirmione volvimos a pasar por Verona, donde nos quedaba por ver “la casa de Julieta”. Allí fuimos y vimos con desagrado cómo los turistas se hacían fotos tocándoles una teta a la estatua en bronce de Julieta debajo del famoso balcón. Tanto habrá sido el sobeo de teta, y siempre en la misma, que esa la tiene pulida y abrillantada. No nos pareció bien que magreasen tanto a la novia universal. Javier se hizo una respetuosa foto rodilla en tierra besándole la mano y Rosa posando en la puerta de la casa, debajo del balcón. La pared de la casa está llena de corazones pintados y nosotros, en un hueco, dejamos el nuestro. https://www.google.es/search…


El miércoles 20, proseguimos el viaje camino de Florencia, atravesando de nuevo la Toscana con su fértil valle del Po, río que cruzamos en un par de ocasiones y que pequeño solo tiene el nombre. El paisaje es lo que entendemos por “paisajorum romanorum”: cipreses, campos de trigo, viñas, agricultura desarrollada, cada metro un cuadrado fértil, con unas viñas y pueblecitos románicos (¡claro!) en cada colina, que explican y manifiestan la riqueza de la zona. https://www.google.es/search…

Subiendo y bajando los montes Abruccios llegamos a esa maravilla de ciudad que es Florencia. Aconsejados por la guía buscamos el camping Miguel Angel, cercano a la plaza del mismo nombre que está en una colina sobre la ciudad, dominando el río Arno y sus tres puentes.

El calor del mediodía y la carga mal contrapesada de la moto agobió un poco la llegada al camping donde dormimos una siesta toscana, antes de montar la tienda. Ya acampados, bajamos a la ciudad, después de ver una muy dorada puesta de sol sobre ella. https://www.google.es/search…

Nos encaminamos hacia el Duomo quedándonos sorprendidos por su fachada de mármol de Carrara con vetas verdes.
Allí estaba el gótico florentino, la torre de Giotto, la construcción de Bruneleschi, las ideas de Miguel Angel, las pinturas de Rafael, Tizziano, Frangélico, eso es el Renacimiento. Mucho de ello, auspiciado por el gran mecenas Lorenzo de Médici, ancestro familiar nuestro por la vía de Fantoni (mi abuela).

A la mañana siguiente, a las 9 de la mañana, siguiendo las indicaciones de Pedro García-Pelayo, nos fuimos a la Catedral de la Santa Croce donde están enterrados algunos ilustres florentinos, desde Miguel Angel a Bruneleschi, pasando por Maquiavelo, Dante y Galileo, a cuyo lado tenemos enterrado a un ilustre (¿Tio?) bisabuelo nuestro: Pio Fantoni, insigne Matemático, Físico, Filósofo e útil en Hidráulica. Sobre su lápida está esculpida su cara de perfil, me hice una foto. Ya veremos el parecido.

Al salir de la Santa Cruz ya mediaba la mañana y en la amplia plaza del mismo nombre el sol empezaba a apretar. Tanto festejo matutino nos había despertado el hambre y en el camino hacia el Duomo, entre estrechas y sombreadas calles descubrimos un establecimiento de cabbagge, así que combinando el calor y el hambre con las verduras y la carne picante de ese manjar turco, anduvimos por las calles florentinas esparramándonos el cabbagge por la cara, despertando curiosidad y cierta envidia a un grupo de turistas japoneses que no estoy seguro que entendieran las indicaciones que les dimos, de dónde podían conseguirlos.
Sentados en un patio rodeados por una arcada renacentista, a la sombra de unos cipreses y arrullados por el agua de las fuentes, terminamos el picante desayuno, nos fumamos unos cigarritos pa festejarlo y nos fuimos a visitar el Duomo florentino.

Javier García Pelayo

La luz de la media mañana saltaba desde las fachadas de mármol verde, blanco y rosa, tanto de la Catedral como del Campanille y del Baptisterio, bajorrelieves, arcos, vidrieras y mármol maravilloso de Carrara. Dentro, muchas maravillas y el frescor y la luz de las catedrales góticas. De allí nos fuimos a las cercanas capillas Médici construidas al igual que la catedral por Bruneleschi ,donde se pueden ver obras de Miguel Angel y Donatello. En las capillas se pueden contemplar las tumbas que Bruneleschi hizo para los diferentes Médici, con estatuas de caras inacabadas (o quizás deshechas por la muerte): El Pensador, La noche y el día, La Virgen y el Niño. Todos tienen la fuerza de la mano de Miguel Angel.

Paseamos por ese Museo del poder y la riqueza que es la ciudad de Florencia, y después de comer sesteamos florentinamente en el camping, con el Arno evaporando agua y la ciudad estallando de calor a nuestros pies.
Por la noche, dejando la moto en “su” aparcamiento del Ponte Vechio trasteamos la parte alternativa de Florencia, ya que con lo que nos habíamos traído de España y tanto monumento por festejar, pensamos que no íbamos a tener hasta el final del viaje. Conseguimos información sobre la Plaza de la Santa Croce y nos advirtieron de la “tensione” que tiene a ciertas horas. Husmeamos un poco, pero lo único que había era tensióne, así que nos relajamos y dejamos las gestiones para Roma. Cenamos en los alrededores de la Plaza de la Signoria, monumento provinciano, aunque renacentista, al poder militar y a la intriga política que no consigue ocultar toda la belleza florentina.

De vuelta al camping ya con la noche entrada, volvimos a disfrutar desde la terraza del bar, de las vistas de la iluminada noche florentina y arrullados por el bum bum de una discoteca cercana, bailamos hasta quedarnos dormidos.

A la mañana siguiente, descansados, desayunamos y nos preparamos para visitar la Galería de los Ufficci donde disfrutamos sin duda de uno de los mejores museos del mundo: Primitivos, pre-renacentistas y renacimiento, mucho re…todo el re…; no basta con una visita: Giotto, Coello, Phillippo Lippi, Bottichelli, Piero de la Francesca, Frangélico, Mantengo, Perugino, Verocchio, Leonardo, Bellini, Miguel Angel, Tiziano, Ragael, Caravaggio, Veronés, Andres del Sarto y también Durero, Velazquez, Goya, Berrugueta, y todos ellos en amplios salones a los que se llega mediante galerías con maravillosas estatuas clásicas.https://www.google.es/search…

Es la otra cara del poder y la intriga, es el refinamiento y el lujo florentino.

Cuando Javier, saltando un cordón, se hizo una foto de despedida con el busto de Lorenzo, el de seguridad iba a decir algo y le dijimos: E de LA FAMILIA……

Javier García Pelayo

“Ciao Firenze, hasta la próxima”.


Nos fuimos por la autoestrada que, siguiendo el cauce del rio Arno, nos llevó hasta la piccola ciudad de Pisa. Bonita, tranquila, universitaria, culta. Ideal para estudiar o escribir algo.

