Entonces Gonzalo sería Gaudí…

Gonzalo García Pelayo 02.02.2014

Vicente Monroy y Gonzalo Garcia Pelayos en el rodaje de Niñas

Babs Johnson, ahora Vicente Monroy, que será arquitecto y cineasta pronto me envía este maravilloso (al menos para mí) comentario:
Siempre me ha sorprendido una cosa que se da en la cultura española, y es una especie de disincronía con respecto al resto de Europa. Lo explico siempre a través de un ejemplo del que me hizo darme cuenta el profesor Carlos Sambricio en clase de Historia de la Arquitectura: el Escorial. El Escorial no es, lógicamente, el paradigma de lo renacentista, ni del orden ni del equilibrio ni de nada (esos paradigmas están en Italia, creo, o lo mismo son un mito), pero es mucho más hermoso que todo eso por haber accedido a un grado ajeno al tiempo, a una estética del anacronismo que tiene que ver con las influencias de los árabes, con el calor, con el secarral donde se impone y otro montón de extrañas casualidades. Extendido a nuestro cine, siempre ha sido así: figuras extrañas, solitarias como objetos misteriosos son el equivalente español a las olas y nuevas olas gregarias en el resto de Europa.
Hoy estamos de suerte. Sobre una de esas figuras misteriosas, Gonzalo Garcia Pelayo, empieza un ciclo en el Cine Doré. Durante algo más de una semana vamos a tener una oportunidad única de acercarnos a una de esas figuras ajenas al tiempo, capaz de acceder a un cruce de influencias que no tiene nada que ver con un movimiento grupal preciso. Su lugar es uno extraño entre la cultura popular, el pensamiento trascendente y una extraña influencia de la modernidad. Superponiéndolos, escapa de la sincronía europea de las nuevas olas. Y vuelvo a hacer una equivalencia arquitectónica: podríamos comparar, por ejemplo, a Juan Antonio Bardem con Secundino Zuazo, con esa fórmula rigurosa y racional de diseño. Entonces Gonzalo sería Gaudí, una fuerza viva de la iconografía, imposible de colocar en su tiempo o en cualquier otro porque se ha enfrentado, que diría Warburg, “a la marea del tiempo”.
Hoy a las 17,30, Manuela.

(Gracias Babs)