Análisis de una ruleta

Analisis de Juego de Gonzalo García Pelayo

Un amigo de internet, Javier, me envía un detallado análisis de una ruleta que está cortejando. (Invito a leer el siguiente rollazo sólo al personal muy interesado en el tema): A la izquierda en vertical están los números del rulo a partir del 0 en el sentido de las agujas del reloj. Como la cantidad de bolas analizadas son 64.769 cada uno de los 37 números deben haber salido 1.750 veces. En la siguiente columna vemos las veces que han salido realmente (1.924 veces salió el 18 que es el líder) seguida de la columna importante que es el resultado de cada número. Así vemos que el peor número de esa mesa, el 6, arrastra una ruina de 181 plenos menos de los necesarios para empatar, mientras que nuestro bendito 18 gana 124 plenos por encima del empate (calculad que el pleno está pagado por 36, es decir jugando a 10 euros ese número daría una ganancia de 124*36*10=44.640 euros).
A la derecha se ven buenos gráficos de estas cantidades.
La ruleta tiene una tendencia clara y es imposible que la zona que va desde el 22 al 28 (los cinco números 22, 18, 29, 7, 28) hayan salido tanto por simple suerte ya que la suma de positivos (todos los que están en negro) da 620 muy alejado de lo máximo que la suerte permite que es entre 318 y 295 positivos (abajo a la derecha del todo) para esa cantidad de bolas y que es lo que definimos como límite duro que también se puede medir si realizamos un test de Chi cuadrado que nos da, efectivamente, que el porcentaje de azar en estos resultados es 0, completamente nulo. Podemos estar seguros que esa zona seguirá saliendo por encima de la media y seguirá arrojando resultados.
¿Dónde está esa ruleta (yo la llamaría Caja de Ahorros)? Solo Javier lo sabe, como es natural. Es su tesoro.
Los que están muy despistados son los fabricantes porque desconocen los fallos de su máquina y que además hay un número como el 29, favorito para los jugadores del mundo entero, que está entre los muy buenos. Ese número les va a hacer disminuir sus ganancias incluso con jugadores aficionados que no sean tan expertos como Javier que me cuenta que todo esto lo aprendió leyendo el anexo dedicado a la ruleta de “La fabulosa historia de los Pelayos”.