Javier García Pelayo Javier García Pelayo Javier García Pelayo

Al no ser muy alta, la famosa torre, no se divisa hasta que te encuentras con la plaza de sopetón: ¡Qué belleza! ¡qué blancura! ¡qué armonía de espacios!, mármol blanco destellando luz por doquier. Románico, pero a la vez alegre… ¡Viva el Románico Lombardo!.

El horario no nos permitió entrar, discutimos con el sacristán, nos hicimos unas fotos sujetando la torre. Viendo los tenderetes de alrededor de la plaza recordamos la broma de la película de Superman.

https://www.google.es/search…

Visitamos todos los alrededores, y como estábamos cansados y no estábamos en viaje de estudios, nos fuimos a la marina de Pisa a pegárnosla en la playa y bañarnos en el mar Ligur. Holgazaneamos con tumbonas, sombrillas y todo lo que son los Lidos italianos.

Tomamos rumbo norte y a través de una preciosa carretera, entre colinas, llegamos a la medieval y amurallada ciudad de Lucca, por la que paseamos, vimos su Basílica de San Michelle, el Duomo de San Martino y su preciosa torre también de un bellísimo románico lombardo con interior gótico, con preciosas esculturas, vidrieras y una “Ultima Cena” de Tintoretto.
Todo Lucca es una obra de arte medieval en la que Rosa afirmaba que era ideal para una película, y efectivamente, al llegar a una plaza se estaba rodando una. Pensamos ofrecernos…ma pero la vacanza é la vacanza. https://www.google.es/search…

https://www.youtube.com/watch?v=5t_zlVyQxco

Emprendimos rumbo a Roma pero, siguiendo de nuevo las indicaciones de la guía, no quisimos perdernos Siena, así que por un pequeño desvío nos encontramos quizás con el paisaje mas bonito de todo el viaje. La comarca del Chianti, una sucesión de suaves colinas con una carretera de agradables y entretenidas curvas en las que en cada cambio de rasante…!ah!, paisaje maravilloso. En cada curva una finca estupendi con unas villas very luxury. Viñas por aquí, olivos por allá, cipreses alineados, altivos, estilizados, verde oscuro sobre verde claro, cielo azul sobre campiñas radiantes. Una gozada de camino.
https://www.google.es/search…

Con tanta viña y tanta maravilla se nos despertó el hambre y las ganas de probar cosas de la tierra, así que en un pueblecito, encalomado en una bella colina, paramos en una enoteca chulísima donde probamos vinos, quesos y embutidos de la tierra y nos lo tomamos con tranquilidad, sentados en la placita comiendo y bebiendo con gente del pueblo y algún turista que paraba, fascinado como nosotros.
Estando allí llegó un francés, mayorcete, en bicicleta vestido como Indurain y se le veía que venía “gracioso”. Nos contó que en la subida y bajada de la carretera había parado en algunas villas a pedir agua (tié cojones) y claro, le daban vino (tenía una cara de espabilao enorme), así que había probado diferentes cosechas en diferentes lugares de origen. Increíble que hubiera conseguido llegar hasta allí arriba; pero venía divino, contento y charlatán. En la enoteca se tomó unos cuantos, (allí no pedía agua), nosotros hicimos un poco de sobremesa con la buena compañía.

Siena, efectivamente, es una de las ciudades más bellas de Italia. Una ley del siglo XIII que obliga a respetar la estructura de la plaza y a no romper la armonía del conjunto, ha mantenido la rica Siena del siglo XIII con sus edificios gótico-bizantinos, y sobre todo “Il Campo”, la gran plaza donde se corre El Palio, frenética carrera de caballos donde todo vale y lo importante es ganar. Si en toda Italia hubo ciudades-república, en Siena la ciudad república estaba y está fuertemente segmentada en cada barrio de la ciudad. Cada uno de ellos tiene sus colores, su bandera, su estandarte, y compiten en belleza, armonía, limpieza, comercio y fervor, y todo eso se junta y se expresa en la mayor competición de todas que es cada año, El Palio.
https://www.google.es/search…

Nos tumbamos en la inclinada plaza del Campo, (piccola siesta lombarda, ya sabes), disfrutamos descansando y contemplando el magnífico panorama que ofrece el Palazzo Pubblico gótico rematado con la torre de Mangia que domina la ciudad, a sus pies la Capella di Piazza levantada a mediados del 1.300 por sufragio popular después de una epidemia de peste. Nos dimos un paseo por la ciudad y llegamos tarde al Duomo que es una maravilla gótica con esculturas de Pissano y relieves de Donatello en su fachada. Discutimos con el cura que no nos dejó entrar………….y nos fuimos para donde todos los caminos van: A ROMA.


La llegada a Roma, fue una locura. Nos habían hablado de su escandaloso tráfico y llegamos justo dos horas después de que la roma club DE FUTBOL ganara el campeonato de liga italiano, el Escudetto y nos vimos inmersos, en una gigantesca barahúnda de motorinos, coches y banderas, todos con los cláxones sonando y bajándose de los coches en cada semáforo para ponerse a bailar, gritar y celebrar la victoria.
Nos metimos en la piel de los romanos y empezamos a pitar con ellos y festejar el cachondeo. Por fin nos orientamos y nos fuimos al camping Fabulous que era de la hostia es decir, estaba en el puerto romano de Ostia. Eso era sábado.

Javier García Pelayo

El domingo nos fuimos a San Pedro, al Vaticano, para ver al Papa dando el Angelus a las 12 de la mañana; pero estaba en Ucrania como nos informó un cardenal que vimos salir del palacio Vaticano y al que el taconazo que le dieron los guardias suizos presentándole armas, le daba mucha credibilidad. Así que vimos la basílica, los museos Vaticani, la Capilla Sixtina todas las maravillas y sofisticaciones que guardan allí dentro y cuya construcción, financiada con Bulas papales, fue el motivo de Lutero para el famoso Cisma de occidente. ¿Cómo puede, el que dice ser el representante de Jesucristo, vivir rodeado de tanto poder y riqueza?, ¿cómo, incluso, se atreven a ser enterrados allí?, qué desfachatez, qué tremendo monumento histórico a la hipocresía, a la mentira y al culto al poder!.

Si de verdad existe Dios, lo tienen secuestrado.

Pero, como una parte del poder es el lujo y una parte del lujo es la belleza y la belleza es arte, la verdad es que en el Vaticano hay mucho arte y tos contentos.

Doppo Vaticano, nos fuimos al Foro Romano donde Numa Pompilio construyó un templo para las vestales. Decía él, “redondo como la tierra” !Salve Numa Pompilio!. También estaban los Arcos del Triunfo de Tito, Adriano y unos cuantos triunfadores más, templos por aquí y por allá, ruinata romanorum y mucho calorum e meno male…frescati fuentorum romanorum . Asi que nos pegamos una siesta imperial, a la sombra de una encina, en pleno Forum, con momentos mágicos de pajaritos cantando, increíble silencio de los turistas y después de invocar al dios Eolo, una suave brisa refrescante.

Ma de pronto….el populorum romanorum. Como era domingo y la Roma era Campeona, se fueron todos al circo como fieras e invadieron el Circo Máximo, el Coliseo y el Estadio con trompetas, banderas, banderolas, camiones con altavoces y toda una algarabía que hacía pensar que aquello del “pan y circus” sigue funcionando 2.500 anni doppo. Así que desde el templo de Júpiter y viendo al pueblo romano en fiestas, nos sentimos como auténticos Romani Imperatori.

!Qué ciudad!, gentes de todas las culturas y razas fluyen por sus calles como cuando Cleopatra visitó a César, ahora bien, Obelix tenía razón: !Están locos estos romanos! aunque como en toda Italia son gente de bien, cariñosos y gentiles. Por cierto, ¿le respondieron, alguna vez, los gentiles a San Pablo ?

En Milán el arte puro, el comercio oficial, el castillo poderoso. En Venecia el gran escaparate de los mercaderes, fiabilidad en la compra-venta, poderío y lujo bizantino. En Florencia poder provinciano, aplastante y sombrío por fuera, sofisticado, refinado y enrevesado por dentro. En el Vaticano, la búsqueda del poder espiritual, del control de las almas, del secuestro Divino.
En Roma EL PODER CON MAYUSCULAS, el poder imperial sin grandes defensas, sin grandes murallas, solo con belleza, grandiosidad, amplitud, sin miedo…el enemigo está lejos, Roma es el centro del mundo, dominado por los romanos.
¡ Cómo será el poder de la Roma Imperiale!, que Rosa todavía es romana. Hubo un edicto, que yo sepa, no derogado de Trajano que hizo a los ciudadanos de Hispalis, romanos. Rosa que es de Hispalis, pura cepa,…… “é romana e imperiale”

Un poquito agobiados por la posible falta de material para festejos, trasteamos en el Trastevere. Sin resultados. Seguimos visitándola y nos dirigimos al “Giaccolino”, una de las siete colinas, que te permite ver la ciudad como una maqueta a tus pies. Al llegar a la base de la colina se abrían dos caminos, ascendentes y contrarios, preguntamos por cual se subía y el nota, nos respondió: Probatti…….Valían los dos

Llamamos desde el Giaccolino, con Roma a nuestros pies, a nuestro amigo romano en Madrid: ¡Socorro Andrea!. Estamos en Roma, tu ciudad, en el Giaccolino, la vemos toda,¡ dinos dónde!……. Sorprendido por tan imperiosa llamada, pero presto en su reacción dijo: En “i campi dei fiori””, donde está la estatua de Giordano Bruno. Allí se reúne la basca y é tutti possibile. ¿ Como llegamos?, ¿ por donde?. Con la maqueta a la vista, nos indicó el camino perfectamente.

Llegamos del tirón: Aparcati, guardati li cabezoni y paseillo, en una plaza abarrotá hasta los topes. Marcamos los terrenos y vimos carabinieri aparcati, en esquina bocacalle, y en los medios la estatua de Giordano Bruno sobre tres pedestales llenos de gente sentada y debajo del zapato izquierdo de Giordano, un chaval liando. Del tirón pa él. Nos sentamos a su vera, liamos y entramos en charla, qúe qué bién, jaja, huele bién, pasa pa qui, toma pa llá, que hay que ver Giordano cómo era, (no sabía quien era Bruno), ji ji, ja ja ¿dónde puedo comprar?…Aquí, !bieeeen!. Nos llamamos Rosa y Javier y facciamo un viaggio per tutta la Italia, e..¿cómo é la cosa?. Nos entendimos, nos tomamos unas birras y quedamos para el día siguiente ajustados en peso y liras.

Roma Imperiale, Fontana de Trevi, Plaza de España, Novona, Monumento a Tiberio, villa y jardines bogueses y fiestas, cláxones, banderas y la hostia, el puerto. Al día siguiente, en la misma plaza de las Flores, compramos la biografía de Giordano Bruno en italiano y con una dedicatoria, exaltando al mártir de la veritá, se la regalamos a nuestros amigos, Fabrizzio y Mario, que cumpliendo con su palabra, lo trajeron pesati.
Hablándome ellos de otros productos y no queriendo yo entrar en tonterías, taché de mala a Blancanieves y en simpatía total respondió Fabrizzio”si, é infame”. Hablando de Roma le di un toque al Vaticano y también respondió “si, é infame”, comentando sobre América opinó “L`América é brutta”.

Total, que estupendi con Giordano Bruno y con los romanos y como todo viajero que llega a ella, nos fuimos pensando en volver alguna vez a Roma.

(años después volvimos con nuestras tres nieta, hijas de Diana y Rafa y Luis y Raquel.)

Javier García Pelayo

Javier García Pelayo


E allora NAPOLI. De Roma nos fuimos,(por la “autoestrada circunvesubiana”, donde en la gasolinera nos saludaron diciendonos: Salve!!), al Camping Spartacus en Pompei, en las faldas del Vesubio, donde nos instalamos y visitamos sus ruinas (estas con motivo) y son realmente impresionantes.
https://www.google.es/search…

Javier García Pelayo

Hasta que pasó lo que pasó, gozaban de una calidad de vida asombrosa y refinadísima. Murales y frescos por doquier, mosaicos en los suelos , columnatas, calles estrechísimas y fresquitas, templos, anfiteatro, coliseo, taberna arriba, lupanar abajo (para bajar “roando”), gran mercado central, en fin, calidad de vida en cada casa y en cada rincón. Nosotros, para tratar con respeto su ruina, cuando entrábamos en lo que fue una casa decíamos: !Salve pompeiorum, venimos a admiraros!.
Estuvimos toda la mañana visitándola. El suelo era, todavía, cenizas recogimos algún trozo de ceramica (creo que los ponen a propósito) y Rosa probó, cantando, la magnifica acústica del teatro.

Comimos tempranito y en un tren, nos adentramos en la muy montañosa y romántica Península Sorrentina, en la costa Amalfitana o Amalfitense, llegando a la bellísima villa de Sorrento, que se derrama en cascada por un acantilado, cerrando la maravillosa bahía napolitana.
Un conductor de autobús nos bajó, a nosotros dos solos, gratis y a todo carajo, por estrechísimas y zigzagueantes calles en gran pendiente hasta el puerto, donde prendimos una nave que nos llevó a !CAPRI !. Con el funicular, subimos hasta arriba de la isla, aunque no pudimos llegar, por horarios, a la Villa de Tiberio; pero la visita valió la pena y cuando nos fuimos en el barco, cantamos por supuesto CAPRI SE FINÍ y cuando llegamos de nuevo a Sorrento cantamos, logicamente, TORNA A SURRIENTO. Cuya letra está en una placa en la plaza de la estación

https://www.google.es/search…

https://www.google.es/search…

Javier García Pelayo

Al día siguiente nos fuimos con la moto a Nápoles, y ESO SI QUE ES TRÁFICO ENLOQUECIDO. Nada más entrar, un mercadillo callejero, de piezas de vehículos seguramente robadas. Motos y coches que invadían el viale del tranvía, motos con tres o cuatro personas, familias enteras con la mamma de buen ver, los bambini todos sin casco y conduciendo por donde les da la gana a ellos. Contramano, por las aceras, y mientras tanto los guardias tocándose el pito. !Qué le vamos a hacer!, nos pusimos los primeros, nos convertimos en napolitanos y llegamos a todas partes contramano.


Nápoles es un suave anfiteatro sobre la bahía lleno de historia, con etruscos, romanos, normandos, árabes y españoles (300 años), sin embargo no es un centro de poder; aunque tiene su buena fortaleza en el puerto, parece más un centro de comercio y entendimiento, con la ciudad cayéndose de vieja y llena de callejuelas con ropa tendida de pared a pared. https://www.google.es/search…
La gente se parece a los gaditanos y tor mundo hace lo que le da la gana. Estuvimos por las calles del centro de la ciudad visitando mercados y mercadillos, oyéndolos gritar, esquivando motorinos, bebimos algunos buenos vinos y compramos a precio muy barato, el Cancioniere de Petrarca, La Divina Comedia de Dante, L Guerra Gálica de Julio César, una caja con libros sobre la Canción Napolitana, sus orígenes letras y autores, !ah!, y un libro sobre los spaguettis y la pasta napolitana.
Recorriendo la Avenida de Toledo y sus aledaños donde según nos dijeron viven desde siempre muchos españoles, vimos el cartel de la película TESIS anunciándola para esos días, Rosa interpreta a la madre de la protagonista y se hizo una foto de recuerdo.

Javier García Pelayo Javier García Pelayo

Comimos en la playa, en Santa Lucia, donde conseguimos que un simpático camarero nos cantara la famosa canción SANTA LUCIA: VENITE AL AQUA, AGILE BARQUETA MIA, SANTA LUCIA, SANTA LUCIA…cantaba mientras le seguíamos la letra en el libro.

Después nos paramos en un bello point of view a festejar tanta belleza y encontramos a un grupo de ragazzi,de la edad de nuestro hijo Luis, tocando la guitarra y los tambores. Nos hicimos amigos. Cantamos con ellos casi todas las letras del libro, fumamos, bebimos, nos reímos y viendo que podíamos aprovisionarnos de algo más, hablamos con Huberto que se ofreció a ir por algo, calculando que serían unas 120.000 liras (hace más de 30 años que no damos para que vayan) pero aunque estábamos en Nápoles nos inspiró confianza, dado el buen ambiente que reinaba, le dimos las liras diciéndole: “Huberto…non disturbare la sera….”

Cuando pasó algo mas de 1/2 hora, un poco inquieto ya, le preguntamos a los chicos: ¿ Huberto ritornerá, verdad? y nos dijeron que lo acababan de conocer jajajajajaja.
Huberto era un campeón. Estuvo de vuelta en 40m con buena calidad y pesati.

Nos invitaron a un festival de reggae por la noche en la playa. Antes nos fuimos a Pozzuoli, donde nació Sofía Loren, a 10 Km. de Nápoles y vimos atardecer en ese bello pueblo marinero. Recogimos a los chavales, los invitamos a cenar en un sitio al que nos llevaron donde no puedes pedir, sino que te van poniendo diferentes platos hasta que tu dices !basta!.https://www.google.es/search…
Después estuvimos en la playa, en el festival, y como a las 2 de la mañana y con mucho punto, cogimos la moto y anduvimos derechitos los 70 Km. de Circunvesubiana, que nos separaban del camping.

Javier García Pelayo

A la mañana siguiente desmontamos, cargamos la moto y pasamos el día en Nápoles, comimos la mejor pizza del mundo, en la pizzería Trianón y “nos pegamos” una gran siesta napolitana, tumbados en un parque.https://www.google.es/search… .
Ya por la tarde nos metimos con la moto en un lujoso barco con destino a Palermo, Sicilia.


Navegando la bahía de Nápoles al atardecer, dejando el Vesubio a nuestras espaldas, costeando Capri y la bravísima costa amalfitana, dejamos la península sorrentina a nuestra izquierda y nos adentramos en el mar Tirreno.

Javier García Pelayo n14 viaje italiano 1

Nos habíamos vestido muy italiano años 70. !Viva la bahía de Nápoles y sus contornos!. Fué una bonita experiencia, tras una agradable noche de barco lujoso, al amanecer el sol le daba a Palermo y a sus peladas montañas un aspecto claro y limpio, pero también frío y duro. Ciudad portuaria durita…y además…LA FAMILIA. Total, que salimos acojonados del puerto y meno male que, bordeando sus playas y sin subir esas ásperas montañas, fuimos adentrándonos en la Sicilia amable, mediterránea, con enormes bellezas paisajísticas.

Desayunamos una exquisita bollería en Términi, compramos la prensa donde por supuesto hablaba algo de la mafia, y gritándole !VENDETTA! a todo el que nos hacía una cucamona de tráfico llegamos a CEFALÚ, donde ya se nota la presencia griega, nos gustó mucho el entorno y decidimos aposentarnos y estando ya en los finales de las vacaciones, decidimos ponerle broche de oro, dejar el camping y “tocar el ladrillo” así que nos metimos en un hotel, con unos bungalows desparramados por las lomas de la cala, sobre el mar Tirreno y mirando a poniente. (Sunset guaranted)

La belleza del lugar y el cansancio del viaje (4.000 Km.) per tutta la Italia, unido a la certeza de que intentaremos volver, nos hizo desistir de viajar por toda la isla. Nos quedamos en Cefalú, hicimos compritas turísticas, Rosa vio una señal indicando “Templo de Diana” y, desde luego, fuimos en peregrinación aunque está encalomado en la altísima roca con forma de cráneo, que le da nombre al pueblo que está a sus pies. https://www.google.es/search…

Javier García Pelayo n14 viaje italiano 3

Nos tomamos la subida con mucha calma y en dos o tres horas de mañanita temprana, llegamos al megalítico templo, bien conservado, donde adoramos a la diosa Diana. Disfrutamos de las fantásticas vistas sobre el pueblo y la bahía, repusimos fuerzas con un panini y bebidas, que habíamos previsoramente llevado, festejamos la subida y morados de tanto festejo y satisfechos por haberlo conseguido fuimos bajando poquito a poco y en casi una hora llegamos otra vez al pueblo.

Nos metimos en el internet-point-enoteca: Bacco on line, compramos unas botellas de buen vino siciliano, mandamos algunos e-mails, comimos, bebimos, nos bañamos en la playa del hotel, disfrutamos de los claroscuros de luminosas siestas sicilianas y de las puestas de sol enfrente del bungalow sobre el mar Tirreno, en fin, disfrutamos mucho en Cefelú.

En el último día de nuestra estancia en Italia, salimos temprano hacia CORLEONE (!lo que es el cine!) en el interior de la isla. Pasando montañas y atravesando fértiles valles con paisajes que podían recordar a la zona entre Córdoba y Badajoz. Belleza austera en pueblos y paisajes.

Javier García Pelayo n14 viaje italiano 2

Llegamos sacamos, por puro gusto, mil duros, del Banco en Corleone (única vez en mi vida que cogí el recibo) y visitamos la plaza del Ayuntamiento (cerrado) y la iglesia (cerrada). Tuvimos unas palabritas con el camarero del bar de la plaza y su extraño sentido del humor, lo llamamos al orden seriamente. En fin, son territoriales. En el zaguán de la casa de enfrente, compramos algún recuerdo, a una señora muy mayor. Las dos únicas personas que vimos. https://www.google.es/search…

Moteamos arriba y abajo, el empinado pueblo desierto. Casas y ventanas cerradas. Persianas bajadas. NADIE en la calle. Mosqueado con lo del camarero, grité (¡inconsciente de mi!) repetidas veces, en diferentes calles:¡VENDETTA! ¡VENDETTA! y justo a la salida, yéndonos para Palermo, entraba en el pueblo a carajo sacao un motorista perseguido, muy de lejos, por un lento coche de carabinieri con la sirena ululante. “!Dios mio, me lo temía, enredada en Corleone!”.

Javier García Pelayo n14 viaje italiano 4

Rosa dice que: Tuvimos la suerte de que Giuseppe estuviera dormido y su lupara, también.
Articulo sobre Toto Riina de Corleone http://elpais.com/…/20…/10/30/domingo/1319946756_850215.html


 De vuelta a Palermo buscando dónde aparcar cerca de un restaurante, nos captó el niño camarero más listo y simpático que hemos visto en nuestra vida: !Aquí, aquí!, decía mientras movía uno o dos motorinos para dejarnos sitio: ¿Españoles? !aquí buena pizza!.
Aparcamos y comimos efectivamente muy bien y barato en la terraza de un bar que va a ser seguro una gran universidad para el bambino…….gente durita, amo antipático, cocinero grande y bigotudo que parecía salido de la cocina de un barco pirata, una mujer árabe medio pegándole a su marido queriéndoselo llevar del bar. El marido remolón y borrachuzo, escondiéndose en los amigos que lo “defendían”, riñéndole y gritándole a ella, el dueño del bar y el cocinero que salen a poner orden y consiguen formar, entre todos una verdadera algarabía, mientras el chaval atendía sonriente con prontitud y buena cara a los no muy estupefactos clientes.

En el sur de Italia, Nápoles y Sicilia, la presencia del poder se nota menos en paisajes y edificios, el ambiente está más influenciado por lo popular, el poder está más escondido y en muchos casos es un poder de autodefensa y además tienen el arte de saludar diciendo: !SALVE!.

Dimos unas cuantas vueltas por Palermo, festejamos en un parquecito con un monumento anti-mafia y nos metimos en el duro ambiente portuario para embarcar de regreso vía Valencia. Ya sabíamos que este barco no era de lujo, como los otros, era “di laboro”, pero estábamos citados en alta mar con la luna llena del 5 de Julio y tendríamos buenas vistas, de nuevo, de la costa amalfitana, Capri y de la península sorrentina, así que pertrechados como íbamos, gracias a Huberto y Fabrizzio, nos metimos en un barco lleno de camiones y carga, con camarotes escuetos, ambiente de conductores tunecinos, argelinos, sicilianos…

En el salón, donde nos daban el rancho diario además de tener el primer día un altercado con uno, al que llamé al orden y me llegó a amenazar con el cuchillo de su mesa (yo cogí una silla, como los domadores), pero que depuso su actitud y fue retirado por los camareros y obligado las demás veces a comer en otro turno, hicimos amistad con una pareja de jubilados, él siciliano y ella gallega que en ese momento estaban comiendo con nosotros y se solidarizaron.

Giovanni, era un gran aficionado a la Historia y al debate político. Era simpático, gracioso, afinado en alguna de sus opiniones y divertido en sus expresiones. Pasamos tres días de asueto en el mar, hablando italiano con soltura, fluidez, ignorancia y desparpajo (Rosa si lo había estudiado).

Cumplimos fielmente la cita con la luna llena que,efectivamente, “en el mar rielaba con un color de argenta y azul”. Tuvimos mucho cuidado de no estar solos por “recovecos del barco”, en cubierta siempre estuvimos acompañados y la puerta del camarote la atrancábamos por la noche. Fueron tres noches con dos días muy entretenidos.

Javier García Pelayo

Llegamos a Valencia al mediodía, nos comimos un estupendo arroz a banda en Casa Roberto, pasamos por la venta L’Home donde descansamos dejando caer la tarde y después de saludar a nuestro amigo Chemi, cogimos la Nacional 3 rumbo a Madrid, decididos a poner una arrocería para el otoño….La pusimos y nos buscamos una ruina… Pero eso es otra historia.
!!!ITALIA, TI AMO TUTTI!!! !!!VOLVEREMOS!!!

Javier García Pelayo (1)


Para cerrar esta serie de 14 capítulos ponemos el “recorte” del periódico el Pais donde publicaron un resumen de la boda y nos regalaron libros de viaje
Tambien una foto de la 1ª boda en Chipiona en 1974
El vídeo de la boda en las Vegas está en otro post (no pude ponerlo todo junto)
Agradecer a todo el mundo que ha seguido amablemente este relato.
Un abrazo de Rosa Avila y mio

 Javier Garcia-PelayoJavier Garcia-Pelayo


Mañana van a cumplir 41 años que nos casamos en Chipiona

26.07.2015

Llevábamos ya 4 años viviendo juntos, primero en Sevilla, donde organicé algunas fiestas de hornacina con Smash, Gong, Los Lentos, los Canarios y otros.

Viajé por todas las capitales andaluzas y otras (1 semana en cada) vendiendo enciclopedias. En Murcia le vendí la enciclopedia técnica de la venta a los vendedores del circulo de lectores. (tocando techo jajajajaja)

Vi un anuncio en el ABC que pedía Artistas. Fui a venderles los míos y era la oficina de un “clásico” representante artístico, de Sevilla. D. Miguel “el sordo”.

Allí coincidí con Jose Luis Fernandez de Cordoba, que estaba vendiéndole atracciones de cabaret y que programaba D. Felipe discoteca con buen escenario. Nos caímos bien, me compró una gala para los Tormentos y los Smash.

Como conseguí cobrarle (a el) antes de que actuaran(orden tajante de Julio Matito) y el desarrollo fue muy profesional, le gustó y se hizo cargo de los dos grupos. Moviendo a Smash en su ultima época y convirtiendo a los Tormentos en THE STORM. Empezando yo a trabajar y viajar con él, combinando la venta de enciclopedias con la de artistas.

Nos vinimos a vivir a Madrid. Eramos, los dos, menores de edad.(20-18).
En una reunión, les comunicamos a las familias que nos casaríamos cuando yo cumpliera 23 años y perdiera mi paga de 10.000 pts por huérfano de militar.
Lo aceptaron, sin darnos permiso escrito, estando sin defensa ante cualquier posible “encuentro” con las autoridades.

Empezamos a vender enciclopedias en ingles (47.000 pts) con el Sr. del Aguila autentico preparador de vendedores. Fui el nº 1 el tiempo que estuve.( 25 en tres meses). En la selección me pidió que me pelara y “pasé por la peluquería”.
(Pinchar fotos)
Alquilamos una fría casa, con 3.000m2 de terreno, para dedicarnos a la cría de boxers. Fracaso total. El invierno mas frío de nuestra vida (pinchar fotos)

Con Manolito Diaz, organizamos algunos conciertos en colegios mayores (muy activos en esa época)
Con Luis Cobos “Manglis”, hicimos una matinal que tenia firmada para Gong en el San Pol y el había hecho el single
producimos con Gonzalo los singles de

Tessy

 

y Mane

y Lucas, un rumbero del barrio de Santa Cruz que las cantaba en ingles.
Grabó, ligó con una turista y desapareció con ella. “Hallo Jenny” se llamaba la rumbita

Cuando Gonzalo y Antonio estaban formando el equipo, para hacer Radio Popular en FM. pensé que podía hacer yo. Comprendí, rápidamente que nada.
Observé las discusiones, amigables, entre ellos sobre la calidad de músicos y músicas y se me ocurrió, que convocando a los oyentes a poner sus propios discos, podría reproducir esa controversia en el micro.
Cuando no hubiese quien viniese pondría Rollings, que con eso no me equivocaba.
El programa se llamaría “Micro Abierto”
Sintonia de Rollings y dos chavales, por programa. Ponían canciones, alternativamente. Les preguntaba porque ese artista, esa canción.
Fue cantera de locutores.
Había tan buen rollito que yo, a veces, no iba y hacían ellos el programa.
La idea era que cada chaval estuviera un máximo de tres días. No la seguimos. Hubo varios que, por que tenían discos y conocimiento, se quedaban “ad libitum”.
Varios hubo que siguieron, después, una brillante carrera(en activo alguna), otros que soltaron lengua y los demás nos lo pasamos bastante bien.

Javier García Pelayo

___________________________________________________________________________

Hoy se cumplen 41 años que nos casamos en Chipiona

27.07.2015

Era una época, en Madrid, en la que nos mudábamos con facilidad. Valía un taxi.
Nos fuimos a una Feria de Sevilla y nos quedamos casi dos años.

Angel Berral, en su taller de la c/ Pureza, me regaló un buen boxer, que se llamó chaco porque era chato y chico. Era un buen colega, que nos acompañó muchos años.

Ahí llegó el mes de Julio y cuando cobré la ultima paga y vimos que mi cumpleaños caía en Martes, adelantamos la fecha de la boda, al Sabado 27 de Julio de 1.974
Por razones familiares la boda era a las 10 am.

Nos levantamos temprano, nos preparamos y nos “vestimos de novios”.

Saqué a chaco al paseo mañanero y se fue corriendo detrás de una pelota. Bajó a la playa de regla, todavía no muy llena, pero con varias pelotas volando. Las pinchó una tras otra, con mucha habilidad, persistencia y absoluta dedicación. Inapropiadamente vestido y con botas altas, lo perseguí por media playa, pagando pelotas a 100 pts y dejando a varios niños semitraumatizados.

Llegamos a la plaza de la iglesia (y del ayuntamiento) casi dos horas tarde y el único aparcamiento estaba ocupado por una airosa mobilette, puesta en todo el medio. Paro, la aparto, aparco y viene un municipal gritándome que volviera a ponerla en “su sitio”, le explico la situación (evidente por el numero de gente que nos esperaba allí). Me dice que lo hago o al calabozo. No me lo creía, pero menos mal que vino mi hermano Jaime y se hizo cargo del municipal, el coche y la mobilette.

La boda quedó, (como las vuestras), muy bonita y entrañable. Las fotos y el libro de familia nos facilitaron sucesivos alquileres de casas así como su carencia nos lo había dificultado anteriormente. Como curiosidad, es de las pocas bodas que Gonzalo ha asistido, creo.

Cumplidos los ritos y festejos familiares, por la noche lo festejamos con los amigos, en la discoteca April de Rota donde solían tocar todos mis grupos y donde mi amigo Alexis Ruiz, el dueño, nos invitó a una suite en el hotel. Después nos fuimos al hotel Jerez y a la corrida del Arte, con Curro Romero y Rafael de Paula. La vimos en barrera.

Inmediatamente empecé una gira con MAGMA, grupo medio “sinfonico siniestrin” cuyo descubridor había sido Gorgio Gomelsky (descubridor de los rolling), al cual Gonzalo había conocido en un reciente viaje.
Figueras. Suspendido.
Valencia. Suspendido.
Ibiza. Habilidoso acuerdo, de Eduardo, para compartir cartel con Small Faces. Se salvó la gala.

Todo rodó bastante rápido. A principios de año nos vinimos a Madrid. Alquilamos un chalecito en Pozuelo.
Gonzalo estaba empezando la serie Gong y empecé a moverme, aunque no recuerdo en que orden, con Granada (ya había hecho algo con Skorpis), Gualberto, Burning, Tilburi, Hilario Camacho, en su disco metió coros Rosa Avila, también en el de Viva el Rollo. Todos irían al festival de Burgos que hicimos ese año

Con Fernandez de Cordoba, viajé mucho con el y con los Storm que los tenia muy arriba y programaba una discoteca en Burgos donde actuaron los Bravos con Jesús de la Rosa de cantante. Charlamos y me contó lo que estaba haciendo con Tele y Eduardo. Quedamos en vernos. A la semana siguiente actuó Gazpacho con Tele, que se vino conmigo hasta Madrid y hablamos del proyecto y la situación. Al dejarlo en la casa que compartía con Eduardo oímos los tres el single y la maqueta. Lo vi claro. Me dieron copia, se la presenté a Gonzalo.

Empezaron a ensayar en el garaje de casa y durante un tiempo convivimos allí las familias excepto Jesús que venia a ensayar. Vinieron Lole y Manuel, con idea de probar una posible incorporación y formar Triana con los 5. No cuajó, pero en un bonito momento entre Tele y Manuel compusieron TODO ES DE COLOR.

Triana ensayaron sus tres primeros LPs en el garaje de la calle Mallorca nº 10 (hoy no existe) en Pozuelo.

Fue un año muy fecundo. Nosotros tuvimos a nuestra hija Diana y poco después nacieron Maria y Eduardo (de Tele y Eduardo) y algo mas tarde Ramiro (de Jesus)
Tambien se editó el 1º disco con el nombre de TRIANA en la portada y que el publico ha llamado El Patio. De eso hacen 40 años

Javier García Pelayo

Javier García Pelayo
Tres hermanos me llevan Ramon, Jorge y Gonzalo Garcia Pelayo
Javier García Pelayo
En Scala con Jose luis Fernandez de Cordoba, Jhon Cambell y Singelton. Recogiendo un premio ellos
Javier García Pelayo
Bautizo de Diana García-Pelayo algo mas de un año después de la boda ¡Con la misma ropa!
Javier García Pelayo
De izquierda a derecha. Samy Rodriguez.( Pirata Rdy )Diana Garcia-Pelayo. Jefry Palacios. Abajo. Eduardo Rodriguez.(vecinita) y Maria Palacios
Javier García Pelayo
1º cumpleaños de Diana García-Pelayo Rosa Avila, Maria Palacios( en la sillita) Eduardo., jesus, Mar (mujer de Eduardo). Abajo Diana, Jefry y Samy de espaldas
Javier García Pelayo
1ª carta comercial (a representantes de zona, Ayuntamientos y Discotecas) En su anverso. Organizacion con horarios y cachés, del 1º festival en Vista alegre

Cumpleaños:Yo, cuando más he triunfado ha sido de gorila y ahora mismo que, tu, me lees.La vez más aburrida fue de…

Publicado por Javier Garcia-Pelayo en Miércoles, 29 de julio de 2015


Poker, vida y moral…..

Javier Poker vida y moral

Cruel situación cuando lo improbable se acumula, se derrama en tu contra…una y otra vez.
¿Hay que corromperse cuando ves que con las que vas(lo que haces) pierdes, y con lo que no has ido(no has hecho), habrías ganado?. ¿Doy una cojetá y trinco?.¿Qué nivel de corrupción es necesario en la vida y en el juego?.¿Cuando?. ¿Cómo?.Incluso ¿Por qué?.

En el más antiguo tratado moral de la humanidad: El Mahabarata, toda la acción se dispara por una partida de dados, donde el héroe Yudhisthira, ejemplo de rectitud moral, al ser de una casta que no puede rehuir envites, retos o desafíos, cae en las garras del desalmado Duryodhana, que le va ganando(con dados trucados), una y otra vez sus posesiones, reino, hermanos, mujer y por fin, promesa de retirada a los bosques en condiciones y tiempos duramente estipulados.

Tras, bellos, largos y profundos dimes y diretes, todo desemboca en una tremenda batalla entre el bien y el mal: El Badavadghita, donde el Dios Krisna(similar a Dionisio y Jesús), viene en ayuda del bien y donde, de una manera improbable y fatídica, parece que el mal va a prevalecer. Entonces, cada héroe del bien con todos sus poderes provenientes de renuncias y austeridades ya gastados, tiene que hacer algo no deseado para poder ganar una última batalla personal contra su homologo del mal. Todos se deprimen por haberse corrompido y por fin, cuando aun asi la batalla se puede perder, Krisna, que no debía entrar en combate, entra en lucha, gasta sus poderosos y numerosos Astras de poder, y al final, porque considera que tiene que vencer por encima de todo, da una cojetá, se corrompe, hace un truco no deseado y después de un enorme holocausto casi general, vencen los buenos.

Y pensar que todo habría sido diferente si Yudhisthira( aqui si vale decir:Con toas sus castas) no hubiese hecho el primo y hubiera conocido y aplicado el “correctly poker” (sistema Pelayo) , no habría entrado al trapo y la historia sería otra, incluso no habría Historia.

El sistema moral de comportamiento y adaptación a tu situación espacio temporal, que es el correctly, sí aguanta “per se”, la máxima pureza. Puedes seguirlo a rajatabla, y con sus renuncias y austeridades, depura la actividad hasta hacerla pura entelequia, pura abstracción, que te permite navegar por un fluir de números, colores y cifras, que suben y bajan en un continuo devenir, ordenado sólo por el más caprichoso de lo acasos, que aparece en oleadas de verdes pantallas.

Ante la belleza irracional del triunfo de lo improbable, es reconfortante la fé en la armonía de lo probable, que es condición indispensable. Para llegar a Ser, lo primordial es ser probable. Hay materia que es y que no es, que está y no está todo al mismo tiempo. El principio de incertidumbre nos dice que el punto de vista influye y que incluso mirar o no mirar cambia la existencia o no de lo mirado…….¿Están hablando de la Suerte, del Acaso?…..¿de si esa armonía te es favorable o no, si ese hecho improbable te hunde o no?.

¿jugará Dios a los dados, Dtor.Einstein?
!Qué dolor de ese color fuera de ódds!
!Qué dolor ser en el flop ganador y en el river perdedor!.

Y sin embargo, qué belleza que lo improbable tenga su oportunidad y quizás sea el eje del movimiento cósmico y del “Big Bang”. La armonía total es Parmenides, el no movimiento.Es lo improbable lo que dispara la acción, tira de la evolución y del” todo se mueve” de Heráclito.

Así, en esta lucha entre lo probable y lo menos probable, que es la vida, el ser humano lleva todo el pasado tratando de preveer el futuro, siendo la burguesía, emergente desde el siglo XIII, la clase social que mejor ha sabido desarrollar sistemas de previsión de riesgos y/o beneficios, todo a través de esa columna vertebral de las relaciones sociales y políticas que es el Mercado, hábitat natural del burgués y excelente mecanismo de cálculo de probabilidades.

Así mismo, es el mercado y sus reglas lo que inspira la estrategia del “correctly poker” (sistema Pelayo).
Se busca la armonía rentable de lo probable y se prevee el alto precio de lo improbable, ya sea en contra, o a favor.

Manejar bien la relación de la cantidad a invertir(posteo), proporcionalmente con las probabilidades de éxito(outs que uno y los demás tienen) y expectativa de beneficios(pot), es la clave del triunfo de una empresa sea ésta una S.L., una peripecia vital o una mano de poker.

Y en esa relación proporcional que el sistema maneja, están las respuestas.¿El nivel?: Va de acorde con el % de concurrencia, siendo el máximo el “family pot” ó “rio revuelto”.¿Cuando?:Cuando haya menester.¿Como?:Midiendo ódds, outs y sus relaciones proporcionales.Y¿por que?: Porque quieres ganar.

SUERTE
Javier Garcia-Pelayo

sitema de Gonzalo Garcia Pelayo


Depuración del Juego

Cuando, en el Mahabaratha, el sabio Vidura le explica al
angustiado, insomne, desolado y muy acojonado Dhritarashtra  los secretos de la vida, lo hace en términos de normas de conducta. Según el sabio, los diferentes secretos son lo que hoy día, miles de años de cultura después, llamamos SABER COMPORTARSE en la vida y le explica al ignorante una, muy bien tabulada, lista de
comportamientos  correctos e incorrectos, que desde entonces alumbra a la humanidad y encabeza todas las grandes religiones.

Cuando se infringen las normas sociales se esta cometiendo pecados que pueden ser veniales, mortales, e incluso delitos penales. Cuando se incumplen las normas de un sistema de juego de poker se pierde sólo dinero de ahí el carácter liberador que tienen los juegos donde las normas sociales se pueden romper. Sin embargo si se quiere ganar habrá que observar, además de las reglas internas del juego, las
estrategias y normas del sistema que utilices en ese juego, de ahí el carácter educativo que tienen  y la categoría de norma moral que puede tener el sistema practicado.

En el poker los errores y los aciertos de conducta se pagan o se cobran en dinero, en cash, con lo cual el principio moralista de recompensa y/o castigo es automático así que un buen sistema (pelayos) de juego que te acostumbre a seguir sus normas ganadoras, se convierte poco a poco en una terapia conductivista, en una forja
del carácter, donde las virtudes de paciencia, humildad y austeridad en el análisis y renuncia a discusiones,  que  han ayudado a ganar en el juego  ayudaran a armonizar la vida de forma exitosa. Esto, Vidura, le explica al ignorante, sólo es posible desde la renuncia a cualquier deseo personal  buscando sólo la perfecta aplicación de la norma sin esperar ni importar resultados, con desapego, practicando
austeridades tu alma se hace grande y la armonía se empieza a sentir en el fluido vital.

Pues bien practicando austeridades en la valoración de tu jugada y sus kickers y muchas renuncias (fold). El juego saldrá depurado y con mucha fuerza y los resultados, que no te deben de importar, serán satisfactorios para el director de tu banco. Que a él si le importan. Que así sea.

___________________________________________________________________________

JUGUEMOS QUE ES LA VIDA

         Es sabido que todos los juegos, tanto infantiles como, sobre todo, adultos son simbólicos y tienen relación con actividades humanas. Los juegos tienen mas o menos éxito dependiendo del tipo de sociedad, costumbres y actividades que estén mas en uso en ése momento.

Básicamente hay dos tipos de juegos: individuales y de equipo. Entre los de equipo los de más éxito son Fútbol, Baloncesto etc. Son juegos propios de la Revolución Industrial, de cuando los humanos se reunieron en equipos (fábricas) para, siguiendo una estrategia, llevar a cabo unos objetivos de producción, contando siempre con la competencia de otros equipos (fábricas).

Al principio se valoraban los juegos de fortaleza, destreza, y velocidad (olimpiadas), por la  relación entre las cualidades físicas y  la supervivencia.

Siempre existieron juegos de azar propios de soldados de fortuna, que se jugaban la vida y la hacienda  en cada envite. Eran con monedas, dados, tabillas…cartas donde solo el azar puro conseguía el objetivo, que solía ser el valor más alto o la máxima cercanía a él (cara o cruz, carta más alta,7 1/2 o similares).

La ruleta es puro azar y devenir de la bola, como en la bolsa mercantil es el devenir y las tendencias.

Con los primeros reinos ó imperios nos llega el gran juego, que refleja a toda la sociedad en su conjunto: el ajedrez, juego de creación de sociedades en pugna con otras.

En tiempos modernos, con la burguesía como clase emergente, se multiplican y popularizan los juegos de mesa, nuevos ó ya existentes, (parchís, oca, billar, bridge, pinacle etc.) juegos más o menos competitivos, pero de puro entretenimiento, con componentes de ingenio personal, estrategias y azar.

Es en un mundo liberal, democrático, competitivo, nuevo, fronterizo y en permanente cambio, donde la palabra dicha y el comportamiento personal son la única garantía de credibilidad é incluso de vida, donde se desarrolla el Poker, que es fiel reflejo de esa forma de vida, sin pasado solo con presente y algunos odds para el futuro. Cualquiera puede puntualmente ganar, no es como el ajedrez o el billar donde nunca  ganarás al numero 1. En el poker con las cartas adecuadas le ganas al campeón del mundo. El Poker es una representación escénica de la competencia individual basada en la palabra, sostenida por el dinero de la apuesta y realizada mediante las cartas y sus combinaciones reglamentarias. Por eso cada jugador se comporta de  manera esencial, se marcan los rasgos esenciales de la personalidad de cada uno. Siendo así que se ven todo tipo de formas de juego-vida están los alocados, bocazas, tímidos, agresivos, cobardes, valientes, reflexivos, “primos”, serios… en fin toda la gama humana de comportamientos donde, incluso, cada uno puede pasar por diversas etapas. Como en la vida misma.

De manera que tanto en las relaciones sociales como en el poker al final siempre está la vieja lucha de la escalera (clase ascendente) contra la trucha (acomodados).

Siempre han existido estrategas de la guerra, la vida y los juegos. Teóricos, entrenadores que observando las reglas y las capacidades, crean una estrategia ganadora. En “lospelayos” tenemos a Gonzalo que, dirigiendo un equipo, ha desarrollado una estrategia, una forma de juego que va en función de la mesa, el sitio que ocupes en ella y las cartas dadas, esas combinaciones producen unos odds que te marcan cual debe ser tu comportamiento responsable. Esta estrategia, siendo aplicable al juego, lo es también para la vida. El “sistema” se convierte así en un código moral de conducta, en un “camino de perfección” moral donde el análisis de la realidad que te circunda y de tus capacidades actuales te va marcando la respuesta vital a la situación planteada, enseñándote paciencia, humildad, resolución, firmeza, flexibilidad, precaución, valentía,  toda una serie de virtudes y cualidades humanas dignas de ser desarrolladas para una estrategia vital de éxito.

 En ninguno de los muchos ejercicios espirituales que hice con los jesuitas se llegó ni a la mitad de abstracción moral que en las clases de revisión de jugadas que hago los domingos con Gonzalo, que son como el juicio final porque el “poker traker” te muestra inexorablemente todos tus “pecados”, tus faltas de comportamiento, que la mayor parte de las veces te han costado dinero, pero incluso si has ganado la mano jugando mal……perderás. Lo cual obliga a tener seriedad en el juego, seriedad en la vida. Seriedad que es tener rigor en el análisis y sobre todo en la posterior aplicación de la estrategia adoptada, que tiene que ver con la actitud social en la mesa o en la vida que como es un juego, para hacernos felices, debe ser distendida, alegre y confiada en que el eterno devenir nos concederá los odds suficientes para seguir jugando, viviendo y, con buena estrategia, muchas veces ganando.

__________________________________________________________________________

Estoy pensando (querido facebook, ya que me preguntas):

En la futilidad de los sentimientos, apreciaciones, admiraciones y cariños.
El Domingo de Ramos, Se Le abren las puertas de la ciudad y de los corazones (¡¡Aleluya!!). Ha hecho Milagros, curaciones, resurrecciones, alimentado cuerpos y almas, derramado Amor.

Al poco tiempo, Será juzgado, condenado y crucificado……….
….Ningún resucitado, ningún leproso curado, ni siquiera el centurión al que le repone la oreja (bien puesta)….Nadie se opone a esa condena. Mundo cruel y mezquino, ese…

Me voy a preparar el homenaje a mi amigo Moncho, que en Gloria esté.
Alabado Sea, porque un día comprenderemos

Vivir en Gonzalo

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies